El Cronista Comercial

Felipe Miguel: "Gestionar la Ciudad con Horacio es como jugar al fútbol con Messi"

El funcionario conversó sobre los comienzos de su carrera, describió cómo es su relación con el jefe de Gobierno porteño y enumeró cuáles son los obstáculos que deben sortear en CABA, en este contexto de emergencia sanitaria.

Felipe Miguel:

"En mi vida hay un antes y un después de la actividad política, de la función pública del servicio, que coincide con mi conocimiento de Horacio (Rodríguez Larreta) y de trabajar con él", comenzó diciendo el Jefe de Gabinete de Ministros del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Felipe Miguel, en el evento CEO Profile, organizado por El Cronista y la revista Apertura

Los inicios de su carrera

Antes de trabajar en el sector público, Felipe Miguel se recibió como abogado y se desempeñó en esa profesión tanto en Tribunales como en un estudio jurídico. Posteriormente, continuó desarrollándose como gerente de Legales en una compañía de seguros.

"Después elegí estudiar, trabajar y vivir en Estados Unidos y en Europa ya con funciones de gestión -relató-. Y cuando regresé a la Argentina (...) volví también a trabajar desde la gestión y como emprendedor en diferentes emprendimientos que llevamos adelante".

"La verdad es que siempre tuve una vocación por la política. Siento que fue un proceso, un camino a recorrer hasta llegar ahí. Desde chiquito me atraía", recordó, al tiempo que completó: "Siempre lo viví de alguna manera".

"Lo que sí sentí es que la política en Argentina, durante mucho tiempo, expulsaba a mucha gente. Y a mí me pasó seguramente algo de eso", por lo que durante más de 20 años se dedicó a formarse fuera del sector público. "Me desarrollé profesional y económicamente en el sector privado hasta que conocí el proyecto de Mauricio (Macri), del PRO", contó este jueves el funcionario. 

Vínculo con Larreta

En lo que se refiere a la relación que tiene con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, Felipe Miguel describió: "Yo diría que se forjó en base a la confianza y afinidad en términos de los valores y en la forma de trabajar juntos. Eso ayudó a consolidar mucho nuestro vínculo".  

De acuerdo con sus dichos, Larreta tiene una "capacidad de trabajo fenomenal, capacidad de concentración y de amplitud en los temas que aborda". 

"La otra vez me preguntaban cómo es trabajar con Horacio y la verdad que lo primero que me sale (decir) a mí es 'fácil' -señaló-. Me resulta muy sencillo porque fluye, es muy natural la manera en la que encaramos los planes que desarrollamos, las iniciativas que queremos llevar adelante, la forma en que estructuramos nuestros métodos de trabajo, la disciplina y la rigurosidad".

Aprendizajes del sector privado

Sobre lo que extrajo de su experiencia en el sector privado y aplicó en el sector público, el Jefe de Gabinete de Ministros del Gobierno de CABA, sostuvo: "Si uno tiene la humildad de querer aprender y las ganas de aprender, hay muchas cosas que se replican en diferentes actividades". 

"La política es una actividad fundamentalmente humanista, y por lo tanto todo aquello que tiene que ver con el relacionamiento de las personas, son aprendizajes que uno lo lleva en las distintas actividades", aseguró.

En esta misma línea, el funcionario agregó: "Ahora bien, en mi paso hacia la función pública, no hay dudas que gestionar la Ciudad de Buenos Aires con Horario es como jugar al fútbol con Messi. Con lo cual, cuando uno entra a una nueva actividad, (no hay) nada mejor que alguien que ayuda a que uno pueda recorrer esa curva de aprendizaje lo más rápido y exponencialmente posible".

Pandemia

Interrogado acerca de los desafíos que les trajo la pandemia como responsables de la gestión de la Ciudad, Felipe Miguel dijo que "tal vez fue el desafío de gestión en toda mi carrera más importante y más exigente" en relación con la coordinación, el liderazgo de un equipo. 

Luego, aprovechó para decir públicamente "chapeau" (sombrero en francés), al equipo de la Ciudad de Buenos Aires "por su entrega, compromiso y vocación de servicio reflejada en el esfuerzo y las horas puestas, dedicadas a la pandemia, en su capacidad de dejar de lado todos aquellos proyectos que uno tenía" y posponerlos en función de las necesidades de la gente. 

Según mencionó, uno de sus grandes logros fue reconvertir a muchísimos equipos y funciones conforme a lo que requirió la pandemia del coronavirus. "Tuvimos casi dos gobiernos en paralelo", comentó, ya que por un lado se debía seguir gestionando la Ciudad con las actividades de siempre (recolectar la basura, entre otras) y por el otro, había que ocuparse de la emergencia sanitaria.

"Sin dudas fue uno de los grandes aciertos haber logrado reacomodar el equipo para las necesidades que se vinieron -reiteró convencido-. Y creo que también uno de los grandes aciertos fue permanentemente estar anticipándonos a la nueva etapa que iba a venir y planificando cómo prepararnos para cada una de esas nuevas etapas". 

Desafíos

Con respecto al desafío que tienen por delante es que "manteniendo la atendiendo la atención sobre la salud", hay que "acompañar la retoma de la actividad, la vuelta a clases, que es lo que más nos obsesiona, y por supuesto que todos puedan volver a trabajar". 

"Es durísimo lo que nos tocó pasar y, en términos laborales, lo que le tocó pasar a muchísima gente. Y por lo tanto tenemos que recorrer este camino también, lo más rápidamente posible para recuperar las fuentes de trabajo y las economías familiares".