El Cronista Comercial

El CEO de Renault denuncia un 'golpe' dentro de la automotriz

El viernes se reúne el Consejo de Administración del grupo galo para tratar la salida de Thierry Bollore, director ejecutivo de la compañía desde la detención de Carlos Ghosn, en noviembre de 2018. La noticia salió a la luz en forma sopresiva, en un medio francés, este jueves

El CEO de Renault denuncia un 'golpe' dentro de la automotriz

El presidente ejecutivo de Renault, Thierry Bollore, denunció este jueves como un "golpe" su posible salida al frente del fabricante de automóviles francés, que convocó a una reunión del consejo de administración para tratar ese tema este viernes, informó la agencia Reuters.

Thierry Bollore dijo al periódico Les Echos que estaba apelando al accionista clave de Renault, el Estado francés, para evitar desestabilizar a Renault.

"La brutalidad y el carácter totalmente inesperado de lo que está sucediendo son asombrosos", dijo Bollore, según Les Echos.

El grupo galo prevé sustituir en la reunión a Bollore, designado por el anterior presidente, para cerrar la etapa previa y afianzar la alianza con Nissan, tras el nombramiento de Makodo Uchida como CEO de la japonesa, el lunes pasado, designación que contó con la presencia de Bollore.

El miércoles, Bollore se desayunó con la noticia de Le Figaro de que el presidente de Renault Group, Jean Dominique Senard, y el consejo de administración habían decidido prescindir de sus servicios. La decisión es respaldada por el principal accionista de Renault Group, el Estado francés, que detenta el 15%, informó el diario español Expansión.

"Tenemos plena confianza en Jean Dominique Senard y en el consejo de Renault para que elijan la mejor gestión y a las personas que implementen la estrategia del grupo", había dicho Bruno Le Maire, ministro de Economía francés.

Bolloré había sido designado por Carlos Ghosn como su sustituto al frente del grupo francés cuando dejase la presidencia de la Alianza Renault Nissan Mitsubishi.

La detención de Carlos Ghosn en noviembre pasado en el aeropuerto de Narita, en Tokio, acusado de fraude a Nissan, al percibir una remuneración más alta a la informada, desencadenó una crisis de liderazgo tanto en la marca japonesa como en las relaciones entre Renault y Nissan dentro de la Alianza, provocando numerosas salidas de ejecutivos de ambos fabricantes.  

Renault Group controla el 43% de Nissan, siendo su accionista de control y quien tiene mayor peso en la toma de decisiones de la francesa. Tras la salida de Ghosn, el Gobierno nipón de Shinzo Abe trata de que Nissan gane peso dentro de la Alianza Renault Nissan. Al frente de Nissan, Hiroto Saikawa sucedió a Ghosn en febrero pasado. Sin embargo, en septiembre Saikawa reconoció que, al igual que Ghosn, había cobrado de más de Nissan y fue obligado a dimitir, informó Expansión.

El Gobierno japonés intenta, desde la salida de Ghosn, ganar peso en el consejo de Renault. La japonesa cuenta con el 15% de la francesa, pero no tiene ningún voto en el consejo de esta última.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo