El Cronista Comercial

El futuro del empleo: qué están haciendo las empresas para adaptarse al cambio que viene

La transformación de estructuras rígidas en ágiles, el pago de compensaciones económicas por habilidades y la implementación de programas de educación corporativa son algunas de las estrategias que los departamentos de Recursos Humanos aplican para anticiparse en el mercado laboral.

El futuro del empleo: qué están haciendo las empresas para adaptarse al cambio que viene

El paradigma del trabajo está cambiando y ninguna actividad queda exenta de esta transformación. Aunque en este proceso una empresa disruptiva encuentra escollos distintos a los de una tradicional, ambas enfrentan un mismo desafío: cómo anticiparse al mercado laboral que se avecina.

Convocados por la consultora Mercer en el evento Mercer Journey #31 “Ready 4D Future", que se llevó a cabo en la Usina del Arte, directivos de Recursos Humanos de distintas compañías dieron a conocer las estrategias que están poniendo en marcha para motivar y, en consecuencia, retener al talento.

La transformación de estructuras rígidas en ágiles, el pago de compensaciones económicas por skills (en lugar de un sueldo por una función o un puesto) y la implementación de programas de entrenamiento de habilidades que fomentan la educación constante son algunas recetas que estas organizaciones ya comenzaron a aplicar. 

En este sentido, "Fefe" Raimundo, Chief People Officer de Wolox, señaló que el principal reto actual que afronta una empresa nativa digital como ella se basa en "atraer talentos que escasean y lograr que los perfiles experimentados se animen a dejar una firma clásica para migrar a una 100% digital”.

Por su parte, Gustavo Fernández, director de Talento y Cultura de BBVA, relató el proceso de transformación que vivió la entidad financiera, cuando pasó de estar organizada en unidades funcionales separadas a adoptar una estructura ágil, conformada por equipos flexibles con foco en diversos proyectos de trabajo.

“Nos dimos cuenta de que teníamos que cambiar la forma en que nos desempeñábamos día a día. Hicimos una prueba en Europa en el área de banca digital y, dado los buenos resultados, decidimos encarar un cambio estructural que no sólo altere las tareas mecánicas de todos los días, sino las mismas funciones y los cargos”, explicó Fernández.

Para eso, ambas compañías desarrollaron programas de entrenamiento constante con el objetivo de que sus colaboradores adquieran nuevas capacidades. "Terminada la transformación, nos dimos cuenta de que requeríamos ciertas habilidades que nuestros empleados no tenían. Para eso, ideamos un programa de educación consistente en cursos variados. Al completarlos, el personal puede acceder a otros beneficios, lo cual les resulta alentador", detalló el ejecutivo del banco.

Al respecto, Soledad Acuña, ministra de Educación e Innovación de la Ciudad de Buenos Aires, afirmó que para enfrentar el futuro mundo del trabajo, el Estado está reentrenando a las personas para que nadie se quede fuera del mercado laboral.

“Desde la Ciudad, estamos dialogando con las empresas y la sociedad civil para comprender qué perfiles y qué competencias se van a necesitar en 2034, el año en que se insertarán al mercado los chicos que están comenzando el colegio ahora", dijo la ministra.

Acuña contó también que el Gobierno porteño se reunió, en repetidas ocasiones, con empresas de software radicadas en el Distrito Tecnológico de Parque Patricios para obtener insights. "No alcanza con saber que se necesitan programadores. Realizamos encuentros con ellos para entender el perfil profesional que buscan y acompañar su crecimiento”, aclaró.

En este contexto, las organizaciones ya están implementando el pago de compensaciones por habilidades y el upskilling de esas habilidades en el tiempo, rompiendo con el paradigma de que a mayor jerarquía, corresponde una mayor remuneración.

"Poco a poco, se impondrá el pago por resultados, primando el equipo por sobre el individuo en la generación de valor. En cuanto a los beneficios, cada vez más vamos a un concepto de individualización, por sobre la estandarización, donde las personas van a elegir los beneficios que más respondan a sus necesidades. La tecnología contribuirá a que los procesos de compensación sean más agiles”, concluyó Acuña.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo