El Cronista Comercial

Hot Sale 2020: cuándo es y qué expectativas hay para el evento de venta online

Las proyecciones estiman un incremento de la demanda en categorías como indumentaria, cosmética y alimentos y bebidas, pero una caída de entre el 40% y el 70% en los rubros de mayor facturación, como viajes, electrodomésticos y electrónica.

Hot Sale 2020: por la cuarentena, se esperan más ventas de indumentaria, alimentos y bebidas pero, también, caídas fuertes en pasajes y electrónica

Las expectativas para la séptima edición del Hot Sale son alentadoras. El evento de promociones online, que organiza la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) desde 2014 y cuenta con la participación de empresas socias de distintas industrias, se llevará a cabo entre el 6 y el 8 de julio.

La Cámara se ilusiona con un mayor volumen de ventas en comparación al del año pasado, potenciado por un aumento de la demanda online, producto del creciente número de compradores por Internet y los cambios de hábitos por la cuarentena.

"Estimamos que será un buen evento, con un balance positivo. El comercio electrónico se desarrolla sostenidamente en el país desde antes de la pandemia", anticipa Gustavo Sambucetti, director Institucional de la CACE. 

Vacaciones 2021: con descuentos del 45% y cuotas, Brasil y el Caribe son los destinos que ya compran los argentinos

Ante las restricciones del mercado cambiario, los argentinos siguen encontrando en los viajes la forma de dolarizarse. En ese sentido, en la balanza, pesa más la brecha cambiaria entre el tipo de cambio oficial -impuesto solidario incluido- y los otros mercados legales, que las prohibiciones y riesgos que aparejó la pandemia de coronavirus.

El año pasado, el Hot Sale movió $ 8152 millones, un 35% más que los $ 6170 millones que recaudó en 2018, según la CACE. La suba estuvo por debajo del aumento de la inflación: se vendieron 3,5 millones de productos, con un tícket promedio de $ 4094, contra los $ 3150 de 2018, apenas un 30% más.

Mirá también

El Gobierno anticipó que los vuelos no vuelven el 1º de septiembre y puso en duda a El Palomar

El ministro de Transporte, Mario Meoni, dijo en un encuentro virtual que espera que los vuelos puedan reiniciarse en los próximos 60 días, en virtud de evaluación de las autoridades sanitarias sobre la pandemia. Además, volvió a insistir que "tener tres aeropuertos en Buenos Aires no es razonable". Así, sembró más incertidumbre sobre la continuidad de la terminal de El Palomar
Por NURIA REBÓN

Con la cuarentena, el comercio electrónico cobró impulso. El aislamiento obligatorio hizo que más gente se volcara a la compra virtual: el 30% de los usuarios actuales de e-commerce son primerizos, según datos de la consultora Kantar. Así, se registró un crecimiento inusitado en este período. Sólo en el primer mes de confinamiento, se alcanzó una suba de la facturación (un 84%) por encima del porcentaje de incremento obtenido en todo 2019 (un 76%).

Teniendo en cuenta esta tendencia, y considerando que el festival de descuentos online se realizará a comienzo de mes, cuando muchos trabajadores habrán percibido el cobro de sueldo y posiblemente, algunos, también del aguinaldo, se espera una alta demanda, aunque la performance de ventas no será la misma para todas las industrias. Sambucetti aclara que la evaluación deberá hacerse de acuerdo al rubro, ya que categorías como turismo y electro se verán afectadas, con hasta un 70% menos de las ventas habituales.

"Es una situación especial, con realidades distintas por rubro. Viajes y electro, los dos segmentos de mayor facturación y con un buen desempeño por fuera del Hot Sale, posiblemente no alcanzarán la misma cantidad de ventas que el año pasado, dada la coyuntura, aunque participará el mismo número de empresas que en 2019", adelanta.  

La proyección de las compañías referentes de la industria está en línea con la de la CACE. Pese a las agresivas ofertas que idearon, ya saben que no será un buen Hot Sale para ellas. "Aunque tenemos tarifas a precios increíbles, condiciones de flexibilidad a largo plazo y ausencia de penalidad en cambios, esperamos un 40% menos de ventas que en el evento de 2019. Igualmente, cualquier acción que nos saque de la 'venta negativa' en la que estamos sumergidos (es decir, un nivel de reprogramaciones y cancelaciones mayor al de ventas) nos ayuda a salir de este estado crítico", comenta Cristian Adamo, CEO de Avantrip.

La facturación de TurismoCity se encuentra un 85% por debajo que la del mismo mes del año pasado y la agencia prevé que en el Hot Sale venderá apenas un 30% de lo que comercializó en el de 2019. "Junio creció un 50% respecto de mayo, pero estamos lejos de una recuperación. Es una demanda orgánica, no realizamos campañas de marketing porque no resulta rentable y la situación financiera es delicada", asegura Julian Gurfinkiel, cofundador de la firma, y añade: "Las oportunidades están en los viajes al exterior, aunque cerramos acuerdos con hoteles nacionales para impulsar las escapadas por el país. Habrá alojamientos y vuelos con 50% off".   

"Nuestras proyecciones son positivas, ya que hay indicios de una reactivación de la demanda y las búsquedas aumentaron en las últimas semanas. Hay un interés por mirar el día después de la pandemia y pensar en las vacaciones de verano", dice Paula Cristi, gerente General de Despegar para la Argentina y Uruguay, aunque agrega: "Está claro que no estamos en un contexto como otros, en los que solíamos observar cómo se duplicaban los volúmenes de ventas en este tipo de eventos. El impacto de la pandemia es evidente en la economía de todos". 

En tanto, a diferencia de las de turismo, las empresas de electro se preparan para una mayor demanda, sobre todo de equipos tecnológicos por el teletrabajo, aunque con un desafío adicional: la escasez de stock de artículos importados y de origen nacional. "Las ventas estarán concentradas en informática, notebooks y celulares especialmente, pero algunas compañías ya informaron que habrá una falta de productos y, en consecuencia, podría existir una caída de las ventas", argumenta Sambucetti.

Desde uno de los mayores retailers del país, señalan que el principal reto es la falta de stock. "No esperamos un aluvión de ventas, creemos que el resultado estará en sintonía con el del CyberMonday pasado. Tememos que haya una sobredemanda de algunos artículos que nuestra oferta no pueda abastecer. En esos casos, podría llegar a haber un descenso de las ventas en el orden del 30%. Habrá rebajas, pero estarán focalizadas en los artículos que no tienen problemas de stock", comenta un ejecutivo de la cadena.

"Sacando estas dos categorías, creemos que se registrará un crecimiento tanto en unidades como en facturación, por ejemplo en indumentaria, que sumó 40 marcas este año; al igual que cosmética, también con una mayor cantidad de brands (pasó de 39 a 54), y alimentos y bebidas", analiza el directivo de la CACE, y afirma que en total son más de 130 las empresas que se sumaron a esta edición.  

De esta manera, habría una transferencia del consumo a productos esenciales, un fenómeno que se observa desde antes del brote del virus, cuando cada vez más usuarios compraban de forma virtual artículos de primera necesidad.

En cuanto al público, para la entidad, este evento será distinto en términos de participación. "Seguramente, habrá más transacciones por parte de compradores que se incorporaron al comercio electrónico recientemente. Esta es una diferencia con respecto a anteriores ediciones, donde siempre compraban más o menos los mismos consumidores. En lo que va de la cuarentena, incursionaron nuevos usuarios, que esperamos que participen del Hot Sale", concluye Sambucetti.

Shopping