El Cronista Comercial

Cuarentena: automotrices retoman producción

VW reabrirá su fábricas de cajas de cambio en Córdoba. El lunes, ya lo había hecho Scania, en Tucumán. Las terminales trabajan para reiniciar la actividad de sus fábricas de vehículos en mayo

Cuarentena: automotrices retoman producción

Volkswagen reiniciará hoy la producción en su planta de Córdoba, donde fabrica cajas de cambio para exportación. La alemana será la segunda automotriz en reanudar sus operaciones industriales, luego de que ayer lo hiciera la sueca Scania, en Tucumán. Ford mantiene como fecha para retomar su actividad el próximo lunes (4 de mayo), en tanto que PSA Peugeot Citroën, Toyota y Mercedes-Benz trabajan para hacerlo la siguiente semana. FCA Automobiles (Fiat-Chrysler) ya definió que su restart será el 11 de mayo.

La industria automotriz está paralizada desde hace más de un mes. Ya antes del 20 de marzo, habían interrumpido sus operaciones General Motors y Ford. Las demás subieron la palanca después de que Alberto Fernández firmó el decreto de cuarentena.

En esta nueva fase del aislamiento social y obligatorio que estableció el Gobierno, el Ministerio de Desarrollo Productivo autorizó a poner en funcionamiento aquellas industrias con “nuevas órdenes” de compra desde el exterior, con el fin de no interrumpir el comercio internacional y su consecuente generación de divisas. Por eso, Scania reactivó su planta tucumana, donde produce piezas para cajas de cambio que se envían a Brasil y a Europa.

En tanto, en Córdoba, Volkswagen produce transmisiones, que se exportan en un 100%, tanto a Brasil como a fábricas de automóviles de Europa y China.

Ya antes de la cuarentena local, la filial preveía dificultades, dado que, a mediados de marzo, la casa matriz había decidido suspender las operaciones en la mayoría de las fábricas europeas y chinas a las que provee de transmisiones.

VW también informó que, con la reanudación, su planta cordobesa, conocida en la industria automotriz como “ex Transax”, continuará preparándose para el inicio de producción del modelo de caja MQ281, previsto para el mes próximo. Es una inversión de u$s 150 millones, parte del paquete de u$s 850 millones que la automotriz le ratificó a Alberto Fernández hace unos meses, durante la visita presidencial a Alemania.

Para reabrir la fábrica, VW estableció un cronograma progresivo de turnos. La primera semana hará un total de 3573 cajas de transmisión y componentes. Durante la segunda, serán 7082; 7790 en la tercera y 8040 en la cuarta. Así, podrá cumplir con las órdenes y contratos internacionales comprometidos, informó la empresa.

La planta, que operaba a tres turnos, trabajaba a un régimen de 750.000 cajas al año.

“Nos hemos preparado intensamente para el inicio de producción durante las últimas semanas, estableciendo un protocolo de salud y seguridad en línea con las recomendaciones del Gobierno nacional y provincial, y avalado por los representantes de los trabajadores”, manifestó Thomas Owsianski, presidente y CEO de Volkswagen Group Argentina. “Córdoba será la primera planta del grupo en la región en retomar sus operaciones productivas”, celebró.

Hace dos semanas, casa matriz había anunciado la reactivación de sus fábricas en Europa, Asia y América latina para el próximo mes. Entre ellas, también la de General Pacheco, donde VW produce la pick-up Amarok y tiene ejecutado el 90% de los u$s 650 millones para el utilitario deportivo Tarek. Este mes, debería haber comenzado la producción pre-serie de ese modelo.

Entre las medidas que estableció Volkswagen, se extremarán las acciones de higiene entre cada turno, se implementarán dispensers de sanitizador en varios puntos de la instalación, se tomará, de forma periódica, la temperatura de los empleados, será obligatoria la utilización de máscaras y se deberá respetar una distancia de 1,5 metro, establecida con marcas en todos los puntos de acceso.

Mercedes-Benz, en tanto, anticipó que utilizará los protocolos de su fábrica en China, que reabrió este mes, y las de Alemania, para adoptarlos en su fábrica de Virrey del Pino, partido de La Matanza. “Estamos trabajando para lograr que el reinicio de las actividades en el Centro Industrial Juan Manuel Fangio se concrete lo antes posible. Y esto se alcanzará una vez que estén dadas todas las autorizaciones", explicó Manuel Mantilla, su presidente, en declaraciones a la agencia NA.

En octubre último, la empresa empezó a producir la nueva generación de su utilitario Sprinter, proyecto en el que invirtió u$s 150 millones durante dos años. El 75% de su producción es para exportación, principalmente, a Brasil.

Por su parte, Toyota, la automotriz que más vehículos argentinos produjo el año pasado (más del 40% de toda la producción del sector), también prevé retomar la actividad en la segunda semana de mayo, si recibe luz verde del Gobierno bonaerense y del Municipio de Zárate, donde está radicada su planta.

El año pasado, la producción de automotores cayó 32,5%, a 314.387 unidades, según estadísticas de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa). Las exportaciones representaron un 71,2% del volumen total fabricado. En tres meses de 2020, la actividad cayó 14% interanual, a 65.980 vehículos. Las entregas al mercado externo fueron el 61,7% del acumulado.

Si bien el Gobierno habilitó a las industrias que deban cumplir con compromisos del exterior, otras terminales necesitan reanudar su producción para ponerse al día con sus ventas al mercado interno. Tal es el caso de FCA, que planea reabrir en dos semanas su complejo de Ferreyra, Córdoba, donde produce el mediano Cronos. “Tenemos que entregar autos que ya tenemos facturados”, explicó la semana pasada su director general, Martín Zuppi, en diálogo con periodistas.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar