El Cronista Comercial

Sólo tres de cada 10 argentinos está comprometido con la empresa en la que trabaja

Un estudio realizado por la consultora Gallup determinó qué grado de engagement tienen los trabajadores con las compañías en las que se desarrollan profesionalmente.

Honda presentó la Pilot, una SUV premium

La frase Employee Engagement podría traducirse como "compromiso del empleado" o "compromiso laboral", aunque quizás la muy futbolera y local expresión "ponerse la camiseta" sea la que mejor defina el término.  

Un estudio realizado por la consultora Gallup entre más de 700 empresas locales determinó qué grado de compromiso tienen los empleados con las compañías en las que trabajan. Según el informe, que evaluó a firmas de distintas industrias, solo el 33,7% de las personas están comprometidas con su puesto de trabajo, y por añadidura con las empresas en las que se desarrollan profesionalmente.

El liderazgo y la cultura empresarial son el principal motor del engagement. Alrededor del 75% de los encuestados lo asocian con el liderazgo, los valores y la cultura empresarial. 

Pero solo el 40% expresó que la dirección de las compañías en las que trabajan le da prioridad al engagement, mientras que el 28% manifestó que sus gerentes tienen la habilidad de fomentar individuos y equipos comprometidos. "Esto es un indicador de que la mayoría de los problemas de engagement en las organizaciones se debe a la falta de liderazgo y el establecimiento de prioridades", señalan desde Gallup.

En tanto, el 44% opinó que el esfuerzo que los empleados realizan en sus empresas supera "lo discreto y esencial", considerando que la mayoría de las compañías necesitan otorgarle a su personal un incentivo extra. 

"El estudio y la práctica de este concepto se ha expandido y desarrollado desde hace 25 años. Pero en el último tiempo cobró relevancia como un factor decisivo en el éxito de cualquier organización", considera al respecto Noel Gibson, que desde hace 30 años trabaja como asesor de diversas organizaciones y tiene su propia consultora de coaching. 

"Cuando un empleado ama lo que hace y a la empresa donde lo hace, y está motivado a dar lo mejor de sí mismo, el efecto de ese compromiso se ve reflejado en el resultado general de la compañía. Es un win-win", opina Gibson.

En este sentido, la investigación concluye que más del 90% cree que hay evidencia tangible de que hay una relación directa entre el engagement y la performance. Para ellos, el impacto más fuerte es sobre la atención al cliente y la productividad.

"La gestión del engagement es tal que cualquier organización puede beneficiarse con ella. Para reflexionar si se tiene un buen nivel de engagement, conviene evaluar la situación actual y cuáles son los próximos pasos a seguir. Incluso en empresas donde la dirección todavía no ha tomado consciencia sobre la importancia y los beneficios de desarrollar un buen nivel de engagement, el equipo de Recursos Humanos puede comenzar a implementar un plan a largo plazo. Realizar un cambio de cultura lleva tiempo", explican desde la consultora. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo