El Cronista Comercial

El nuevo sindicato de la 'low cost' Norwegian negociará paritarias ya, desde marzo

UNEN, el nuevo gremio de los empleados de la aérea noruega, es reconocido por la empresa, pese a no estar habilitado legalmente para discutir acuerdos salariales. Alejando Botana, ex piloto de Austral y presidente de UALA, está al frente del nuevo gremio. Comentó los planes de la nueva asociación a El Cronista

Las ocho habilidades blandas necesarias para trabajar en el nuevo milenio 

Norwegian Argentina se convirtió en la segunda low cost en tener sindicato propio, por fuera de los gremios tradicionales. Ayer, a través de la resolución 83/2019 publicada en el Boletín Oficial, el Ministerio de Producción y Trabajo inscribió a la Unión de Empleados de Norwegian (UNEN) en el Registro de Asociaciones Sindicales de Trabajadores. Así, se sumó a la Asociación Sindical de Trabajadores de Flybondi, inscripta en enero.

Se trata de una asociación gremial de primer grado, que aún no tendrá el poder de negociar convenios colectivos de trabajo, y que agrupará a todos los trabajadores de la filial argentina de la empresa noruega. Sin embargo, ya en marzo el sindicato, a cargo en forma interina del piloto Alejandro Botana (ex Austral y ex presidente de UALA, gremio que de pilotos de esa aérea estatal), se sentaría con la empresa a negociar el primer ajuste salarial por inflación.

"En 10 días tenemos que llamar a elecciones. Norwegian nos reconoce como gremio, por más que legalmente no estemos autorizados a negociar paritarias. Y la empresa hará un ajuste de sueldos cada seis meses por inflación. Por eso en marzo ya nos sentaríamos a negociar", explicó Botana a El Cronista desde Oslo, donde realiza un curso de capacitación.

Al respecto, aclaró que contar o no con habilitación para negociar salarios no es crucial. "En UALA no tuvimos personería gremial por mucho tiempo, hasta que fue aprobada por el gobierno de Cristina Fernández, pero igual discutíamos paritarias", aclaró.

Norwegian tiene 190 empleados, pero prevé llegar a unos 380 hacia fin de año, a medida que comience a operar más rutas.

"Trabajé como piloto en Austral hasta diciembre de 2016, cuando me fui con un retiro voluntario y me jubilé. También renuncié a UALA, donde tenía diferencias con otros dirigentes. Luego volé en Andes hasta que me convocaron de Norwegian, previo a su llegada, para que los asesore en la parte gremial. Le presenté al CEO de la empresa en la Argentina, Ole Christian Melhus, a todos los sindicatos, porque él quería trabajar junto a ellos; les mostró el proyecto, fue muy abierto. El CEO fue Union Leader (dirigente gremial) en Noruega, pero allá trabajan con otra mentalidad. Le expliqué que acá funcionaba todo de modo diferente, que los gremios eran pro Aerolíneas Argentinas y no veían bien a la llegada de otras empresas. Después de la audiencia, cuando vio cómo castigaron a Norwegian me dio la razón", comentó Botana.

Luego, le ofrecieron ser piloto de Norwegian. "A la aérea venían pilotos de LAN y COPA, azafatas de otras aéreas, como Andes y British. Decidimos entre todos crear nuestro propio sindicato, que incluya a pilotos, técnicos, tripulantes de cabina, a todos, para defender las fuentes de trabajo", explicó. Según Botana, muchos empleados tenían miedo de crear el sindicato, porque no querían tener problemas con la empresa. "Pero Norwegian nos reconoce como gremio y les expliqué que es diferente", aclaró.

Botana ocupa el cargo en forma interina y se presentará a las próximas elecciones de UNEN, por su experiencia, pero su idea no es quedar al frente a futuro. "Cumplo 61 años este año, este proyecto no es para mí, sino para la gente joven de la empresa, para que haya otra aérea funcionando en la Argentina", destacó.

En UNEN habrá una Secretaría por sector de trabajo: pilotos, técnicos, tripulantes de cabina, porque cada puesto tiene su especificidad, pero luego negociarán en conjunto.

Botana aclaró que, por estatuto, quienes formen parte de la Comisión Directiva de UNEN no cobrarán dinero por su cargo, porque es vocacional, sino que sólo recibirán su sueldo como empleados de la empresa.

Al ser consultado sobre las razones por las cuales no formaron parte de un mismo gremio low cost, junto a empleados de Flybondi, Botana aclaró que los invitaron a hacerlo. "Pero no quisimos. Creo que hay que ser muy cuidadoso, debemos juntarnos primero por empresa, para defender nuestros puestos de trabajo. Y después quizás sí armar una federación que reúna a los sindicatos de las aéreas low cost para defender los intereses conjuntos", aclaró.

Norwegian comenzó a operar vuelos de cabotaje en octubre pasado; en la actualidad, ofrece 14 vuelos diarios desde Aeroparque a Córdoba, Mendoza, Puerto Iguazú, Bariloche, Salta y Neuquén. Además, a través de la filial británica de la noruega, comenzó hace un año, el 15 de febrero, a operar un vuelo diario entre Ezeiza y el aeropuerto de Gatwick, de Londres.

El gurpo noruego low cost cotiza en la Bolsa de valores de Oslo. Con casi 33 millones de pasajeros transportados en 2017, Norwegian es la sexta mayor aerolínea low cost del mundo y la tercera mayor de Europa.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo