El Gobierno autorizó a las prepagas un nuevo aumento a partir de mayo

La resolución fue publicada este viernes en el Boletín Oficial. Las prestatarias acumularán de esta forma un aumento del 42,2% en los últimos 12 meses.

Las empresas de medicina prepaga fueron autorizadas a aplicar un nuevo aumento, a partir de mayo, del 7,5% en el valor de la cuota, mediante la Resolución 592/2019.

La decisión de la Superintendencia de Servicios de Salud fue publicada este viernes en el Boletín Oficial. Ahora las entidades tendrán 30 días para informar a sus afiliados del incremento, según lo establecido por el organismo.

"La Autoridad de Aplicación fiscalizará y garantizará la razonabilidad de las cuotas de los planes prestacionales de las Entidades de Medicina Prepaga y autorizará el aumento de las mismas, cuando dicho aumento esté fundado en variaciones de la estructura de costos y razonable cálculo actuarial de riesgo", señala en sus considerandos la norma que lleva la firma del secretario de Salud, Adolfo Rubinstein.

De esta forma, las prepagas acumularán un aumento del 42,2% en los últimos 12 meses, distribuidos en cinco incrementos: 7,5% desde junio; otro 7,5% a partir de agosto, 8% desde octubre, 8,5% en diciembre y 5% en febrero pasado. Al sumar el 7,5% del próximo mayo se obtiene la cifra final.

La suba en este rubro se agregan las de servicios tales como el gas (un 9%, como parte del aumento escalonado que tendrá lugar desde abril a junio) y el agua, que subirá un 27% luego del 17% de enero.

A fin de 2018, las empresas de medicina prepaga tenían unos unos 6.200.000 afiliados, de los cuales solo 1.200.000 son voluntarios, es decir, contrataron el servicio por su cuenta. Del resto, el grueso deriva sus aportes de la Seguridad Social a la prepaga a través de las obras sociales y los afiliados deben pagar, en caso de corresponder, la diferencia con relación al monto del plan privado.

Se trata del primer aumento tras el Decreto 66/2019, por el Poder Ejecutivo resolvió acotar el procedimiento administrativo de aprobación de los aumentos a la SSS y el Ministerio de Salud y Desarrollo Social, dejando fuera del proceso a la Secretaría de Comercio Interior que, en tiempos de Guillermo Moreno, tenía la potestad de autorizar los aumentos.

Durante el kirchnerismo, las entidades debían elevar el requerimiento para incrementar la cuota a la SSS, que a su vez lo remitía al Ministerio de Salud para su aprobación, "previo dictamen vinculante" de la Secretaría Comercio Interior.

A falta de un marco regulatorio, cualquier pedido de aumento en las cuotas solicitado por las prestadoras era resuelto "en exclusiva" por Moreno, que llegó a autorizar solo dos incrementos por año.

La polémica desatada por la puja entre las empresas y Moreno terminó alumbrando la Ley 26.682, que se aprobó a fines de 2011, y el posterior decreto reglamentario (el 1993), que establecieron un régimen de regulación específico para los actores del sector.

Tags relacionados
Noticias del día
La limitante a comprar un máximo de u$s 38.000 semanales provocó que cayera de u$s 20 millones a u$s 5 millones la operatoria diaria. Llamados del regulador persuaden a no transaccionar

Nuevo cepo de CNV desplomó volumen negociado de dólar Bolsa

Una de cal y una de arena había provocado en la City la regulación de la CNV que bajaba de dos días a uno el parking para poder comprar dólares en la Bolsa. Esa era la noticia positiva, que estaba arriba de todo, pero abajo de todo en la circular decía que se limitaba a un máximo de 100.000 nominales las operaciones de cable, por lo cual ninguna empresa ni persona podía comprar más de u$s 38.000 por semana a través del contado con liquidación. O sea, para mandar divisas al exterior.
Lo que provocó esta noticia fue una abrupta caída del volumen negociado en el CCL, al descender de u$s 16 millones diarios a u$s 5 millones en el AL30c, que es el ticker del Argentina Ley Local 2030. Pero también provocó una caída en la operatoria del dólar MEP, ya que el AL30D cayó de negociar u$s 30 millones a u$s 20 millones por día.
Pero la caída fuerte estuvo en el AL30C, el Argentina 2030 cable, que cayó de entre u$s 25 y u$s 30 millones diarios, con fuerte presencia oficial suministrando liquidez (el mercado cree que es el BCRA), a u$s 5 millones diarios.
El uso de los AL30, el bono referencia para el cable, colapsó por la normativa, y comenzó a migrar hacia los Globales, GD30, y eso generó el desarbitraje.
Los llamados a los brokers por parte del regulador para persuadirlos a que se limiten a operar dólar MEP y CCL asustaron también a los Alycs que no recibieron los llamados, pero por precaución se abstuvieron de negociar esos títulos. "Por coletazo tuvimos que bajar el ritmo. Nadie quiere tener al regulador en la nuca vigilándote cada segundo, con el riesgo de comerte un sumario y una suspensión por el poder que tiene", se sincera el dueño de una de las grandes sociedades de bolsa, que cambia su anonimato por sus sinceras palabras.
El rulo cablero denominan en el mercado al 2% que se podía llegar a ganar por la diferencia que llegó a haber entre las cotizaciones del dólar MEP (divisas que se compran a través de bonos en el mercado bursátil y quedan en el país) y el contado con liquidación, que siempre es más caro porque son billetes que van a parar directo a cuentas del exterior.
Este desarbitraje se dio porque la regulación sólo afectó a los bonos de ley Argentina, mientras que los globales quedaron libres.
fue utilizado por un bróker en forma masiva a través de un robot, con distintos cuits de clientes (u$s 30 les pagaba a cada uno, y ellos se hacían de u$s 760) hasta agotar el cupo de los u$s 38.000 semanales con cada uno. Dicen que se abusó de la situación entonces el conflicto estalló por los aires.
El regulador no impide que se haga, pero sí pide que no sea de manera masiva, sino sólo con unos pocos clientes, los más importantes, como si fuese una suerte de rulo VIP. Y quienes lo hagan serán monitoreados y auditados con la lupa por parte del regulador.

Compartí tus comentarios