El Cronista Comercial

DIA remueve a toda su cúpula en la Argentina

La cadena de supermercados española anunció hoy que el director general de la filial local y los directores comercial y de Finanzas dejarán la compañía. En forma interina, asumirá el argentino Alejandro Grande, director de RR.HH. del grupo a nivel global.

DIA remueve a toda su cúpula en la Argentina

La cadena de supermercados DIA removió a toda la cúpula de su filial argentina: Damián Dircie, director general de DIA Argentina; Juan Frangella, director comercial; y Diego Grondona, director financiero, dejaron este martes la compañía. Según trascendió, se debe a "diferencias" entre la cultura del management local con el internacional.

Hasta que se designe a nuevos ejecutivos, asumirá como director general interino de DIA Argentina el actual director de Recursos Humanos del Grupo (CHRO) a nivel internacional, el argentino Alejandro Grande, quien ya había ocupado ese mismo cargo en el país durante seis años, entre 2013 y 2018, hasta ser promovido al puesto global actual.

"DIA Argentina informa que se han realizado una serie de cambios en la cúpula directiva que tiene presencia en el país, con el fin de dar continuidad e impulso a los planes en la región. Asimismo, DIA, a nivel grupo, está sentando los fundamentos para el crecimiento a futuro y ese crecimiento debe tener bases sólidas. Por ese motivo, la compañía necesita equipos totalmente comprometidos y alineados con toda su cultura, a través de un liderazgo renovado", informó la compañía, a través de un comunicado. "Durante esta nueva fase, Grupo DIA continuará dedicando sus recursos y talento hacia la Argentina, reforzando su confianza en el potencial del negocio en el país", agregó.

A fines de enero pasado, DIA había nombrado a Dircie como director ejecutivo de la filial local; desde 2011 y hasta entonces, Dircie había sido el director comercial de DIA Argentina y era un ejecutivo histórico en la empresa, donde desempeñó varios cargos desde su lanzamiento en el territorio nacional, en 1997.

Investigación de la AFIP

La cadena está en el país bajo la lupa de la AFIP, que en julio pasado informó que la investigaba por una "maniobra de evasión previsional agravada superior a los $ 20 millones".

La denuncia había sido radicada por el organismo a fines del año pasado ante el Juzgado Nacional en lo Penal Económico Nº 2, y derivó en allanamientos en la sede de la administración de la empresa. 

Según la hipótesis investigada por la AFIP, la cadena, en su calidad de franquiciante, "designó a empleados a cargo de algunas de sus franquicias, con el único objeto de que figuraran como los responsables de ingresar los aportes y contribuciones a la seguridad social. De este modo, se buscaba evitar el cumplimiento de sus propias obligaciones correspondientes, ya que la deuda generada quedó a cargo de los "falsos franquiciados" utilizados para la maniobra", según el organismo informó entonces. 

Crisis global

En los últimos años, DIA vivió momentos difíciles y con varios cambios a nivel global.

En mayo pasado, su principal accionista, el fondo LetterOne, del ruso Mikhail Fridman, llegó a un acuerdo con los acreedores de DIA para evitar la entrada de la compañía en preconcurso, después de comprometerse con el banco Santander a trabajar para eliminar la discriminación entre bonistas y bancos. 

En pocos días más, el próximo 22 de octubre, se realizará una junta general extraordinaria de accionistas para tratar la ampliación de capital, por un importe de 605,5 millones de euros, respaldada por LetterOne.

Hasta que se designe a nuevos ejecutivos, asumirá como director general interino el actual responsable de RRHH del Grupo a nivel internacional, el argentino Alejandro Grande, quien ya había ocupado ese mismo cargo en el país durante seis años, entre 2013 y 2018.

Previo a ese acuerdo, el año pasado, el grupo cambió a nivel global varias veces de CEO y vivió momentos muy difíciles, con fuertes caídas en el valor de sus papeles en el Ibex de España.

En agosto de 2018, despidió a Ricardo Currás como su CEO global y designó en su reemplazo a Antonio Coto Gutiérrez, quien había sido el responsable de los negocios de la compañía en Argentina y Brasil y lideró el desembarco de la cadena en la Argentina, en 1997. Pero lo echó sólo cuatro meses después, en diciembre. En su reemplazo, eligió a Borja de la Cierva, ex director financiero de Inditex.

En febrero, con Borja de la Cierva al mando, la compañía informó que cerró 2018 con una pérdida de 352,58 millones de euros, frente al beneficio de 101,2 millones registrado en 2017, sólo un año antes. Denunció ante la Justicia que detectó irregularidades contables en sus operaciones de España y Brasil y "otros errores" en sus balances previos, por lo cual informó que iba a investigar a los anteriores CEOs de DIA, Ricardo Currás (2011/18) y Antonio Coto Gutiérrez (de fugaz paso, entre agosto y diciembre del año pasado). 

La semana pasada, la empresa anunció además el reemplazo de su CEO de DIA España, Faustino Domínguez de la Torre, tras dos años en el cargo, por  Karl-Heinz Holland, ex máximo responsable de la cadena alemana Lidl.

Ahora, le tocó el turno a la filial argentina.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo