El Cronista Comercial

Ford no subirá los precios tras la suba del dólar

La automotriz lo decidió para tres modelos, Focus, Fiesta y Ranger, que representan el 41% de sus ventas locales. El resto de la gama subirá, en promedio, un 9%

La fabricante de papas en tubo que quiere pelear contra Pringles y Lay's

Mientras el dólar, después el overshooting del lunes, busca un nuevo valor (hoy, cerró a $ 57,25), Ford Argentina decidió no tocar los precios de tres de sus modelos más vendidos en el país: el Fiesta, el Focus y la pick-up Ranger.

El resto de la gama, en tanto, tendrá un ajuste promedio del 9%, informaron en la automotriz estadounidense.

El óvalo es la cuarta marca más vendida del mercado, con un total de 34.765 patentamientos entre enero y julio, equivalentes a una participación del 11,8%. Entre Fiesta (3433), Focus (4403) y Ranger (6622), acumulan más del 41% de ese volumen.

Después de un 2018, en el que las ventas cayeron 11%, a 802.992 unidades, el mercado automotor arrancó 2019 con una caída promedio del 50% interanual en cada mes. Por eso, en junio, se puso en marcha un plan oficial de subsidio a la venta de autos 0 km, mediante el cual entre el Gobierno y las terminales se bonifica $ 50.000 o $ 90.000 del valor de venta de un vehículo, en función de que el precio final sea menor o mayor a $ 750.000.

Ese programa empezó a mostrar resultados en julio, mes en el que los patentamientos crecieron 37% en relación al mes previo.

El lunes, tras la reacción de los mercados luego de los resultados de las PASO, las automotrices frenaron la facturación de unidades nuevas a sus concesionarios ante la falta de precios de referencia que produjo el salto del dólar, de más de 30% ese día.

General Motors fue la primera automotriz en reaccionar, al subir sus precios el martes un 23%. Sin embargo, ese mismo día, lanzó una promoción por la cual mantuvo para tres productos de Chevrolet -Tracker, Cruze y la pick-up S10- un dólar de $ 45 hasta el próximo domingo.

Ahora es Ford la que sacó su lista de punto muerto. Fuentes de la empresa explican que es una decisión para moverse con prudencia, en un contexto de tanta volatilidad, además de intentar que la incertidumbre política y financiera que se detonó esta semana impacte lo menos posible en un mercado que empezaba a dar alguna señal de reactivación. También, reconocen, es una forma de desagotar stock que todavía existe en la red de esos modelos.

Sobre todo, del Focus, que dejó de fabricarse en mayo.

Las terminales, vale recordar, arrancaron el año con un existente de 260.000 autos en sus redes, equivalentes a más de la mitad de año de ventas, que, hoy, se proyecta en 500.000.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo