El Cronista Comercial

El consumo de yerba mate alcanzó cifras récord en 2018

Entre enero y noviembre del año pasado, el consumo interno de la infusión creció notablemente y las ventas externas pegaron un salto significativo

El consumo de yerba mate alcanzó cifras récord en 2018

El mate es la infusión preferida en la Argentina, por encima del café y el té: se consumen en promedio 100 litros anuales per cápita, según el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).

Y la tendencia parece no detenerse. El yerbatero fue uno de los pocos sectores de la economía que cerró un buen año en materia de rentabilidad. Pese al contexto recesivo y la caída en las ventas de varios productos de la canasta familiar, su consumo crece tanto en el mercado interno como en el extranjero.

Entre enero y noviembre del año pasado, los despachos con destino al mercado local alcanzaron los 244,1 millones de kilos, lo que equivale a 2,2 millones de kilos por encima de las ventas concretadas en el mismo período de 2017, de acuerdo a INYM. Así, los molinos enviaron 244.117.092 kilos en 2018, contra  241.911.227 kilos enviados en 2017 (el alza fue aproximadamente de 1%).

Simultáneamente, se espera que las exportaciones de yerba mate argentina finalicen 2018 con un récord histórico también (aún no están los datos finales). En los primeros 11 meses del año pasado, los embarques al exterior sumaron 40,5 millones de kilos, lo que significó una suba del 44% interanual.

"Desde que el Instituto efectúa los registros de las exportaciones, los totales anuales nunca habían alcanzado estos niveles. En 2015, por ejemplo, que fue un buen año, los despachos sumaron 35,3 millones de kilos", precisó la entidad en su informe.

El incremento en ese período significó la recuperación de los envíos a Siria, el principal destino de la yerba mate argentina en el exterior; la consolidación de Chile, en segundo lugar; y la presencia en otros mercados, conformados principalmente por comunidades de materos en los Estados Unidos y Europa.

En lo que respecta a la elección de los consumidores sobre el packaging, se mantiene la preferencia en góndola por los envases de medio kilo, aunque en el último año las ventas de este tamaño cayeron un 3,4%. Por su parte, el paquete de kilo pasó de una participación en el mercado del 32,97% al 36,14%. "También amplió su participación el paquete de dos kilos, que escaló del 1,83% al 2,13%. Otro de los perdedores fue el paquete de 250 gramos, que pasó de 0,93% a 0,84%", destacó el documento. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo