El Cronista Comercial

Edenor perdió $ 1839 millones en los primeros nueve mese del año y culpa al congelamiento de la tarifa

En el mismo periodo del año pasado había ganado $ 1704 millones. Atribuyó el rojo también a la pandemia y la inflación. 

Edenor perdió $ 1839 millones en los primeros nueve mese del año y culpa al congelamiento de la tarifa

El Directorio de Edenor aprobó hoy sus estados financieros correspondientes al periodo de nueve meses terminado el 30 de septiembre de 2020. No hay buenas noticias para la firma. Pese al incremento en el volumen de energía vendida del 1,3%, los ingresos disminuyeron un 25% en términos reales durante el acumulado de 2020 respecto del mismo período de 2019, producto principalmente del congelamiento tarifario. Así, la compañía registró ingresos por $65.921 millones contra los $ 88.287 millones del mismo periodo del año anterior.

No es todo. El resultado del período resultó en una pérdida de $ 1839 millones, que representa una baja de $ 3543 millones respecto del mismo período de 2019, cuyo resultado resultó en una ganancia de $ 1704 millones sin considerar el impacto, por única vez, del Acuerdo de Regularización de Obligaciones, y que ya reflejaba el deterioro producido por la falta de aplicación de la actualización de costos que debía estar vigente desde agosto 2019.

"Esta disminución se explica por el deterioro del resultado operativo, mayores resultados financieros negativos, menor resultado por exposición a la inflación y un menor cargo por impuesto a las ganancias", explicó la compañía.

Según afirmó, "los resultados de la Sociedad reflejan el impacto del congelamiento tarifario, que mantiene los ingresos a valores de diciembre 2018. En un contexto adverso para las actividades de la sociedad, el año 2019 y los nueve meses del año 2020 mostraron niveles récord de inflación. A pesar de ello, edenor logró sostener la mejora en sus niveles de calidad de servicio junto con el uso eficiente de sus recursos, pero claramente su sustentabilidad y sostenibilidad en el tiempo dependerá de las políticas que se adopten para salir de la situación actual, en parte ya anunciadas por las autoridades".

En esa línea, Edenor consideró "fundamental restablecer el equilibrio de la ecuación económico-financiera, ya que sólo con previsibilidad y cumplimiento del marco regulatorio podrán sostenerse los niveles de inversión y la mejora continua en la calidad del servicio".

El margen bruto que representa los ingresos atribuibles a esta distribuidora, equivalente al Valor Agregado de Distribución (VAD), cayeron un 26% respecto del mismo período del año anterior, como consecuencia del congelamiento tarifario y el nivel de robo de energía.

El EBIT ajustado disminuyó un 92% en línea con el margen bruto, reflejando la falta de actualización de los ingresos en un contexto de altos índices de inflación e incremento de los costos operativos, a pesar de los esfuerzos de la sociedad por ser más eficiente en el uso de los recursos.

Con relación a las inversiones, la firma señala que durante 2020 alcanzaron $ 7066 millones, lo que significa una reducción del 28% respecto del mismo período del año anterior. "Las restricciones impuestas en la realización de determinadas actividades por la situación de aislamiento en la que se encuentra el país desde el 20 de marzo de este año en sus distintas etapas, impidieron poder concretar en su totalidad el ambicioso plan fijado por la Sociedad" afirmó la empresa. Y concluyó:  "Sin dudas, en caso de mantenerse el retraso en la actualización de los ingresos y la falta de previsibilidad a futuro como consecuencia del congelamiento tarifario dispuesto, impactará en los planes de inversiones futuros".