El Cronista Comercial

Expatriados: subió un 20% el número de ejecutivos que se fue a trabajar al exterior

Expertos en Recursos Humanos aseguran que persiste el aumento de las consultas que se produjeron a causa del resultado electoral y la devaluación. Europa y los Estados Unidos, los destinos más requeridos por los profesionales

Expatriados: subió un 20% el número de ejecutivos que se fue a trabajar al exterior

La incertidumbre económica y el resultado de las elecciones presidenciales despertaron el interés de muchos ejecutivos argentinos en irse a trabajar al exterior. Tras las PASO y los comicios generales de octubre, los teléfonos de reconocidos headhunters del mercado laboral no pararon de sonar.

Durante esos días, las consultas se dispararon hasta un 30%, según pudo saber El Cronista en aquel entonces. Hoy, un mes y medio más tarde, los pedidos para radicarse en el extranjero persisten.

"Lejos de estancarse, las solicitudes continúan, dado que muchos creen que el país no saldrá adelante en el corto plazo. Recibo llamados y mensajes a diario por este tema. De las consultas registradas semanas atrás, alrededor de un 20% ya se concretaron, es decir, hay profesionales que ya se encuentran trabajando en otros países o próximos a mudarse", destaca Alejandro Servide, director de Professionals de Randstad Argentina, y añade que, actualmente, uno de cada tres expresan la intención de marcharse. "La doble ciudadanía y la experiencia laboral en el exterior son un plus", agrega.

De las 160 entrevistas diarias que realiza la empresa, una pregunta a los postulantes es: "Si tuvieran la oportunidad, ¿estarían interesados en vivir en el extranjero?". "Alrededor del 80 por ciento responde que sí", dice el directivo.

Mauro L'Estrange, Associate Director de High Flow Consulting, reconoce que el número de expatriados subió en torno al 10%. Asimismo, señala que dos de cada 10 ejecutivos con los que la consultora tiene contacto piensan expatriarse en 2020. 

"A principios de año, aquellos que se encontraban fuera de la Argentina y aún no habían concretado su regreso preguntaban sobre las condiciones locales, con el objetivo de regresar. Luego de los resultados electorales, muchos desistieron de volver y otros tantos comenzaron a averiguar sobre las oportunidades para irse", dice L'Estrange.

Cristina Bomchil, fundadora y directora Ejecutiva de Valuar, ratifica la tendencia y sostiene que la cantidad de postulaciones creció en las semanas últimas y la proyección indica que seguirá en aumento. 

En cuanto a los destinos donde ponen la mira los ejecutivos argentinos, se destacan Europa (España y el Reino Unido, sobre todo) y los Estados Unidos. "La mayoría de los candidatos se postulan para Madrid y Barcelona. Como Randstad tiene oficinas en otros países, buscan aprovechar la conexión con estas filiales", explica Servide, mientras que L'Estrange y Bomchil enumeran otros sitios de interés: Italia, Portugal y Canadá.

¿Qué buscan en ellos? Los candidatos que piden ser referidos en estas ciudades aspiran a tener una mayor capacidad de ahorro y un estilo de vida mejor que el que poseen en la Argentina. "Estos ejecutivos suelen cobrar buenos sueldos, por lo que no tienen problema en llegar a fin de mes. Sin embargo, ven cómo su poder adquisitivo se deteriora cada vez más y proyectan lograr un bienestar mayor en sitios con una moneda estable", añade el especialista de Randstad.

Aunque a comienzos de año, algunos ya consideraban trasladarse a algún país de América latina, L'Estrange asegura que la convulsión que viven algunos Estados de la región los desalentó. Así y todo, aclara que todavía se contemplan opciones como Uruguay y Chile, dada la cercanía. "Los que se inclinan por ellos buscan una primera aproximación a la experiencia de vivir en el exterior, antes de irse a un lugar más alejado", comenta Bomchil y agrega que Asia es el destino menos requerido. "La cultura, la lejanía y la diferencia horaria hace que declinen este continente", concluye.