El Cronista Comercial
MARTES 16/07/2019

Guiño del Gobierno español para que DIA salga de su crisis

La Comisión Nacional del Mercado de Valores del país ibérico facilitó la venta de la cadena de supermercados al fondo Letterone. Eliminó el requisito mínimo de aceptación para que prospere la operación y consideró que el precio de 0,67 por acción es equitativo.  

Guiño del Gobierno español para que DIA salga de su crisis

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de España eliminó el límite mínimo de aceptación para que prospere la oferta pública de adquisición (OPA) de Letterone sobre DIA. Además, la autoridad indicó que, dadas las circunstancias de la compañía, los 0,67 euros que ofrece el magnate ruso Mikhail Fridman por cada acción de la compañía pueden considerarse precio equitativo.

La cadena de supermercados y el regulador estaban manteniendo contactos intensos para tratar de salvar la operación. Finalmente, el organismo informó que "elimina la condición relativa al límite mínimo de aceptaciones inicialmente requerido por el oferente para la efectividad de la oferta", según indicó el diario económico Expansión.

El pasado 30 de abril, dadas las dificultades de lograr adhesiones a su oferta, Letterone, que controla el 29% de DIA, ya había pedido rebajar del 35,49% al 20,99% el requisito mínimo de aceptación del capital de su OPA, para asegurarse de que avanzara. Hoy, en un nuevo hecho relevante, Letterone abogó directamente por eliminar por completo la condición de aceptación mínima.

La CNMV indicó que para determinar que la oferta de Fridman es un precio equitativo tuvo en cuenta tanto el informe que Letterone encargó a la consultora Duff & Phelp, como otro realizado por una consultora independiente, que validó las conclusiones presentadas por la sociedad controlada por el magnate ruso.

El organismo regulador argumentó, además, que DIA "se encuentra de forma demostrable en serias dificultades financieras, lo que resulta, en particular, de la información publicada oficialmente por la propia compañía". Y es que el pasado 26 de abril la cadena adelantó que cerraría el primer trimestre de 2019 con unas pérdidas de entre 140 y 150 millones de euros.

El grupo espera unas ventas netas de entre 1615 y 1715 millones de euros en el primer trimestre, por debajo de los casi 1793 millones de euros del mismo periodo de 2018, y un resultado neto operativo (Ebit) negativo de entre 115 y 125 millones de euros, frente a los 6,1 millones de euros en rojo de un año antes.

Las estimaciones publicadas por la compañía antes de la publicación de sus resultados el próximo 14 de mayo, indican que, como consecuencia de las pérdidas registradas, el patrimonio neto negativo aumentó hasta situarse en un rango estimado de entre 170 y 180 millones de euros hasta marzo, frente a los 99 millones de euros en rojo al cierre de 2018, lo que supone un incremento del 81%.

Al suprimirse el umbral de aceptación mínimo de la OPA, y mantenerse el precio, los inversores pueden seguir en el capital del grupo de supermercados y esperar a su recuperación si funciona el plan industrial de Letterone. El 26% del capital de DIA se encuentra en manos de accionistas minoritarios. Los inversores institucionales controlan el 29% y los hedge funds, un 16%.

Según cálculos de Fidentiis Equities antes de que se eliminara el límite mínimo de aceptación, todos los hedge funds habrían acabado aceptando la oferta de Fridman, así como al menos la mitad de los inversores institucionales.

El plazo de aceptación de la OPA expirará el próximo lunes.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo