Coronavirus: el mercado automotor espera una baja de 50% en los patentamientos

El sector estima una cifra máxima de 250.000 patentamientos y un complicado panorama exportador ante la frágil situación de Brasil, principal socio comercial. "Es un año crítico", coinciden referentes de la industria en la Argentina.

La industria automotriz se encuentra sumergida en una crisis a nivel global sin precedentes. La emergencia del coronavirus obligó a frenar todas las plantas de producción para luchar contra la pandemia del Covid-19 y, además, evitar la acumulación de stock, ante la casi nula demanda de vehículos.

"Es un año crítico", coinciden referentes del sector en la Argentina. El sector afrontará este año una caída de más del 50% en los patentamientos y una fuerte merma en las ventas al exterior, especialmente por la complicada situación que atraviesa Brasil, principal socio comercial, por la rápida expansión del Covid-19 y la reciente devaluación del real.

"En el mercado automotor estamos preocupados. Está claro que es una situación inédita, Argentina supo hablar del récord de 1.000.000 de patentamientos hace apenas unos años y, luego, en 2019 se hicieron 460.000. Este año es una incógnita", explicó Rodolfo de Felipe, presidente de LIDE Argentina a través de una teleconferencia por Zoom.

La industria automotriz, segundo complejo exportador del país, explica casi el 10% del comercio exterior argentino. El CEO de FIAT Argentina, Cristiano Rattazzi, quien también participó de la videoconferencia, aseguró que la estimación de patentamientos para el corriente año se ubicaba en los 360.000. Sin embargo, la coyuntura actual cambió los planes y agudizó la crisis local en un mercado que ya viene golpeado. "Nadie piensa en un mercado mayor a 250 mil hoy en día, pero es tan inestable que no lo sabemos", aseveró el empresario.

La emergencia sanitaria del coronavirus y su impacto en la economía local y mundial es, para la Argentina, la frutilla del postre. Es decir, profundiza aún más la frágil situación que atraviesa la industria automotriz. Según datos de la Asociación de Fábricas Automotores (ADEFA), la producción nacional de marzo registró un baja del 26,7% respecto de febrero y un descenso del 34,4% con relación a igual mes del año pasado. 

En relación al comercio exterior, las exportaciones de marzo tuvieron un descenso del 23,1% intermensual y una baja del 33,9% con relación a igual mes del año anterior. En el primer trimestre del 2020, se registró una baja del 15% interanual.

La flexibilización de la cuarentena que dispuso el Gobierno nacional autorizó a través de un decreto a las automotrices a trabajar, pero sólo para exportación. Ahora, la incógnita es a quién se le vende la producción.

En esa línea, Ratazzi confirmó que, paulatinamente, las fábricas de FIAT abrirán en el transcurrir de mayo, aunque la producción estará supeditada al nivel de demanda de Brasil, mercado al que se destina el 70% de la producción. De igual modo, Volkswagen confirmó que durante el mes entrante retomará gradualmente las actividades en la planta de General Pacheco.

"Esto es día a día", aseguró Manuel Mantilla, titular de Mercedes-Benz argentina, compañía que destina gran parte de su producción a Brasil. "Esta crisis es única porque cambia un poco lo que son las prioridades y los temas a defender. Nuestra fábrica exporta entre el 70% y 80 por ciento a Brasil, que tiene dos problemas: devaluación del real y el coronavirus", agregó.

Alivio impositivo

El peso de los impuestos a la economía argentina es muy grande, afirman los referentes del sector. Los pedidos apuntan a la eliminación de los gravámenes a la exportación de valor agregado establecidos en la Ley de Emergencia Económica, vigente desde finales del año pasado, e Ingresos Brutos. 

"Nuestro mercado ya estaba cayendo antes del coronavirus, principalmente por la fuerte cantidad de impuestos", soltó Rattazzi, quien además pidió una simplificación de la economía argentina y una mayor apertura comercial. 

"Argentina puede usar este enorme shock para hacer un cambio epocal de cómo ver la economía y el mundo. Tenemos que volver a pensar el funcionamiento de la economía y el rol de las exportaciones", sumó el empresario ítalo-argentino, que también criticó la disolución del Pacto Fiscal, impulsado por la gestión de Mauricio Macri.

La carga impositiva de un auto oscila entre el 40% y 60 por ciento, dependiendo la gama del automóvil. En línea con el pedido de "normalización de la economía", el titular de Mercedes-Benz Argentina señaló que existe una "desventaja impositiva muy grande" con Brasil y México, los otros grandes productores de la región.

Por último, Mantilla pidió una apertura comercial para fomentar las exportaciones, elemento que -casi- todos los economistas señalan como el principal motor para el desarrollo. "Hay que poner en la industria automotriz en el mapa del mundo, salir de la dependencia Mercosur y conquistar nuevos mercados. La escala que necesitamos no la va a dar el Mercosur", cerró.


 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios