El Cronista Comercial

Empresa del grupo correntino Ersa entra en concurso

Alfajor Grandote en extinción: cheques rebotados, créditos impagos y juicios laborales millonarios

Una de las empresas del grupo correntino Ersa entró en concurso preventivo de acreedores. Se trata de Ersa Urbano, sociedad concentrada en el transporte de pasajeros. Según anunció la compañía del empresario de esa provincia Juan Carlos Roimero, la devaluación, la suba de costos y el “atraso tarifario” provocaron una crisis financiera que condujo a esta decisión.

Según lo informado por la agencia NA, la empresa continuará sus operaciones con normalidad. Aunque sí optó por cesar su actividad en Santiago del Estero, ciudad que representaba casi un 10% de sus operaciones.

A través de una solicitada, Ersa aseguró que, a pesar de haber encarado un proceso de inversión para mejorar su servicio, este proyecto se vio afectado por diversos factores económicos. Entre ellos, también figuran el incremento de las tasas de interés, la suba en los costos operativos y, también, la caída de los ingresos por un enfriamiento en las ventas de pasajes.

Por ello, Ersa Urbano inició un proceso de reestructuración de deuda. No obstante, apuntó la compañía, esto no afectará a las demás empresas perteneciente al grupo. Dentro del negocio del transporte de pasajeros, el holding controla Expreso Singer, que brinda servicios en Misiones y Corrientes; Itatí, que une Formosa, Itatí y Resistencia con Buenos Aires; la franquicia de alquiler de autos Avis; y LUSA, especializada en recolección de residuos.

Según se explicó, estas empresas continuarán trabajando con normalidad, debido a que operan de manera independiente y autosustentable. “En sus más de 55 años de vida, Ersa debió enfrentar situaciones de la realidad económica argentina, cumpliendo siempre con sus obligaciones y superando estas dificultades”, sostuvo el comunicado oficial de la empresa.

No es la primera firma de transporte de pasajeros que recurre al paraguas judicial en los últimos seis meses. En septiembre, la empresa de ómnibus de larga distancia Flecha Bus pidió el concurso preventivo, afectada por la caída de las ventas y la competencia que, para el sector, supuso la irrupción de las aerolíneas low cost.

“La apertura del concurso preventivo busca, entre otras medidas, reencauzar el camino sustentable de la organización”, expresó la empresa en ese momento. Aclaró que esto no afectaba la prestación de sus servicios.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo