El Cronista Comercial

Dejó la publicidad y fundó una firma que hace exhibidores reciclados

Rodrigo Carr era reconocido en el mundo de las agencias. Sin embargo, decidió dejar su zona de confort y creó R3S3, un empresa que busca soluciones sustentables para los puntos de venta.

Dejó la publicidad y aplicó la economía circular al marketing

Una vuelta de timón para Rodrigo Carr, un publicista de raza, "de toda la vida" como él mismo dice. Supo estar al frente de las agencias más reconocidas de la publicidad local durante 25 años, una de ellas fue J. Walter Thompson, donde se desempeñó como presidente entre 2006 y 2012. A pesar de la adrenalina y de los desafíos del mundo de la creatividad y el marketing, la desmotivación lo ganó y decidió cambiar de rumbo.

"Hace un par de años me di cuenta de que no le encontraba la misma pasión a lo que hacía. Después de la presidencia en JWT me fui a Chile a hacerme cargo de la cuenta de Latam, que centralizaba todo en ese país. Manejaba 250 personas en todo el mundo y, así y todo, siendo un desafío enorme, no era algo que me terminara de fascinar", reconoce.

"En ese momento pensé que necesitaba buscar algo que me entusiasmara y encontré esto de la sustentabilidad que era algo que siempre tuve en la cabeza, pero que nunca me había animado a hacer", cuenta Carr.

Durante su estadía en el país andino se puso en contacto con una empresa que se dedicaba a hacer exhibidores para supermercados. A pedido de sus clientes, esta compañía buscaba soluciones para reutilizar los exhibidores. La ecología no se planteaba como un problema en ese momento sino más bien la inquietud era por una cuestión económica. "Los clientes pensaban que tenían que armar 1000 exhibidores para Navidad y después hacer otros tantos para Back to school y para otra fecha calendario más. Terminaban haciendo 3000 exhibidores cuando en realidad podían hacer 1000 cambiándole la gráfica", explica.

La solución vino de la mano de un sistema modular para la construcción de los exhibidores que se realizan en forma completa con plásticos reciclados que proveen las mismas compañías. "Esto era una ecuación que les cerraba perfectamente porque estaban invirtiendo fortunas para ver cómo hacían para no usar más plástico virgen y cuando iban al punto de venta volvían a utilizar plástico virgen", agrega.

"Una de las cosas que me impresionó cuando empecé con esto es que de todo el plástico que existe en el mundo, un 85% producido en los últimos 70 años está dando vueltas. Por más que lo recicles sigue estando. Solo un 15% se quema para producir energía lo que no es nada ecológico", analiza. Inspirado en el concepto de economía circular, Carr creó R3S3 hace dos años con el objetivo de encontrar soluciones sustentables al mundo del marketing y de la publicidad. "En el punto de venta se producen muchos elementos de un solo uso. Mucho es con cartón que parece súper noble pero que por el tipo de impresión no se puede reciclar", advierte.

R3S3 tiene la licencia de estos exhibidores totalmente modulares para Argentina, Uruguay y Paraguay. El sistema se arma por bloques según lo que se necesita y se produce a partir de plástico local.

"Trabajamos con plásticos que nos proveen las empresas nacionales y después para la gráfica utilizamos tintas ecológicas y termina siendo un producto 100% verde", explica.

Si bien la empresa de Carr tiene dos años, en 2019 se dedicó a importar la matricería y este año todo lo relacionado con exposiciones y exhibiciones estuvo frenado por la pandemia. El fundador de R3S3 reconoce que todavía en la Argentina no hay mucha experiencia con este tipo de exhibidores, pero sí en la región.

R3S3 tiene como proyecto analizar soluciones para el reciclado de otros materiales como metales o ropa y también ver qué otras cosas en los puntos de venta son de plástico y podrían llegar a elaborarse a partir de materiales reciclados, "estamos tratando de mejorar la matricería que hay disponible", sostiene.

Para Carr esta cuarentena creó una mayor conciencia sobre la necesidad de reciclar, reutilizar, y de cuidar el medioambiente. "El argentino se está preocupando más por lo sustentable. A partir de la pandemia muchos piensan que lo que nos pasa es porque estamos maltratando al mundo y todos tenemos que ayudar para cambiar la situación", señala.

Si bien es un tema muy amplio, cada acción cuenta. "En la Argentina, hoy la administración de residuos funciona de forma informal. Gobierno, gestores de residuos, empresas, recicladores y consumidores deben elaborar un plan que genere toda una cadena de valor que incentive el reciclado", asegura.

Mientras tanto, Carr asume esta nueva etapa en su carrera con una pasión renovada por la economía circular aplicada al marketing en el punto de venta y a todo lo que pueda sumar.