El Cronista Comercial

Éxodo de empresas: Mirgor compró los activos de Brightstar en la Argentina

La operación se cerró por u$s 1. A cambio, el grupo de los Caputo deberá inyectar la inversión necesaria para mantener las operaciones, que emplean a 450 personas. Con la adquisición, la fabricante local pasa ser el proveedor del 100% de los celulares de Samsung en el país y suma LG a su portafolio

Éxodo de empresas: Mirgor compró los activos de Brightstar en la Argentina

A 48 horas de que trascendiera su intención de salir del país, la estadounidense Brightstar, fabricante de celulares para LG y Samsung, encontró comprador para sus activos argentinos. La local Mirgor, controlada por la familia Caputo, compró el 100% de sus dos empresas locales: Brightstar Argentina (comercialización y servicio técnico) y de Brightstar Fueguina (producción de artículos electrónicos).

"Luego de un profundo análisis técnico, económico e industrial, Mirgor anuncia la adquisición de la firma Brightstar y su operación de manufactura de teléfonos celulares en Tierra del Fuego y servicios complementarios en el país", informó la empresa, a través de un comunicado. "Mirgor confirma que cotinuará desarrollando nuevos negocios y mantendrá activa y con sus pagos en orden la cadena de proveedores de Brightstar", agregó.

La transacción se cerró con un precio simbólico: u$s 1. A cambio, Mirgor deberá asumir los pasivos y la inversión necesaria para continuar adelante con la operación.

En Tierra del Fuego, Brightstar produce, con 450 empleados, entre 1,5 millón y 2 millones de celulares al año, cerca del 20% del total que se produce en la isla. Abastece al 100% de los teléfonos que LG vende en el país y el 25% de los que comercializa Samsung, que recibe el 75% restante de la propia Mirgor.

"Necesitamos que tenga espalda financiera y crédito por u$s 120 millones con Corea del Sur para poder importar piezas. También, está el tema de la valuación, que, en la situación actual, es complicada de hacer. Pero estamos dispuestos a ceder precio, si se garantiza la continuidad de las operaciones y que se mantenga la normal provisión de celulares", habían anticipado fuentes de la vendedora a El Cronista Comercial, durante esta semana.

Fundada hace 37 años, Mirgor tiene cuatro plantas de producción, ubicadas en Río Grande, Tierra del Fuego, que suman más de 50.000 metros cuadrados, en las que se fabrican sistemas de infotainment, módulos electrónicos y equipos de climatización para la industria automotriz y celulares y televisores para Samsung. Además, el grupo, que emplea a 2300 personas, tiene un e-commerce propio y 55 puntos de venta de productos electrónicos. Dispone de un departamento de Innovación y Desarrollo en proyectos de ingeniería eléctrica, ingeniería de software e ingeniería mecánica. Y, así como incursionó en retail, en el último tiempo, también se había diversificado al comercio agrícola.

El 48% de su capital, que cotiza en la Bolsa de Buenos Aires, pertenece a la familia Caputo. Nicolás, el influyente amigo del ex presidente Mauricio Macri, detenta un 10% indirecto. A través de la ANSeS, el Estado Nacional tiene más del 21 por ciento.

José Luis Alonso, CEO de Mirgor

En 2019, la empresa facturó $ 49.112,93 millones (5,3% menos que en 2018) y ganó $ 2123,87 millones, por efecto financiero. Había perdido $ 123.000 el año anterior. En el primer semestre de 2020, las ventas cayeron 7%, a $ 19.539 millones, y el ejercicio arrojó una pérdida de $ 353,14 millones, contra una ganancia de $ 831,7 millones de un año antes.

A mitad de septiembre, el gigante japonés SoftBank le vendió el 75% de Brightstar a Brightstar Capital Partners (BCP), un fondo de private equity creado por un ex CEO de la compañía, Andrew Weinberg. A escala global, la empresa adquirida factura u$s 10.000 millones y tiene 4000 empleados.

Fuentes de la Brightstar explicaron a El Cronista que, como parte de ese traspaso, el nuevo accionista reevaluó su portfolio de negocios y países  y decidió dejar de lado la manufactura, para focalizarse en los servicios.

"Como ha informado públicamente, por razones estratégicas, Brightstar Corp. ha decidido desprenderse de sus inversiones en la Argentina. De acuerdo con las marcas que Brightstar representa en la Argentina, buscó identificar a una compañía que pudiese continuar con su actividad industrial y comercial, una empresa dotada del conocimiento y experiencia propios del régimen de Tierra del Fuego, con una sólida relación comercial con clientes y proveedores de las compañías, y con amplio crédito comercial con las casas matrices de las mismas, circunstancias que permitirán mantener sus operaciones tal como vienen desarrollándose hasta hora", reseñó Mirgor, en el comunicado con el que informó la transacción a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

"Por otra parte, Mirgor considera estratégico apoyar y apostar por el mantenimiento y desarrollo de la actividad actividad industrial de Tierra del Fuego, además de fortalecer y proteger los puestos de trabajo que la industria genera en la Isla, poniendo énfasis en el desarrollo de las personas, y en la mejora en la calidad de vida de las ciudades donde desarrolla su actividad industrial", agregó.

"Esto sin dejar de hacer foco en buscar, consistentemente, incrementar la producción de telefonía celular y electrónica de consumo en general, satisfaciendo a nuestros clientes, marcas líderes del mercado argentino, desarrollando y fortaleciendo alianzas estratégicas, así como incursionar en otras áreas de negocios vinculadas a la electrónica de consumo", completó.

Fuentes de la compañía evalúan como positiva la transacción, ya que, rescatan, consolidan el 100% de la provisión a uno de sus principales clientes (Samsung) y ganan una nueva marca, LG,  que le permitirá recuperar parte de la escala perdida por la pandemia. En el primer semestre, sus fábricas estuvieron paradas 110 de 180 días disponibles y, hoy, todavía operan al 50% de su capacidad.

Según medios fueguinos, la relación existente con Samsung fue un factor determinante para el cierre de la operación, también monitoreada de cerca por el gobernador de la Isla, Gustavo Melella.

"Diversificación, para nosotros, es oportunidad. Si un cliente nos marca un camino de oportunidad, lo tomamos", declaró en una entrevista con El Cronista el CEO de Mirgor, José Luis Alonso, a fines de septiembre. "Siempre buscamos alternativas. Pero somos soldados espartanos de nuestros clientes", definió.

Shopping