Grupo canadiense ofrece más de u$s 19.000 millones para comprar Carrefour

Se trata de Couche-Tard, que opera en los Estados Unidos, Canadá y Europa. Es dueña de la marca Circle K. En la Argentina, la cadena francesa tiene 590 sucursales

El grupo canadiense de tiendas minoristas Couche-Tard anunció que pretende adquirir la cadena de supermercados Carrefour para fusionarse con la marca francesa. De llevarse a cabo dicha unión, el grupo estaría valuado en más de u$s 50.000 millones.

La oferta consistió en 20 euros por cada acción (u$s 24,3) de la compañía francesa, excluyendo la deuda. Este precio supone una prima del 30% respecto al valor de los títulos de Carrefour al cierre de la sesión bursátil del martes y supone valorar el 100% de la compañía en 16.145 millones de euros (u$s 19.627 millones).

"Alimentation Couche-Tard confirma que recientemente ha remitido una oferta no vinculante a Carrefour para una absorción amistosa a un precio de 20 euros por cada acción. Los términos de la transacción están bajo discusión y se mantienen sujetos a debate, pero se espera que el pago se realice en su gran mayoría en efectivo", resaltó el comunicado de la canadiense. Además, aclaró que "no hay certeza" de que en este punto las conversaciones "vayan a resultar en un acuerdo o transacción".

Ambas compañías confirmaron durante la mañana del miércoles que mantienen conversaciones preliminares para una posible compra por parte de Couche-Tard, especializado en tiendas de conveniencia que también tiene un importante negocio de gasolineras. Este último afirmó que había empezado a "explorar discusiones" sobre un acuerdo amistoso, sin certeza de que las conversaciones conducirán a una transacción. Mientras, la firma francesa hablaba de discusiones "preliminares" sobre una "combinación de negocios".

Couche-Tard es propietario de una amplia red de tiendas de alimentación y estaciones de servicio, además de la cadena Circle K. En los últimos años viene llevando adelante un plan de compra de rivales, tanto en Canadá como en los Estados Unidos.

Carrefour vale en Bolsa algo más de 14.000 millones de euros (u$s 17.000 millones), la mitad que la firma canadiense. Actualmente, posee una red de 12.300 tiendas en todo el mundo y unos 320.000 trabajadores en más de 30 países.

Por su parte, Alimentation Couche-Tard incluye más de 14.200 establecimientos en todo el mundo con más de 9.000 tiendas y 100.000 empleados América del Norte, así como otras 2700 y 22.000 trabajadores en Europa, donde busca expandirse.  Además, tiene 2220 establecimientos en distintos países que operada con licencia de Circle K.

En la Argentina Carrefour tiene más de 590 sucursales de su cadena de supermercados, con presencia en 22 provincias, bajo las marcas Carrefour, Market, Express y Maxi.

Para Couche-Tard, la operación supondría un cambio de estrategia importante. La empresa había puesto el foco de su crecimiento en las tiendas de conveniencia y estaciones de servicio, no en supermercados.

Ambas compañías tienen buena parte de su accionariado en el mercado bursátil. En el caso de Carrefour el 61% de las acciones son públicas, mientras que en el caso de Couche-Tard el porcentaje es del 46,75%, según los registros de Bloomberg.

El caso de la canadiense es muy particular. No tiene un gran accionista de referencia, ya que el resto del capital que está en manos privadas está muy disperso entre inversores institucionales y particulares. Sin embargo, este se divide entre dos clases de acciones: las A y las B. Y las primeras cuentan con 10 derechos de voto por cada título, mientras que las segundas solo uno.

Y con las acciones de tipo A se encuentran quienes dominan realmente los designios de la compañía. Estos no son otros que los cuatro fundadores, Alain Bouchard, Jacques D'Amours, Richard Fortin y Réal Plourde. Entre los cuatro controlan el 67% de los derechos de voto ligados a todas las acciones de la compañía, pero el primero de ellos, Alain Bouchard, es el más influyente. Cuenta con el 45% de las acciones de tipo A, y junto a las acciones de tipo B que también posee, aglutina alrededor del 35% de los derechos de voto totales del grupo.

Por su parte, el accionista individual más importante de Carrefour es la familia Moulin, propietaria de las Galerías La Fayette, con un 12,62% del capital y un 15,39% de los derechos de voto. El siguiente es Bernard Arnault, propietario del gigante del lujo LVMH. Este tiene el 8,6% de las acciones de Carrefour y el 8,56% de los derechos de voto. Bank of America Merill Lynch tiene también el 8,03% del capital y un 6,35% de los derechos de voto.

Los números de Couche-Tard

Fundada en 1980, Couche-Tard, facturó en su último ejercicio completo cerca de 35.000 millones de euros (u$s 42.570 millones) y obtuvo un beneficio de alrededor de 1500 millones (u$s 1800 millones).

El grupo canadiense percibe la mayor parte de sus ingresos a través del negocio de las estaciones de servicio. En el ejercicio que finalizó en abril de 2020, representaron más del 70% de la facturación, mientras que los ingresos de la actividad de retail representaron el otro 30%, con un volumen de negocio de 14.666 millones de dólares canadienses, alrededor de  u$s 12.000 millones.

El grueso de la facturación, además, la genera en los Estados Unidos. En concreto, el 70%. La proporción alcanza el 75% en el negocio de las tiendas de conveniencia. En su informe anual de 2020, la empresa detalla que las ventas que realizan estas se basan principalmente la comercialización de "tabaco y productos alternativos al tabaco, cerveza, vino, bebidas, artículos de alimentación, chucherías, snaks y propuestas de alimentación fresca, incluyendo restaurantes de servicio rápido".

Tags relacionados
Noticias del día
Jornada negativa global

PASO 2021: a sólo días de las elecciones, el Merval cayó 2% con bajas de hasta 4,8% en acciones

PASO 2021: a sólo días de las elecciones, el Merval cayó 2% con bajas de hasta 4,8% en acciones
Pese a cerrar con un alto volumen de operaciones, la renta variable argentina cerró con descensos generalizados, tanto en el mercado local como en el exterior. Los bonos en dólares mostraron tropiezos de hasta 1,8%. Tampoco ayudaron los vecinos: Brasil tuvo un día muy negativo, con el Bovespa cediendo 3,78% y el ETF que sigue sus acciones perdiendo un 5,7 por ciento.

Compartí tus comentarios