El Cronista Comercial

El deporte, una herramienta de transformación social

Con reconocidos deportistas como embajadores, las empresas buscan llevar los valores de esas actividades a otros ámbitos. El caso de Huella Weber.

El deporte, una herramienta de transformación social

Trabajo en equipo, esfuerzo y paciencia, son algunos de los valores que los grandes deportistas tienen presente para alcanzar sus objetivos y logros. Algunos deportistas llevan estos valores más allá, y los aplican en otros ámbitos, como una herramienta de cambio social. Para canalizar sus esfuerzos y lograr un impacto social, representantes de distintos deportes se sumaron al programa Huella Weber, de la empresa Weber Argentina, donde a través de embajadores deportivos, llegan a distintos ámbitos sociales brindando valor.

Para conocer más sobre el aporte de los deportistas y cómo contribuyen, Sebastián Crismanich y Germán Chiaraviglio, campeones olímpicos y embajadores, nos dieron su testimonio.

Crismanich, debutó como deportista olímpico en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en taekwondo, donde obtuvo la medalla de oro, logrando la primera medalla dorada en una disciplina individual para la Argentina luego de 64 años.

"Me había enterado que algunos atletas estaban apoyando a la sociedad de otras maneras, a través del apoyo a escuelas, comedores y estaban dejando un legado, más allá del deporte", explica Sebastián, de esta manera se acercó al programa. "Me interesó participar, ya que soy de Corrientes y quería ayudar a mi región".

Como en ese momento se estaba construyendo el primer Centro de Infecciones Raras, en Barranquera, dependiente de Garrahan Chaco, propuso sumarse al proyecto. Así comenzó con la difusión del emprendimiento. "Como embajador mi tarea era difundir el proyecto para llegar a otras instituciones. Cuando empezamos con las actividades, los medios nos hacían notas y lográbamos que otras empresas y fábricas se sumen para colaborar". Así fue creciendo y también otras personas también se acercaban para ayudar. Actualmente, el centro se encuentra en un estado avanzado de construcción, y tendrá un gran impacto para toda la región, permitiendo a los chicos y padres acceder a un servicio más cercano y de calidad, sin tener que viajar a Buenos Aires.

"Encuentro una paz y satisfacción en el sentir que estoy aportando. Dar alegría desde otro lado, que no sea el deportivo. Es mi manera de seguir representando a Argentina y a la gente", finaliza el especialista en taekwondo.

Germán Chiaraviglio, deportista en atletismo (salto con Garrocha), obtuvo la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de 2015 en Toronto y es el único atleta argentino en haber ganado una medalla de oro en un Mundial de atletismo. Él se sumo al programa con el objetivo de dar colaborar con su Club Velocidad y Resistencia de Santa Fe, donde se inició como deportista y es oriundo. "Cuando me sumé al programa, en el año 2014, quería dar una mano a mi club, ya que tenía falencia de infraestructura". El club había comenzado a construir dormitorios, para albergar a los chicos que venían a competencias, pero por problemas económicos no habían avanzado. Así, al sumarse al programa, Germán, planteó el tema en Weber para que colaboraran con los materiales para la construcción. "Fue el inicio para que me moviera y consiguiera otras mejoras, ya que también faltaban griferías, sanitarios y pisos, a parte de la construcción de los dormitorios", destaca el deportista.

"Como embajador, hacía de vínculo entre la empresa y la organización. También ayudaba en otras áreas como la parte logística; convocar a los vecinos para que se sumen, contratar empleados y pedir subsidios".

¿Qué le aportó esta experiencia? "Por un lado, valoro que una empresa haga su aporte para transformar y que perdure en el tiempo, mejorando la calidad de un club social. Por otro lado, nos brinda una mano a los deportistas, para que accedamos a herramientas distintas. Nos saca del ambiente deportivo y aprendemos otro tipo de labores, como coordinar y traccionar para conseguir que las cosas ocurran. Así nos sentimos útiles haciendo otras actividades y ayudando a otros".

La primera parte del proyecto terminó en 2016 y los alojamientos ya están finalizados. Por su lado, Germán sigue acompañando el proyecto y trabajando para avanzar en una segunda etapa.

Hasta la fecha, ya han participado 42 deportistas y se han realizado 59 proyectos, alcanzado a 35.400 personas beneficiadas.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo