El Cronista Comercial

"El seguro colectivo es clave para impulsar los ramos de vida y retiro"

El director de análisis, estudios sectoriales y regulación de Mapfre analizó el presente del mercado.

El director de análisis, estudios sectoriales y regulación de Mapfre, Ricardo González García, visitó Buenos Aires. En un mano a mano con El Cronista Seguros, comparte su visión sobre las tendencias demográficas y económicas que afectan a la industria aseguradora a nivel global.

¿Qué efectos económicos y financieros considera que tiene el envejecimiento poblacional que ha estudiado Mapfre?

El envejecimiento poblacional es un problema ahora mismo en las economías desarrolladas, sobre todo en Japón, que está delante en este proceso de transición demográfica.

Los países del sur y occidente de Europa también lo están atravesando. Básicamente, hay dos sectores que se ven muy afectados por este proceso: uno de ellos son las pensiones y el otro, los gastos en salud.

Todos los sistemas de pensiones que tienen algún componente de reparto ven cómo las tasas de dependencia madura (que mide el número de personas que están en edad de trabajar en comparación con las que alcanzan la edad de jubilación) se van reduciendo. Eso pone presión en la financiación del sistema.

¿Cómo está la Argentina en este sentido?

En la Argentina, hemos analizado la pirámide poblacional y el problema no es tan acuciante como sí lo es en el sur o en el occidente de Europa así como en Japón. La Argentina tiene una tasa de natalidad que se ubica por encima de la de aquellas regiones, incluso es más alta que en otros países de América latina. Las proyecciones de la Organización para las Naciones Unidas no anticipan un problema tan grave como en Europa.

¿Cuáles son los números que presentan otros países de América latina?

Están peor. Uruguay, por ejemplo, tiene más problemas con la natalidad.

La Argentina, con la proyección a 20 años, todavía no sale tan mal. A 40 años recién empieza a bajar la natalidad, con lo cual, hay plazo para generar elementos de ahorro sin que se necesiten aportes excesivamente altos para cuando llegue el problema.

¿Cuál es el mejor sistema de salud y de pensiones para un país en este contexto?

En la mayor parte de las ocasiones se buscan sistemas complementarios.

Los sistemas públicos de salud son los que llevan más peso en pensiones y salud. Las aseguradoras privadas actúan en forma complementaria.

¿Cómo considera que se podrían fomentar los seguros de vida y retiro en un país como la Argentina, con una economía que vive en permanente crisis?

Nuestra idea es que el principal apoyo tiene que venir del pilar empresarial, que es complementario y voluntario.

Es el que más potencial tiene para constituir el capital suficiente.

El pilar voluntario individual no tanto porque para la gente es un problema a largo plazo. Hay que ser muy transparente con respecto a cuál va a ser la pensión de jubilación pero, aun así, no lo ven cercano y no ahorran.

El pilar empresarial es muy importante y, en cuanto a políticas públicas para impulsarlo, normalmente se ofrecen incentivos fiscales a las empresas que hacen aportes para sus trabajadores.

Incluso, en el pilar voluntario, hay países que también tienen estos incentivos.

¿Cómo ven desde Mapfre el entorno económico y su impacto en el mercado asegurador?

El año pasado, los Estados Unidos llevó a cabo una política monetaria restrictiva, elevó los tipos de interés varias veces, y eso se juntó con una serie de sequías e inundaciones, aquí, en la Argentina. Esas situaciones coyunturales, al juntarse con las debilidades estructurales del país, provocaron que, incluso, tuviese que intervenir el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Están trabajando en esas debilidades estructurales, que están relacionadas con el déficit fiscal y la deuda con respecto al Producto Bruto Interno y, sobre todo, el endeudamiento exterior en dólares, que hace que, al haber una depreciación del tipo de cambio, genere una vulnerabilidad.

Este entorno recesivo de 2018 generó una caída del Producto Bruto Interno  en torno al 2,5%. Entendemos que en 2019 la economía caerá pero menos, calculamos 1,4%. Este entorno es desfavorable para la industria aseguradora. Hay mucha correlación entre el crecimiento económico y el de las compañías de seguros pero también pensamos que, con las reformas que se están tomando, la situación puede mejorar sustancialmente en el año 2020. Prevemos que habrá un crecimiento económico para ese año.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo