El Cronista Comercial
MIÉRCOLES 24/07/2019

El clima condiciona a la industria aseguradora

En la Argentina, cada vez es más habitual que los asegurados demanden protección frente a los desastres naturales. Cuáles son las pólizas más solicitadas del mercado. Cómo se reconvirtió el sector tras la caída de granizo de 2006.

El clima condiciona a la industria aseguradora

El cambio climático provoca escenarios desconcertantes, por lo que cada vez es más habitual que las aseguradoras se encuentren con clientes que demanden protección frente a los desastres naturales. Probablemente, el granizo sea el principal temor entre las catástrofes climáticas, pero algunos seguros cubren también inundaciones -el nuevo fantasma-, vientos fuertes, maremotos y hasta erupción volcánicas, entre otros siniestros.

La histórica caída de granizo ocurrida en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, en 2006, hizo que la industria del seguro se transformara: hoy al menos el 60% de los seguros de autos cuentan con esta cobertura. Así lo confirmaron las aseguradoras consultadas. "Un 60% de nuestra cartera tiene la cobertura de granizo. Orientamos a los clientes a que siempre tengan esta cobertura", señala Fernando Basílico, jefe de Productos & Segmentos en Swiss Medical Group Seguros.

En esa línea, el ejecutivo amplía que “si bien la cobertura ya existía, se tuvo más en cuenta, se hicieron fuertes en este tema todas las compañías, por default, a partir de 2006”. Desde Provincia Seguros, Ezequiel Pérez Staracci, jefe de Suscripción de Autos, indica que el 60% de la cartera está cubierta con cobertura de granizo, y que de esa cifra, la mitad son coberturas de todo riesgo y la otra mitad tercero completo full que tiene granizo.

Incluso, Mauro Zoladz, head of Customer Proposition de Zurich Argentina, asegura que la demanda de este producto creció tanto que el 80% de los autos asegurados por la compañía cuentan con esta cobertura.

Por su parte, Pérez Staracci menciona otro evento de granizo que también marcó al sector: “La granizada importante de 2013 concientizó a la gente; a partir de ahí vimos un crecimiento de ventas de este tipo de pólizas”. En cuanto a las consecuencias más comunes que se deben afrontar, cita a los vidrios del auto, aunque aclara que es más frecuente que se rompa un parabrisas por un piedrazo en la autopista o un cristal en el intento de robo.

Tanto Basílico como Zoladz calculan que, tras la caída de granizo, el costo de reparar los daños que ocasiona puede rondar entre los $ 16.000 y los $ 20.000, pero en algunos casos puede significar incluso un desembolso mayor. Por eso es que desde Swiss Medical Group Seguros destacan que muchos clientes preguntan por la cobertura que ofrecen contra el granizo antes que la de robo o incendio. "Es muy latente, preguntan siempre lo mismo: si tiene granizo. Y a partir de ahí siguen indagando sobre los detalles del seguro", dice el jefe de Productos & Segmentos.

En tanto, desde Zurich manifiestan que en 2018 dieron servicios y reparación a más de 10.000 autos. “Esto implica que aproximadamente entre un 4% y 5% de los que tienen nuestra cobertura la debieron usar. Sin embargo, no se puede hablar de zonas, porque por las características propias del granizo, va rotando el lugar de los afectados. Es decir, no siempre le toca al mismo", expresa Zoladz.

El head of Customer Proposition de Zurich Argentina también se refiere a las innundaciones, una preocupación que tomó más fuerza en el mercado luego de la catástrofe que sufrió la ciudad de La Plata en 2013. "En los últimos años surgió más fuerte la preocupación por todos los riesgo climáticos. Después de las granizadas hubo inundaciones y otros eventos que inquietaron al asegurado. Nosotros capturamos esa necesidad", subraya.

De hecho, Zurich ofrece un servicio ligado a esta problemática: Zurich Weather. También en La Caja hacen foco en las inundaciones, entre los desastres naturales. El director Técnico, Claudio Dulfano, sostiene que, por lo general, la consulta más frecuente, aparte de la cobertura de granizo, se relaciona con inundaciones, sobre todo en las provincias del interior, que son las más damnificadas: "Nuestros clientes suelen consultar por inundaciones. Una consulta frecuente también es cómo estarían cubiertos, por ejemplo, frente a la caída de un árbol sobre su vehículo".

Para respaldarse es suficiente una póliza de Todo Riesgo, según el especialista. "Cubre la responsabilidad civil de nuestro asegurado, es decir los daños que pueda causar a personas y/o cosas. Adicionalmente, se cubren los daños totales como el accidente, robo, hurto, Incendio, huelga y otros a consecuencia de efectos climatológicos y ambientales, tales como: meteorito, terremoto, maremoto, erupción volcánica, tornado, huracán o ciclón, granizo, Inundación y rayo", describe Dulfano.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo