El Cronista Comercial

Delivery de nafta: la app de un joven que se adelantó a YPF, Shell y Axion

Varacalli Energy comenzó enfocado en la venta mayorista, pero hace un mes lanzó su propia app para hacer delivery en Mar del Plata.

Llega el 'Airbnb de los estacionamientos' al país: cuánto cuesta y cómo funciona

Autoservicio, surtidores eléctricos y delivery de nafta, son algunas de las regulaciones que esperan las grandes compañías del sector de combustibles para lanzar sus unidades de negocios. Pero un emprendedor argentino se adelantó en la última de ellas y lanzó su propia app para vender nafta a domicilio. Franco Varacalli, de 21 años, fundó Varacalli Energy hace más de un año con el foco puesto en la venta mayorista y hace una semana irrumpió en el rubro que YPF , Shell y Axion miran con interés.

Su familia se dedica hace 24 años al negocio de las estaciones de servicio de bandera, por lo que Varacalli conoce el sector bien de cerca desde su juventud. Con 19 años creó su propia empresa pensando en el futuro de la venta de combustibles y con parte de su atención puesta en las nuevas tecnologías. “Arrancamos hace ocho meses con el desarrollo de la aplicación, nuestra idea era poder abastecer a aquellos usuarios que  van a las estaciones de servicio y, al mismo tiempo, prefieren servicios más cómodos como puede ser Uber o PedidosYa”, cuenta en diálogo con El Cronista.

El lanzamiento oficial es reciente y se concentró solo en Mar del Plata, pero Varacalli asegura que ya recibió los primeros pedidos de envío. El usuario solicita el combustible, por el momento solo nafta súper, indica las características de su vehículo y realiza el pago online. Luego, puede seguir en vivo el trayecto del camión proveedor. “Primero lo pensamos con la carga sin el cliente presente, pero considerando que aún no están familiarizados con la idea de dejar la tapa abierta, y por una cuestión de seguridad y confianza, optamos por hacerlo presencial”, detalla.

Los envíos se hacen con una pick-up refaccionada que cuenta con un surtidor con una capacidad de almacenamiento de 2500 litros de combustible. “Tuvimos que tramitar una habilitación en particulara, nos llevó un tiempo poder lograrlo. Trabajamos mucho con ingenieros para que el camión sea seguro, tiene batea anti derrame, contabilizador de litro y todo lo necesario para funcionar”, afirma el emprendedor.  A su vez, destaca, que por la reducción de gastos operativos, el precio del litro de nafta será entre $ 1 y $ 2 menor, dependiendo la estación de referencia.

En marzo de este año, YPF anunció su intención de desembarcar en el negocio de delivery de nafta bajo la marca Filler. Si bien realizó algunas pruebas piloto en Nordelta y eventos, desde la petrolera estatal le aseguraron a este medio que el proyecto está en stand by hasta no contar con la regulación por parte de la Secretaría de Energía. “El día que se firme, ya estamos para salir”, confirman, aunque advierten que la idea es ver si “realmente representa un negocio”. Por su parte, Axion  también está decidido a contar con este servicio y avanza a la espera de la autorización, al igual que Raízen , licenciataria de Shell, que ya lo lanzó en Holanda.

“Cuando lo anunció YPF, nosotros ya veníamos trabajando hace unos meses. Pero no me molestó porque creo que ellos pueden allanar el camino”, manifiesta Varacalli. Sobre el futuro de las estaciones de servicio sostuvo: “Es complicado mantener un negocio, muchos estacioneros sé que dejaron de trabajar por los costos, por eso opté por achicar estructuras y aposté por nuevas tecnologías”. El año pasado se registraron un 3,4% de estaciones de servicio menos versus el año anterior, según un informe de la consultora especializada FGC – de 4006 a 3870 -.

Quiénes son los nuevos jugadores que dan pelea en el mercado de combustibles

La liberación de los precios internos abrió el juego para que otros 'players' se lancen a la competencia. Entre realizadas y prometidas, harán inversiones por u$s 200 millones, con el objetivo de superar las 360 bocas de expendio al cabo de los próximos cinco años

La crisis económica y los sucesivos aumentos de precios causaron una caída en las ventas de combustible. Según datos de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburo y Afines (CECHA), la demanda se redujo un 0,63% en 2018, principalmente motivada por el derrumbe de la nafta premium que fue del 24,32%. Hasta mayo de 2019, la tendencia se mantenía. De acuerdo a la Secretaría de Energía, la venta total cayó un 0,3%, con un alza del 6,5% en la nafta súper.

“Mi objetivo es posicionarme como una empresa distinguida dentro del sector, sé que el mercado es muy grande y voy a tratar de posicionarme en Mar del Plata”, asegura. Con respecto a una posible expansión, expresa que la Ciudad de Buenos Aires no es una prioridad: “Es un mercado con gran competencia, quizá me extienda por otras ciudades más chicas, como puede ser Tandil o pueblos, ahí las empresas grandes tardan en llegar”. Para los próximos meses, planea duplicar la flota y agregar camiones para cargar diésel.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo