El Cronista Comercial

'Golden boy' de la industria automotriz renuncia a VW para ser el próximo CEO de Renault

El italiano Luca De Meo, ex Fiat, se fue de Seat, marca española controlada por el grupo alemán. Según los medios franceses, es el candidato elegido para ser el próximo número uno de la automotriz del rombo y, más adelante, también de la alianza con Nissan

'Golden boy' de la industria automotriz renuncia a VW para ser el próximo CEO de Renault

El italiano Luca de Meo dejó "a petición propia y de mutuo acuerdo con el Grupo Volkswagen la presidencia de Seat", informó la automotriz alemana a través de un comunicado. De momento y "hasta nuevo aviso" seguirá formando parte del grupo alemán. De forma interina y de acuerdo con el reglamento de la compañía, será el vicepresidente ejecutivo de Finanzas, Carsten Isensee, quien añadirá a sus funciones la de presidir Seat.

Según informó el diario español Expansión, la salida de la presidencia de Seat es el paso previo necesario para que De Meo llegue a ser el CEO de Renault, como anuncian los medios franceses desde fines de 2019. El presidente del grupo galo, Jean-Dominique Senard, lo tiene como favorito y, si bien preferiría a un ejecutivo francés, el nombre contaría con el visto bueno del Gobierno de Emmanuel Macron, ya que el Estado es dueña del 15% del capital del grupo automovilístico

Además, publicó Expansión, todo apunta a que De Meo sería, primero, CEO de Renault para, en un plazo de dos años, liderar la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi. Los mismos pasos que siguió Carlos Ghosn.

Renault tiene como CEO interina a Clotilde Delbos y dejó claro en varias ocasiones que, ella y sus directores generales adjuntos, están de forma momentánea en sus puestos. Para Senard, De Meo es uno de los candidatos con más opciones para suceder a Delbos y al anterior CEO, Thierry Bolloré.

Renault declinó hacer declaraciones acerca de la decisión de De Meo.

Seat, en lo más alto

El ejecutivo italiano, que habla francés y otros cuatro idiomas, deja a Seat en lo más alto de su historia. La marca española del grupo Volkswagen cerró 2019 con unas ventas récord, que superarán las 570.000 unidades en todo el mundo y es líder del mercado español por segundo año consecutivo, con 112.000 ventas, un 4,3% más que en 2018. Falta por ver si el pasado ejercicio superará los 294,2 millones de euros de beneficio que obtuvo en 2018.

Deja la fábrica de Martorell "llena hasta 2023", con buena sintonía con los sindicatos y en ventaja para optar a modelos electrificados a partir de 2021 y "de más valor agregado" que llegarían a finales de 2023. Además, replicó en Seat lo que hizo en Fiat junto a Sergio Marchionne. Si en la marca italiana hizo renacer a Abarth como enseña deportiva, en España, escindió Cupra de Seat, a cuyo mando está Wayne Griffiths. La venta de modelos Cupra eleva la rentabilidad por auto.

Además, dada su fuerte posición en el grupo Volkswagen -pasó por Audi y por la propia VW-, consiguió que el Barcelona dejase a la marca de los anillos como sponsor y, ahora, tenga a Cupra.

De Meo renovó el directorio y logró su objetivo de que "la gente no vea a Seat como una fábrica que está ahí arriba, en Martorell". Seat llegó a acuerdos estratégicos en materia de tecnología 5G con Telefónica, para vender autos con CaixaBank o para la promoción del gas natural vehicular con Naturgy (antigua Gas Natural Fenosa).

Seat cuenta con proyectos de colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona para avanzar en la descongestión del tráfico y la movilidad sostenible.

De Meo, además, fue el artífice de que Seat vaya a vender motos por primera vez en su historia de la mano de la empresa española Silence.

El italiano llevaba en Seat desde noviembre de 2015, donde llegó de rebote tras la reestructuración que el grupo Volkswagen tuvo que hacer  tras el escándalo del dieselgate.

El ejecutivo considera su etapa en Seat cumplida. Tras los buenos resultados obtenidos, sus aspiraciones pasaban por crecer en el Grupo Volkswagen. La presidencia de Audi se le cerró con el nombramiento de Marcus Duessman, quien procede de BMW Group, de donde también llegó Herbert Diess, el actual CEO de VW. El puesto que le estaría ofreciendo Renault a De Meo sería el que ocupa actualmente Diess en el grupo alemán. Diess y su consejo serán quienes decidan el próximo presidente de Seat.

La marcha de De Meo llega en un trimestre lleno de novedades para la marca. El directivo iba a presentar la nueva generación del León, su legado para la escudería, pero también la nueva fábrica de Cupra en Martorell o la futura Casa Seat de Paseig de Gracia, así como el Cupra Formentor, que se hará en la fábrica catalana. "Una carrocería nos hemos inventado en Seat y por qué no la van a copiar o la podemos exportar al resto de marcas del grupo".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo