El Cronista Comercial
SÁBADO 20/07/2019

Francisco Vigo, Country manager de Almundo: "Ahora la gente piensa más con el bolsillo"

Pasó del mundo entrepreneur al corporativo. Con foco en potenciar la omnicanalidad y dirigir la plataforma hacia el formato de marketplace, proyecta abrir 20 tiendas físicas por mes. 

Francisco Vigo cofundó Avantrip en 2009. El emprendedor vivió cómo la agencia de viajes digital crecía, seteó la cultura, estuvo al frente de 300 personas, llegó a ser número dos de la Argentina y, en 2018, la vendió a la gigante brasileña CVC, momento para el cual el startup también estaba en manos de Bibam Group. “Me fui cuando entendí que la empresa me había dado todo lo que me podía dar. Era un ciclo cumplido”, sostiene Vigo, que está al frente de la operación local de la competencia, Almundo, desde octubre del año pasado. 

Pero pasar al otro lado, asegura, no fue un proceso traumático. Todo lo contrario. “Como competidor conocés mucho las fortalezas y debilidades de la otra empresa, así que cuando entré tenía muy analizada la parte digital, entendía los servicios, dónde fallaba y dónde no”, reconoce. Luego de concluir su etapa como emprendedor, que comenzó en 2009, este licenciado en Administración de Empresas de la UBA decidió tomarse un año sabático para descansar. Pero solo en un motorhome en Islandia entendió que lo sabático no era para él e, inquieto por naturaleza, a los 15 días ya estaba de vuelta en Buenos Aires con negociaciones para asumir su nuevo rol, que pudo concretar luego de acordarlo con los nuevos accionistas de Avantrip. Así y todo, explica que la actitud entrepreneur no la perdió: “Almundo es una organización sumamente dada para sentirme así. Acá no venís a ser un empleado más y el concepto de intrapreneur está muy fuerte”.

Vigo asumió su nuevo rol en octubre del año pasado. Foto: Pato Pérez.

Su objetivo es potenciar la estrategia que tiene que ver, principalmente, con afianzar su modelo omnicanal. Con los principales competidores de la región (Despegar y CVC) volcándose hacia un modelo híbrido, el ejecutivo detecta una ventaja competitiva para Almundo, que desde sus inicios se dedicó a crecer tanto en el online como en el mundo físico. “Estos dos grandes jugadores hoy ven que ninguno de los dos extremos les permite crecer como necesitan. Para nosotros eso ratifica el modelo que tenemos. Lo omnicanal funciona y una de mis principales responsabilidades es exponenciarlo, y en eso estoy. Estamos abriendo 20 puntos físicos por mes”, comenta el ejecutivo de la empresa que hoy cuenta 75 sucursales en el país y espera llegar a 170 para fin de año, un modelo de franquicias que crece gracias a pequeños emprendedores que adoptan su versión low cost, y agencias tradicionales más chicas que se suben a la marca. 

El segundo desafío está en llevar a la compañía hacia un modelo colaborativo de marketplace de viajes. Es decir, que Almundo se transforme en una plataforma en la que proveedores y agencias particulares puedan cargar su contenido y ofrecerlo. “Que Despegar vaya al offline definitivamente es aumentar la competencia. Pero también hay temas culturales no menores para entender cómo manejar el offline y ahí tenemos una ventaja relevante. Pero nosotros ya estamos pensando en el próximo paso, que es el marketplace, y así como llegamos al omnicanal primero creo que ahora estamos avanzando hacia lo siguiente”, explica.

Con presencia en cuatro países, Vigo detecta que, en la Argentina, el cambio más llamativo que vivieron los viajeros vino con los plazos de anticipación. Hoy, la decisión de emprender un viaje para un argentino se toma más sobre la fecha. Además, nota una fuerte caída del ticket promedio, que en su caso se desplomó casi un 50 por ciento: “Y esto no solo por el efecto de la devaluación. Ahora la gente piensa más con el bolsillo y se da menos lujos”, advierte. 

Con 75 sucursales, Almundo espera llegar a 170 para fin de año y quiere transformar su plataforma en un marketplace para agencias y emprendedores de viajes. 

En esta línea, en abril firmó un acuerdo con Flybondi para ofrecer sus vuelos en su plataforma: “La entrada de las low cost abre el mercado de turismo y eso es bueno. El mercado doméstico está creciendo mucho, nosotros lo duplicamos. Obviamente estaba la preocupación de quedarnos afuera si las low cost no vendían a través de agencias, pero generando buenas relaciones logramos que ambos tuviéramos rentabilidad. Nuestra estrategia es que el cliente tenga disponibles todos los contenidos y que él elija. Somos los primeros en ofrecer Flybondi, eso es por nuestra cultura entrepreneur de entender que si el cliente quiere ese contenido, hay que dárselo”.

Almundo cerró 2018 con una facturación de US$ 400 millones en la Argentina y Vigo sostiene que ese año tuvo los primeros mejores tres meses de la historia, pero también los peores hacia el final. Pero, así y todo, su estrategia hizo que se favoreciera sumando agencias más chicas con poca espalda que se apoyaron en su modelo. Para 2019, proyecta un año igual al que pasó, aunque la preocupación por el tipo de cambio está muy presente: “Las noticias de estos días preocupan, porque un salto del dólar tan grande es relevante, sobre todo para un consumidor que ya tiene el bolsillo un poco más seco”. Sin embargo, el ejecutivo sigue optimista y, frente a la competencia que se hace más reñida cada día, comenta: “La industria se pone súper entretenida”.

(Publicada en la edición número 305 de la revista Apertura; mayo de 2019)

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo