El Cronista Comercial

Fuertes críticas de Galperin y Costantini a los políticos en campaña

En una charla, criticaron a la dirigencia política por planteos irreales. Advirtieron que el equilibrio fiscal es clave para que baje la inflación. Reclamaron estabilidad para sus negocios

Eduardo Costantini, CEO de Consultatio, y Marcos Galperin, CEO de MercadoLibre, expresaron que la primera necesidad de la economía argentina es que la inflación baje y criticaron a los políticos en campaña. Lo hicieron en el marco de un evento sobre inmuebles organizado por MercadoLibre.

Galperin dijo que lo necesario para la Argentina es que la inflación disminuya. Y criticó: En momentos de campaña, todos dicen: ‘No vamos a subir más tarifas, vamos a bajar los impuestos’”. Y continuó:  “Que nos expliquen cómo se hace todo eso y que después no aumente la inflación, porque lo que necesitamos a largo plazo es tener una inflación baja”. También, opinó que para eso es necesario tener equilibrio fiscal.

Por su parte, Costantini dijo que "es muy difícil que la Argentina logre estabilidad por temas culturales muy entroncados en la identidad del argentino. Hay un impedimento cultural y de valores”. Y agregó: “Uno no maneja la macro. Pero si el proyecto es a 10, 20 años, es obvio que en la Argentina siempre va a ser así. Bueno, espero que no. Tengo 72 años. Nunca tuve 20 años de estabilidad”. 

MercadoLibre es la plataforma de e-commerce más grande de América latina y está presente en 18 países de la región.  En el primer cuatrimestre del año tuvo ingresos por u$s 473,8 millones, más que los u$s 428 millones que había tenido en el mismo período del año anterior. En los ingresos anualizados de 2018, el saldo fue de u$s 1440 millones. Cotizante en el Nasdaq, se trata de la empresa argentina con mayor valuación.

Consultatio, por su parte, cuenta con las urbanizaciones Nordelta y Las Garzas y la totalidad de Puertos. En cuanto a los edificios residenciales, en su portafolio están Quartier Ocampo, Oceana Key Biscayne, Oceana Bal Harbour, Oceana Puerto Madero, Oceana Nordelta y Proyecto Huergo. Y en el segmento de torres corporativas posee el 100% de Catalinas Plaza, Alem Plaza, Catalinas Norte y el proyecto Catalinas Norte II. 

El desarrollador expresó que la escasa demanda de proyectos en los Estados Unidos, a la que caracterizó como "débil", lo llevó a ampliar sus inversiones en la Argentina, comprando terrenos “muy buenos a largo plazo”. Y agregó: “En este momento estamos esperando la recuperación, como tantos, pero sí vamos a avanzar linealmente en el proyecto de Catalinas”. Se trata de un desarrollo de oficinas de 90.000 metros cuadrados (m2) de alfombra, de u$s 400 millones de inversión.

También, comentó que continuará con Nordelta y su nuevo desarrollo, Puertos, “al ritmo que la Argentina nos diga”. Además, dijo que compró tres terrenos cerca de la zona de Buquebús y que también adquirió un edificio de viviendas, de casi 30.000 m2, cerca de la Universidad Católica Argentina, por la construcción del Paseo del Bajo, que “le cambia la cara a la zona”, agregó.

Sobre el presente del real estate en la Argentina, expresó que “el crédito hipotecario no existe”. Y dijo que acompañan la demanda del sector. “Cuando cae, el avance de las obras por ventas anteriores siguen a todo ritmo y entonces no se lanzan barrios”, comentó, y agregó que si se trata de la compra de un terreno, se trabaja más en toda la documentación, en la mejora de la propuesta, pero no se hace lanzamiento”. Ahora, la demanda ha caído 80%, sin especificar el tipo de segmento.

Costantini hizo referencia a un proyecto de oficina en el cual el terreno ya está comprado. “El esfuerzo marginal que tenemos que hacer más o menos equivale al 60% del valor total de la inversión, pero con ese 60% entra el régimen en alquiler del 100%”, explicó, y agregó: “Como tenemos oficinas terminadas, estamos vendiendo algunas y entonces convertimos valor de la oficina terminada en valor de oficina al costo. Pero solamente por la parte de la obra”.

Sobre la torre BBVA, dijo que “independientemente de que haya un lío bárbaro, que el dólar valga $ 45, en la medida que nos compran igual, vendemos; por ahí vendemos a u$s 6500 el metro cuadrado”

Ese tipo de decisiones se toman “en el medio tipo de Kosovo; caminás entre las minas”, dijo, sobre el contexto argentino. Y expresó que lo que querría en el plano local en el futuro sería la honestidad. “Yo creo claramente que la dirigencia política es complaciente y no dice la verdad o no quiere ver la verdad. Somos un país que vive por encima de las posibilidades de los recursos. Somos un país populista que no quiere aceptar el costo de hacer los deberes, de vivir con lo que tenemos, de fomentar la cultura del trabajo, y que la clase dirigente política ponga el interés de la nación antes que el interés personal”, opinó.

Costantini también criticó el discurso de políticos, que dicen que lo que necesita la Argentina es aumentar el empleo y la producción. “Bueno, eso es espectacular, pero es mentira. Porque no se puede aumentar el empleo y la producción con 50% de inflación. Primero, hay que reducir la inflación , hay que reducir el sector público y luego hacer a la Argentina más eficiente, más productiva y dar motor de crecimiento genuino de largo plazo que permita generar empleo y aumentar la producción”. Otra postura, agregó, tiene “patas cortas” y genera “más desempleo y menos crecimiento”.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo