El Cronista Comercial

El factor humano será la clave del mercado laboral en la pospandemia, aseguran analistas

La vuelta a la normalidad reconfigura un mercado laboral en el que convivirán el trabajo remoto y las tareas presenciales, con beneficios para empresas y empleados. Cada vez más se valoran habilidades blandas de los líderes y adaptación a las nuevas formas de trabajo por parte de los trabajadores.

El factor humano será la clave del mercado laboral en la pospandemia, aseguran analistas

La nueva normalidad en materia laboral deberá sintetizar los ejes del trabajo que dominaron el escenario antes de la irrupción del Covid-19, con el aprendizaje que dejaron las formas de trabajo remoto durante la pandemia, tanto a nivel de líderes de las empresas como de los trabajadores,

Así, la flexibilidad y las habilidades blandas resultan vitales para la nueva normalidad. Es un escenario en el que el factor humano estará al tope de las prioridades, con beneficios tanto para empleadores como trabajadores.

"Estamos en un contexto digital en el que cobran importancia la flexibilidad, la adaptación, iniciativas de los líderes en un contexto incierto y volátil, y también empatía y buena comunicación", señaló Luis Guastini, director general de ManpowerGroup.

Fue durante la webinar "Nueva normalidad: qué necesitan los argentinos de sus empleadores", organizado esta mañana por Citrix y ManpowerGroup.

Para María Celeste Garrós, directora regional de Citrix para el Sur de Latinoamérica, la tecnología será parte fundamental de aquí en más pero "no habrá una única forma de trabajo". Estos cambios vendrán también con cambios de expectativas de parte de los empleados que según las propias empresas consultadas por Citrix "serán más nómades y irán poco a las oficinas".

En una primera etapa de la pandemia, iniciando en marzo y extendida por unos 45 días, las empresas buscaron la manera de disponer las herramientas tecnológicas para que los empleados pudieran desarrollar sus tareas a distancia.

La fase dos fue mucho más larga y en algunos casos todavía se está transitando. "Allí la clave fue la forma sostenible de trabajar desde la casa, empezó a haber preopcupación por la persona para evitar el síndrome de burn out", aseguró Garrós.

Hoy estamos ante un "nuevo normal", apuntó la especialista, en el que hay un aprendizaje de las compañías, tanto en áreas como procesos y cada vez más se evalúan los costos, indicó.

En ese sentido, consideró clave "dejar de pensar en el trabajo en horas sino en objetivos". En su opinión, es importante balancear la vida personal con la profesional o laboral, ante la necesidad de desarrollar sus tareas desde el propio domicilio.

Es un desafío para los responsables de las empresas para "proveer trabajo con bienestar y preservar la salud de los trabajadores".

"El factor humano es clave para poder trabajar bien y adaptarnos a una nueva normalidad, que más que eso debe ser una mejor normalidad", coincidió Guastini.

Al respecto, Guastini explicó que en el futuro habrá que evaluar esencialmente cuatro puntos en el mercado de trabajo:

  • a) qué puestos se necesita realizar de forma presencial y cuáles no,
  • b) cómo adquirir las habilidades tecnológicas que se requieren com parte de la transformación digital,
  • c) qué hacemos con los que no entren al teletrabajo, y
  • d) poner un nuevo foco en el bienestar físico y emocional de los trabajadores.

Esto se dará en un contexto en que "va a haber unha valoración distinta de la calidad de vida" por parte de los empleados, señala Garrós. De hecho una investigación de Citrix destaca que el 53% de los consultados quieren un estilo de trabajo que permita conciliar con la familia y el 60% espera una cultura organizacional de la empresa que "sea más digital".