El Cronista Comercial

DIA: aprueban inyección de 605 millones de euros

La asamblea de accionistas dio el visto bueno para el aporte de dinero, que le permitirá afrontar futuras inversiones

DIA: aprueban inyección de 605 millones de euros

Los accionistas de la cadena de supermercados DIA aprobaron hoy una ampliación de capital por 605 millones de euros. El aporte, que contaba con el respaldo del grupo LetterOne, principal accionista de la empresa, tiene como objetivo que la sociedad tenga una estructura sólida para afrontar infersiones futuras en todos los países en los que opera.

En junio pasado, la compañía de origen español ya había logrado un acuerdo a largo plazo con sus acreedores, que le garantizaba el acceso a 771 millones de euros de liquidez. El dinero podía ser utilizado a lo largo de cuatro años para asegurar la continuación del negocio y su reposicionamiento para ser competitivo a largo plazo.

En esa oportunidad. LetterOne había inyectado, con disponibilidad inmediata, 500 millones de euros. Además, se había llegado a un acuerdo con los bancos acreedores para tener una inyección adicional de 271 millones, con opción a otros 100 millones a través de la ampliación de capital.

En febrero Letterone, propiedad del magnate ruso Mikhail Friedman, había logrado los avales necesarios para pasar del 29% del paquete accionario que tenía en ese momento al 70%. En la carrera por hacerse de esa participación había varios nombres, entre ellos la francesa Carrefour, que había contralado la compañía hasta 2011.

Invierten u$s 12 millones en su tercer hotel en Miami y ya tienen a Nueva York en la mira

Los desarrolladores inmobiliarios Diego Colmenero y Charlie Porchetto llegaron al mundo de la hotelería casi de casualidad. En 2005, el tipo de cambio favorable al turismo los hizo pensar en no comercializar un edificio de monoambientes en Belgrano y, en cambio, convertirlo el Urbánica The Suites Hotel.

DIA lleva más de un año en medio de una delicada situación financiera que la obligó a negociar con sus acreedores. Así, evitó entrar en preconcurso luego de comprometerse con el banco Santander a trabajar para eliminar la discriminación entre bonistas y bancos.

Entre otras medidas, para paliar la crisis, DIA había puesto en venta a fines del año pasado la cadena de perfumerías Clarel (1271 tiendas) y los 35 hipermercados para mayoristas Max Descuento, porque ya no formaban parte de su negocio principal, como otra vía de conseguir ingresos.

Algunos acreedores habían sugerido que la cadena se deshiciera también de las filiales argentina y brasileña. Sin embargo Fridman se opuso ya que, dijo, sería perjudicial para la compañía en el largo plazo.

Esta crisis se llevó consigo a más de CEO. En agosto de 2018, despidió a Ricardo Currás como su CEO y designó en su reemplazo a Antonio Coto Gutiérrez, quien había sido el responsable de los negocios de la compañía en Argentina y Brasil y lideró el desembarco de la cadena en la Argentina, en 1997. Pero lo echó solo cuatro meses después, en diciembre. En su reemplazo, eligió a Borja de la Cierva, ex director financiero de Inditex.

Reestructuración local

Como parte del acuerdo, DIA también reestructuró su plantel ejecutivo. Esto implicó la remoción de la cúpula de su filial argentina: Damián Dircie (director general), Juan Frangella (director comercial) y Diego Grondona (director financiero). En ese momento, se alegaron "diferencias" culturales entre el management local y la nueva era en la que ingresaba la cadena.

Hasta que se designaran sus sucesores, la gestión de la operación doméstica la asumió Alejandro Grande, argentino que ocupó esa posición entre 2013 y 2018 y, hoy, es director de Recursos Humanos del Grupo a nivel global.

Precisamente, a través de un comunicado, Grande manifestó que la capitalización aprobada este martes "demuestra el compromiso, el interés que tienen por DIA y por su proyecto de crecimiento en la Argentina, donde la compañía está presente desde hace más de 20 años". 

En febrero, con Borja de la Cierva al mando, la compañía informó que había cerrado 2018 con una pérdida de 352,58 millones de euros, frente al beneficio de 101,2 millones registrado en 2017, solo un año antes. 

En ese momento, el ejecutivo denunció ante la Justicia que había detectado irregularidades contables en sus operaciones de España y Brasil, y "otros errores" en balances anteriores. Por ello se inició una investigación sobre la actuación de los anteriores directores generales de DIA.

La cadena está en el país bajo la lupa de la AFIP, que en julio pasado informó que la investigaba por una "maniobra de evasión previsional agravada superior a los $ 20 millones".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo