El Cronista Comercial
MARTES 16/07/2019

Hacia dónde va el cambio cultural y la transformación digital

La correcta gestión del talento ayuda a las compañías para que puedan concretar el cambio que requieren sus negocios. En qué consiste.

Hacia dónde va el cambio cultural y la transformación digital

Existe un cambio de estrategia ligada a cada objetivo empresarial. En la actualidad, se necesitan nuevos talentos, formas de trabajar, pensar y colaborar. Se trata de un nuevo paradigma capaz de cambiar radicalmente el modelo de negocio de cualquier industria y sector. "El concepto de transformación digital en sí mismo puede sonar abstracto. En torno a él hay confusión, ideas vagas y hasta algo de humo. La transformación digital permite tener una visión general del negocio en tiempo real. Todas las áreas de la empresa deben ir en la misma dirección", destaca Alejandra Faienza, de DDH Wellness Consulting.

Entre los factores más destacados dentro de los cambios que experimentan las empresas en este momento, no puede dejar de mencionarse el rol de los equipos de trabajo y su nueva conformación, un fenómeno estrechamente vinculado con las posibilidades que ofrece la tecnología.

"Mientras la idea del desarrollo de los empleados como individuos va dando paso a la concepción de los equipos como verdadero motor de las organizaciones, estos exhiben su propia metamorfosis: de grupos estáticos y dependientes de la cuestión geográfica a un modelo dinámico que no repara en la locación de los integrantes para su integración. Cada vez más se impone el modelo de organizaciones flexibles, ágiles, que se estructuran en torno a equipos de trabajo temporales y muchas veces globalmente dispersos, en contraposición con los viejos esquemas que hoy ya no son capaces de generar en tiempo y forma las respuestas que necesitan los clientes", asegura Maribel Cano Fernández, directora de Marketing de Meta4 América latina.

En ese sentido, para obtener y mantener ventajas competitivas, las compañías deben ser capaces de innovar en función de los cambios y de los desafíos que estos plantean. El propio entorno digital les exige trabajar en forma colaborativa y hacer la transición de sistemas de organización jerárquicos a redes de equipos que puedan adaptarse a condiciones que mutan muy velozmente. Surgen equipos en continua movilidad, con personas que cambian de equipo y no permanecen en configuraciones fijas. Este proceso es estimulado por diversas razones como la creciente presencia de talento millennial, más permeable a estas reglas.

Sin embargo, el mayor facilitador es el avance tecnológico. Sin la fluidez y la comunicación que permiten las herramientas actuales, pensar en un equipo que pueda trabajar de manera remota, sin importar locación, horarios o área a la que pertenece sería una utopía. "El manejo de equipos en una sintonía totalmente novedosa se convierte en otra de las razones para completar lo más inmediatamente posible el camino de la transformación digital, imprescindible para viabilizar y gestionar estos procesos de manera eficiente", destaca Cano Fernández.

¿Cómo optimizar los procesos?

Es clave integrar profesionales que cuenten con amplias habilidades digitales, ya que no solo son imprescindibles para desempeñar las tareas de los nuevos puestos a incorporar, sino que ayudarán a difundir la visión digital a lo largo de toda la organización.

Sin embargo, de acuerdo con el Barómetro del Talento y Cultura Digital de ISDI, escuela nativa digital especialista en formación y desarrollo de talento, "el 28,72% de los procesos se cubren únicamente con talento interno, mientras que el 60,64% se cubren combinando talento interno con consultores digitales y/o nuevas contrataciones". Prácticamente no se acude a nuevas contrataciones ni a consultores digitales solos, sino que se acude a ellos junto a algún talento interno, combinándolos. El eje central es cómo desarrollar y promover el talento interno", afirma Patricio Marzialetti, gerente de Capital Humano & Innovación de Prisma Medios de Pago. 

El marketing tiene mucho que aportar y debería ser líder en esta transformación, que ya ha empezado. Se deberían coordinar dentro de las estrategias de marketing toda la información que nos permita tener una inteligencia colectiva que podamos usar de forma efectiva.

“Frente a este nuevo contexto de transformación y cambio, las nuevas  tecnologías y redes nunca son un enemigo, sino un facilitador de nuestros objetivos. En el caso de la publicidad, si los anuncios están bien hechos y dirigidos a las personas adecuadas, serán efectivos y ganaremos nuestros objetivos", comenta Faienza.

Considerando que los nuevos profesionales son "profesionales del conocimiento" y que uno de los valores más importantes de los colaboradores es la capacidad de aprender y compartir lo aprendido en red, las estrategias para la gestión del conocimiento son . 

"Con el objetivo de incorporar estilos de trabajo con foco en lo digital, se deben sumar talentos digitales en todos los niveles de la organización (incluso, en el top management). Es preciso implantar un nuevo modelo de trabajo con foco en la creatividad, la innovación y la experiencia del cliente; adaptar la propuesta de valor para estar alineados a las tendencias y  atraer el mejor talento digital del mercado. Por ejemplo, actualizar el paquete de beneficios flexibles con programas de home office, jornadas flexibles, programas de vuelta progresiva de maternidad y licencias adicionales por paternidad y adopción, son sólo algunos de los beneficios. A su vez, hay que poner especial foco en el desarrollo de carrera interno", concluye Marzialetti.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo