El Cronista Comercial

El Gobierno francés quiere destituir al encarcelado CEO de Renault

Carlos Ghosn está preso en Japón, acusado de evadir más de u$s 40 millones en impuestos. Con un 15%, el Estado galo es el mayor accionista de la automotriz francesa. Directores liderados por la esposa de Tony Blair, presionan por saber hasta cuándo esperarán

Septiembre de 2004. Salón de París. Conmoción en la fiesta europea del mundo automotor. Carlos Ghosn, número uno de Nissan, milagroso ejecutivo que había salvado a la automotriz japonesa de la quiebra, reemplazaba a Louis Schweitzer como piloto global, tanto de Renault como de la alianza que el fabricante francés forjó con la asiática (recientemente, ampliada a Mitsubishi). Alta expectativa en los medios del mundo, por la coronación en el autoshow parisino del implacable top manager, frío, eficiente, implacable, que, a su alta performance profesional, sumaba su halo exótico personal: brasileño de nacimiento, criado en el Líbano -el origen de su familia- y formado, académica y laboralmente, en Francia.

Auténtico CEO Super Star durante una década y media, su estrella se apagó. Mejor dicho, explotó. La supernova, en este caso, su encarcelamiento en Japón, acusado por haber subdeclarado sus ingresos durante cinco años como titular de Nissan para evadir impuestos por más de u$s 40 millones. El jueves Renault había emitido un comunicado en el que lo ratificó como su presidente, ya que, según una auditoría interna, aseguró la empresa, no había encontrado irregularidad alguna en el accionar de su encarcelado CEO. Pero, también en París, los trapos sucios se lavan en casa. El viernes, trascendió que el Gobierno francés -principal accionista de Renault- está buscando candidatos para reemplazarlo, difundió la agencia Reuters.

Esa auditoría había sido informada el mismo jueves al board de Renault por el presidente interino, Philippe Lagayette. Durante esa sesión, de cinco horas, informó Reuters, varios directores, liderados por Cherie Blair -esposa de Tony, ex primer ministro del Reino Unido-, empezaron a manifestar su impaciencia por la situación.

"Lo que dijo, en efecto, fue que no podemos permanecer en esta situación para siempre", deslizó una fuente. "En algún momento, necesitas avanzar y seguir adelante", agregó.

Blair le respondió a Reuters que estaba "triste" porque "se violó la confidencialidad de las reuniones de la junta directiva", en particular, con respecto a una "descripción totalmente inexacta" de su intervención. "Puedo confirmar que yo, con otros miembros de la junta, le hice varias preguntas a los abogados de Renault sobre su conocimiento del sistema legal japonés, su estimación de cuánto tiempo permanecerá bajo custodia el señor Ghosn y su mejor estimación de cuándo estaría disponible para reanudar sus funciones".

Funcionarios franceses ya comenzaron a enumerar posibles candidatos para reemplazar al brasileño como presidente ejecutivo. El veterano Didier Leroy, de Toyota, será considerado, aseguró una fuente citada por Reuters. "No hay nada oficial todavía. Pero el Gobierno está trabajando. Está listo para dar vuelta la página", agregó. El Estado francés tiene el 15% de las acciones de Renault, lo que le asegura dos sillones en el directorio. Por lo general, tiene una opinión relevante en los planes estratégicos y la planificación de las sucesiones de la automotriz gala.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo