El Cronista Comercial
VIERNES 19/07/2019

El plan de Mastellone para dejar el rojo atrás

La compañia renovó su management. El año próximo, culminará su plan de inversiones, de u$s 90 millones, iniciado en 2017. Qué ganó con Arcor como accionista

El plan de Mastellone para dejar el rojo atrás

A septiembre, Mastellone Hermanos, la dueña de La Serenísima, acumulaba pérdidas netas por $ 2400 millones, con lo que cerraría su peor año en una década. Desde este mes, está al mando de la compañía Carlos Agote, quien reemplazó en la presidencia al histórico José Moreno. "Conozco bastante bien los problemas que tiene la empresa", comenta. Agote llegó a su sillón como representante del fondo Dallpoint Investments. Y tiene el GPS activado para salir de la crisis: a lo largo de 2019, lanzará productos más segmentados, para ampliar el portfolio, y apalancará el crecimiento más en la exportación que en el mercado interno.

La compañía que, durante décadas, presidió Pascual Mastellone -hijo del fundador-, registró siete ejercicios consecutivos en rojo. El último con ganancias netas fue 2010: $ 138 millones.

"Fue un año horrible", dice de 2018 Agote, quien integra el directorio desde 1999. En nueve meses, el aumento de los costos (20%) superó al de la facturación (19,6%). Además, detalla, el volumen de ventas se desplomó cerca de un 4%. La empresa proyecta cerrar el ejercicio con una facturación aproximada de $ 26.000 millones, 29% superior a la de 2017.

"Fue muy complicado. La devaluación hizo estragos en los balances y en la rentabilidad. Todavía, queda la tasa de interés como factor a acomodar, para que esto pueda volver a encauzarse en la tendencia del crecimiento", analiza. "Hay que darle tiempo para que esto se vaya atenuando y diluyendo en el balance", agrega.

La deuda en dólares de la compañía (u$s 200 millones) es uno de los temas más graves. Agote siguió de cerca las varias reestructuraciones de pasivos que encaró la láctea. Aunque dice que, hoy, respira tranquilo porque el grueso de los vencimientos será en 2021. Le preocupa lo que suceda con los mercados voluntarios de crédito para la Argentina. "Esta es una empresa que, en los últimos 20 años, básicamente, se fondeó en el exterior. Si se aclaran las perspectivas de financiamiento a nivel Gobierno para 2021, las perspectivas para el sector privado de poder colocar emisiones en el mercado secundario mejorará. Pero, hoy, estamos marginados", reconoce.

La llegada de Arcor como accionista le dio otra espalda financiera. A fines de 2015, el grupo de los Pagani inyectó u$s 50 millones para obtener una participación accionaria que, actualmente, es del 42,65%. Esta alianza, le permitió a Mastellone profundizar su crecimiento en mercados del exterior. Hoy, exporta entre el 7% y 10% de su producción, que, en total, ronda los 4 millones de litros por día. "Chile es un mercado al que llegaremos el año próximo y, también, estamos entrando en Bolivia", anticipa Agote. En lo que va de 2018, sus exportaciones, en volumen, crecieron 48 por ciento.

A mediados de 2020, Arcor tendrá la opción de adquirir el total de la compañía de la familia Mastellone, que, poco a poco, fue desprendiéndose de su participación. Dallpoint, todavía, tiene cerca del 30%. "Son opciones cruzadas: ellos tienen la de comprar y nosotros, la de vender", desliza Agote. ¿Hay intenciones de vender? "Siendo inversores financieros (a diferencia de Arcor, que es estratégico), la prioridad,siempre, es la renta", afirma.

Por el momento, Arcor ocupa un lugar en el directorio. Si bien participa en distintos comités, según Agote, la empresa cordobesa no se involucró en aspectos ejecutivos.

En 2019, cuando culminará el plan de inversión, de u$s 90 millones iniciado en 2017, el foco estará puesto en los productos y en mejorar la capacidad productiva de sus plantas. El año pasado, puso en marcha una planta de secado de leche y suero en Trenque Lauquen para reducir los fletes a la fábrica de General Rodríguez. Además, construyó una planta de procesamiento de leche ultrapasteurizada en el predio de Villa Mercedes, San Luis, donde ya se elaboran quesos.

"Para paliar la crisis, abriremos el abanico de productos. Por ejemplo, variando los tenores de grasas o lanzando más tipos de dulce de leche", cuenta Agote. A su vez, anticipa la salida al mercado de productos elaborados de manera conjunta con Arcor.

A pesar de los proyectos para el próximo año, las perspectivas no son del todo optimistas. Para Agote, las pérdidas continuarán durante el próximo ejercicio. "Estamos previendo una reactivación hacia el segundo trimestre y una mejora muy menor en las ventas. Apuntamos a que sea un año, apenas, mejor que este", calcula. Sin adquisiciones a la vista, especifica que esta es "una época para fortalecernos y enfrentar la situación del país, sacando alternativas inteligentes para paliar la crisis".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo