El Cronista Comercial

El reto, revalorizar las oportunidades en zonas rurales

El reto, revalorizar las oportunidades en zonas rurales

En 2015, luego de concluir seis años de misión en la comunidad del Boquerón en Tres Isletas, Chaco, un grupo de jóvenes, decide iniciar un proyecto solidario para revertir la principal dificultad que presentaba el paraje rural: la falta de oportunidades.

"Esta problemática se traducía en el abandono por parte de las familias de la comunidad y la consecuente migración a los centros urbanos más cercanos, lo que generaba dos consecuencias inmediatas: el desarraigo y la pérdida de la cultura rural así como de las costumbres propias", explica Juan Carlos Chalbaud, cofundador y actual director de Programas de la organización Monte Adentro.

Instalado en Boquerón, pudo darle continuidad a los programas que fueron expandiéndose hasta llegar hoy a un total de 17 parajes rurales y que se desarrollan en conjunto con 422 familias rurales. Aspiran a lograr el desarrollo integral y comunitario de zonas rurales del norte chaqueño alrededor de Tres Isletas, Castelli, Pampa del Indio, Quitilipi y Saénz Peña.

A través de las acciones que realizan se busca lograr un desarrollo social equitativo y, principalmente, revitalizar la cultura rural. Para ello promueven y acompañan proyectos de desarrollo comunitario en los que los mismos miembros de cada comunidad son los protagonistas y trabajan en cuatro áreas:

Educación integral: apoyo escolar en nivel primario y secundario; taller de deportes; becas en nivel secundario y becas en nivel superior.

Salud: Atención médica y nutricional de niños y adultos. Talleres de Salud para madres. Realización de estudios clínicos. Entrega de medicamentos.

Oficios: talleres de gastronomía, huerta, tejido y costura.

Fortalecimiento comunitario: un equipo de acompañantes familiares visita todas las semanas a cada familia.

Actualmente, la pandemia impactó en las comunidades rurales que históricamente viven aisladas por falta de oportunidades, indica Chalbaud. "Al comienzo de la cuarentena, las familias del monte chaqueño se quedaron aún más aisladas y los programas se suspendieron". Una vez que comenzó la flexibilización, volvieron a visitar a las familias y realizar entregas de barbijos y campañas de higiene personal y de los hogares para evitar la propagación del virus.

"Fuimos testigos de la fuerza de voluntad y autogestión de las familias que acompañamos desde hace 5 años: fueron ellas mismas las que empezaron a organizarse para continuar con los programas que llevamos adelante, respetando los protocolos correspondientes", destaca el cofundador.

En este periodo pasaron de 13 a 65 grupos de apoyo escolar. "La ausencia de interacción de los docentes con sus alumnos y la imposibilidad de las madres y padres de ayudar a sus hijos con las tareas, hizo que el equipo redoblara el esfuerzo para sostener el estudio de los niños y niñas". De esta manera, los profesores realizan visitas a domicilio para acompañar de manera personalizada a más de 350 alumnos. Por otro lado, más de 60 hogares abrieron sus puertas para que los apoyos se puedan llevar adelante en los domicilios de las familias.

Vinculado a los talleres de oficios, en los últimos cuatro meses ya han participado 100 mujeres en los mismo. Asimismo, las mujeres rurales continúan realizando productos de costura y tejido para la marca Manos del Monte- emprendimiento de productos de tejido y costura hecho por las madres rurales -, con los talleres previos al COVID-19. Así más de 60 mujeres generaron un ingreso para su hogar en este tiempo.

En septiembre, se retomaron los talleres de salud y están próximos a inaugurar la reapertura de dos puestos sanitarios ya construidos, en articulación con salud pública.

Con respecto al último eje, en mayo, se pusieron en marcha 10 huertas comunitarias y 60 huertas familiares junto al INTA. También se comenzó con la construcción de 12 cisternas de recolección de agua de lluvia en dos comunidades rurales sin acceso al agua.

"En este contexto de aislamiento, se vuelve más necesario continuar con el trabajo impulsado hace más de cuatro años. La realidad del monte chaqueño debe ser visible para generar un desarrollo integral y sustentable para las comunidades y la biodiversidad".

Shopping