El Cronista Comercial

En EE.UU, los productores de petróleo y gas están bajó presión para tapar fugas

El 'boom' de los no convencionales encendieron un nuevo foco sobre un viejo problema de la industria: las pérdidas de metano.

Los 'lockers' inteligentes prevén hasta un 50% más de demanda por el Hot Sale

Los tiempos del boom para el Oil & Gas de los Estados Unidos encendieron un nuevo foco sobre un viejo problema: las fugas de metano, un poderoso gas de efecto invernadero.

La fuga persistente de su constituyente principal socava la afirmación de que el gas natural ayuda a las economías a alejarse de fuentes de energía más contaminantes.

Mientras las emisiones relacionadas con el dióxido de carbono de la industria energética estadounidenses declinaron a medida que el gas natural desplazó al carbón en las centrales de electricidad, el metano emitido por los sectores de Oil & Gas no lo hicieron.

Al margen del peligro climático, las empresas de hidrocarburos dicen que preferirían ganar dinero vendiéndolo. Sin embargo, cuantificar los volúmenes es difícil. A medida que la industria energética y los reguladores de los Estados Unidos intentan frenar las emisiones de metano, se enfrentan a las mejores formas de medirlas.

La fuga reciente más notoria se produjo durante cuatro meses en 2015-16, cuando se filtraron unos 5000 millones de pies cúbicos (141,6 millones de metros cúbicos) del sitio de almacenamiento de Aliso Canyon, en Los Angeles. Pero muchas fugas del incoloro e inodoro gas son dispersas y esporádicas, evadiendo su detección.

Información de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por su sigla en inglés), muestra que, entre 2005 y 2017, las emisiones de metano del sistema petrolero de los Estados Unidos escalaron 2,5%, a 1,5 millón de toneladas, encabezadas por el crecimiento de los productores de upstream.

Las emisiones de los sistemas de gas natural declinaron 3,4%, a 6,6 millones de toneladas durante el mismo período.

La información de la EPA está basada en una aproximación "bottom up" de emisiones estimadas en sitios individuales y extrapoladas a todo el país, un método con limitaciones, de acuerdo con un estudio auspiciado por el Gobierno, de 2018.

Las directrices para chequear inventarios no fueron actualizados desde 2006, antes de que el fracking transformara a la producción de petróleo y gas de los Estados Unidos. Las mediciones "bottom up" son tomadas sólo periódicamente, "por lo tanto, si las emisiones ocurren en una ráfaga a la medianoche, nadie está ahí para medirla; no la tienes capturada y te conduce a una falsa sensación de lectura de emisiones", dice James White, profesor de ciencias geológicas en la Universidad de Colorado Boulder, quien presidió el estudio.

Otros acercamientos "top down" usan sensores en aviones, satélites y torres para estimar los niveles de metano en la atmósfera. Pero la red de sitios es "escasa", de acuerdo con el estudio de 2018, y puede ser difícil de rastrear las fuentes de las emisiones.

El timing es, casi, un inconveniente de la medición atmosférica. Las fugas pueden subir y caer con volúmenes de gas, por ejemplo, cuando la demanda de calefacción es alta, durante una ola de frío. "Una cosa cosa que puede ser problemática acerca del estudio 'top down' es que estás asumiendo que las operaciones están en estado estable y constante. No es exactamente la forma en la que necesariamente operan", dice Sandra Snyder, abogado regulatorio senior en la Asociación Interestatal de Gas Natural de América, un grupo de la industria de ductos.

Estudios recientes mostraron "resultados conflictivos" en la tendencia de emisiones de metano de operaciones de petróleo y gas en los Estados Unidos, de acuerdo con un paper de 2019 de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera, que, en sí misma, encontró un "modesto incremento".

Pero otro paper, coordinado por el Fondo de Defensa Ambiental, un grupo de campañas, encontró que las emisiones de metano de la industria del Oil & Gas fueron, al menos, 60% más altas que lo que sugieren las estadísticas oficiales.

Bajo la Administración Trump, la EPA buscó aflojar los estándares para las fugas de metano. Entre sus propuestas, pozos más grandes de petróleo y de gas necesitarían ser monitoreados sólo una vez, en lugar de dos al año… Un plan respaldado por muchos en el sector.

Mark Browstein, de la EPA, dijo que una amplia parte de las emisiones provienen de un puñado de fuentes. Frecuentemente, se trata de fallas en equipos o errores de los operarios. Con inspecciones más frecuentes, "se está constantemente atento a situaciones para las cuales el equipo no opera para lo cual fue diseñado".

La tecnología para encontrar fallas mejoró. Cámaras de imágenes ópticas que detectan trazos de gas pueden ser montadas en drones, por ejemplo, reduciendo el costo de visitar lejanos sitios de pozos. La industria anunció medidas voluntarias para para detectar fugas de metano. La Iniciativa Climática del Petróleo y el Gas, un grupo internacional de productores cuyos miembros incluyen a Chevron, Exxon Mobil y Occidental Petroleum, en septiembre, se comprometieron a cortar las pérdidas de metano hacia la atmósfera por debajo del 0,25% del gas comercializado para 2025, desde 0,32% en 2017.

La Coalición Un Futuro, un grupo de empresas de gas natural, definió un objetivo de cortar las emisiones de metano a menos de 1% de la producción bruta de de gas natural y entregar lo que, el grupo sostiene, proporcionaría "beneficios claros e inmediatos de reducción de gases de efecto invernadero en comparación con cualquier otro combustible fósil en cualquier otra aplicación".

La Sociedad Ambiental, formada por el grupo de lobby industrial Instituto del Petróleo Americano, apunta a cortar las emisiones de metano a través de soluciones técnicas, como reemplazar las válvulas de control accionadas por escapes de gas.

Christopher Smith, VP senior de Cheniere Energy, el mayor exportador de gas natural líquido de los Estados Unidos, dijo que regulaciones más estrictas y mejores prácticas podrían ayudar al país a competir en los mercados energéticos mundiales. "Es parte de nuestra propuesta de valor, parte de nuestro modelo de negocios, ser capaces de diferenciar al gas natural proveniente de los Estados Unidos".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo