El Cronista Comercial
VIERNES 19/07/2019

Hernán Dietrich: “El primer semestre de este año será similar a la segunda mitad de 2018”

Aunque los pálpitos del sector automotriz para 2019 son poco alentadores, el grupo concesionario Dietrich se muestra optimista de cara a los próximos meses. Con más de 50 años en la industria local, la compañía que preside el hermano del ministro de Transporte apuesta por consolidar la diversificación del negocio como estrategia a largo plazo.

Hernán Dietrich: “El primer semestre de este año será similar a la segunda mitad de 2018”

En la antesala a la debacle de 2001, Grupo Dietrich tomó conciencia de que los cimbronazos que ponían en jaque al país podían acabar con su negocio. Ante este escenario, la empresa familiar diversificó su oferta y sumó a su portfolio de productos “soluciones de movilidad”. Hoy, sin perder la esencia que la caracteriza hace más de 50 años, la firma que lidera Hernán Dietrich, hermano del ministro de Transporte de la Nación, sigue abocada a la venta de automóviles de Volkswagen y Ford mediante sus concesionarios, aunque también se enfoca en la consolidación del camino que empezó a allanar en la década pasada.

El récord en las ventas que el mercado alcanzó a comienzos de 2018, y la ilusión de llegar a la meta del millón de unidades comercializadas a fin de año, reavivó las expectativas del grupo. Pero con la posterior caída de los patentamientos, se diluyeron las proyecciones que la compañía había realizado para el año que quedó atrás. La suba en la cotización del dólar, la elevada inflación y las altas tasas de interés, que obstaculizan la capacidad de financiamiento, repercutieron en los resultados financieros.

Según su último estado contable, condensado al 30 de septiembre pasado, la venta de vehículos con planes de ahorro se contrajo un 35,5%: pasó de 2028 unidades en 2017 a 1309 en 2018. Por su parte, la venta corporativa y de 0 kilómetros siguen siendo su fuerte, pese a que la primera se redujo un 13,28% (de 723 a 627 unidades) y la segunda lo hizo un 0,4%. La demanda de autos usados también disminuyó un 87,9%.

Sin embargo, la firma asegura que realizó un “importante trabajo en la estructura de los costos fijos para lograr la eficiencia”. Esto le permitió subir la facturación interanual un 8% (aumentó de $ 2081 millones a $ 2246 millones), con una mejora en el margen bruto en contraste con 2017: pasó de 13,2% a 14,9%.

Aunque su CEO reconoce que el mercado seguirá cayendo y persistirá un gran volumen de unidades congeladas en stock, mantiene el optimismo y confía en el crecimiento de las demás unidades de negocio.

–¿Cómo califica la performance de la compañía en 2018?

–Para analizar el desempeño de 2018, es necesario realizar una diferenciación de sus distintas unidades. En cuanto al negocio tradicional, el año se dividió en dos. Por un lado, observamos cifras positivas en los primeros meses, mientras que en los siguientes hubo una marcada caída.

–¿Cómo fue la decisión de diversificar el negocio?

–Antes del 2001, empezamos a notar una complejidad en el negocio de la venta de automóviles, por lo que nos propusimos crear una estrategia a largo plazo. Así, incorporamos el servicio de post-venta y la línea de blindaje y sistemas de protección antivandálicos y antibalísticos para vehículos Strong. Luego, sumamos al broker de seguros DKS Asesores y la franquicia de Localiza, la firma brasileña de alquiler de vehículos. Más tarde, creamos Yadeas, bicicletas eléctricas que aspiran a una movilidad alternativa.

–Las expectativas para 2019 son poco alentadoras y se espera que el repunte tarde en llegar. ¿Cuáles son sus proyecciones?

–El mercado proyecta terminar 2019 con 600.000 unidades vendidas. En mi opinión, en el primer semestre del año, veremos caídas significativas, similares a las del segundo semestre de 2018. Pero la segunda mitad de este año se presentaría de forma parecida a los primeros seis meses del año pasado. Así, recuperaríamos volúmenes. Atravesamos un momento de transición, pero mi visión es positiva.

–¿Cuáles fueron los resultados de este enero en comparación al mismo mes de 2018?

–La tendencia a la baja se profundizó en el arranque de este año. En el primer mes de 2019, la industria sufrió una caída del 50% en las ventas de autos en comparación a enero de 2018.

–¿Qué hace falta para que se consolide la industria local?

–Para fortalecer el desarrollo de empresas con muchos años de experiencia deben generarse cambios en la base impositiva y los costos financieros. Hoy, con gastos tan altos, a cualquier compañía le resulta difícil sostener el negocio. No es sano funcionar bajo estas condiciones.

–¿Cómo se espera que impacte el crecimiento de la economía brasileña en el mercado automotriz local?

–El crecimiento económico de Brasil es una buena noticia para nuestro país. Su reactivación beneficiará a varios sectores industriales. En lo que se refiere al rubro automotriz, el país vecino es el principal socio comercial de la Argentina. El incremento de la demanda traccionará aún más las exportaciones nacionales.

–¿Cuál fue el vehículo que más vendió el grupo en 2018?

–Las pick-ups fueron las más solicitadas, en línea con el crecimiento que experimenta su producción. Estimamos que 2019 será un buen año para este segmento, acompañado de los últimos lanzamientos de las automotrices y los que están por venir.

–¿Qué estrategia puso en marcha la compañía para potenciar las ventas de pick-ups?

–Desde la localidad de Bahía Blanca, donde estamos presentes desde 2008 y nos establecimos con el fin de abastecer a la Patagonia, trabajamos con énfasis para fomentar la venta de pick-ups. Para eso, nos apoyamos en la recuperación del agro y los proyectos de minería y petróleo que se están llevando a cabo. Las empresas relacionadas a estas industrias encabezan la demanda en la actualidad. Asimismo, el boom se expande fuera del país y Brasil es uno de los principales compradores de estos vehículos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo