El Cronista Comercial

El millonario dueño la cadena Havan de Brasil se quejó de la burocracia argentina

Luciano Hang, dueño de la cadena Havan, estalló al esperar más de dos horas para cruzar la frontera entre ambos países

“¡Odio la burocracia!”, exclamó fervoroso Luciano Hang, dueño de las famosas tiendas departamentales Havan en Brasil, durante su larga espera para cruzar a Puerto Iguazú, en Misiones. El empresario, de gran actividad en sus redes sociales, se filmó quejándose por las dos horas de fila que tuvo que soportar en el puente Tancredo Neves en la noche del pasado sábado. Y espetó: “Argentina es peor que Brasil”.

Hang decidió cruzar al lado argentino para cenar con su familia luego de visitar las sucursales de su cadena en Foz do Iguaçu. Sin embargo, la tediosa acumulación de autos con la que se encontró lo llevó a manifestar su molestia con la situación. “El fin de semana la gente quiere pasar al otro lado, quieren ir a un restaurante, quieren gastar, y esto es como si pararan el turismo en su país”, apuntó en su video que superó las 200.000 reproducciones en Instagram.

El ejecutivo cargó directamente contra la Argentina. “¿No quieren turistas? ¿No quieren vender? ¿No les gusta el dinero? ¿Cómo es que nadie resuelve un problema tan simple? Imaginen cuánto está perdiendo el país”, expresó en el texto de descripción del video. Además, mientras se filmaba caminando entre la cola de vehículos que se había formado, criticó duramente a los que trabajan en los puestos de Migraciones: “Esta gente acá quiere sellar, sellar y sellar, pero no hace nada. ¡Es una vergüenza!”.

La cadena Havan, que actualmente tiene 123 locales en el mercado brasileño, se fundó en 1986 de la mano de Hang y Vanderlei de Limas, quien luego le vendió su participación a su socio. En 2018, la firma facturó más de 7000 millones de reales – más de u$s 1800 millones -, un alza del 40% respecto del año anterior, y para el ejercicio actual proyecta abrir 20 sucursales.

Por su parte, Hang es uno de los empresarios más ricos de Brasil con una fortuna de más de u$s 2200 millones, según Forbes. A su vez, es uno de los más fervorosos seguidores del actual mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, incluso utilizó su cuenta personal de Facebook, en reiteradas ocasiones, para hacer campaña para que el militar retirado gane las elecciones.
 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo