El Cronista Comercial

Coronavirus: el 40% de los empresarios cree que sus ventas anuales caerán entre 20% y 50% por la cuarentena

Surge de un sondeo del IAE Business School, la escuela de negocios de la Universidad Austral

Coronavirus: el 40% de los empresarios cree que sus ventas anuales caerán entre 20% y 50% por la cuarentena

Por las consecuencias que se proyectan de la pandemia del coronavirus, empresarios de compañías de primera línea esperan que sus ventas anuales se contraigan entre un 20% y un 50% en los próximos meses.

Así lo demuestra una investigación del IAE Business School, la escuela de negocios de la Universidad Austral. La reconocida casa de estudios realizó un sondeo entre sus alumnos sobre las perspectivas frente al impacto del Covid-19 en el mundo empresarial, del que participaron 120 ejecutivos de firmas locales e internacionales con operaciones en el país.

Solo un 5% de los encuestados prevé que las ventas de sus empresas aumentarán. Un 84%, en cambio, estima una caída, aunque no todos piensan que les impactará por igual: mientras que un 16% de ese total calcula que el volumen de comercialización de sus productos y servicios se reducirá de forma "dramática" (más del 50%), un 40% cree que bajarán "fuertemente" (entre un 20% y un 50%) y un 28% considera que el descenso será "moderado" (menos del 20%). En tanto, hay un 11% que, sin dar muchas precisiones, se limita a afirmar que "cambiarán poco". 

Coronavirus: la Argentina en el podio de preocupación mundial

El coronavirus se transformó en un nuevo problema para la delicada situación argentina. Con un fuerte impacto en la vida de los ciudadanos y en la actividad económica, la Argentina se consolidó en el podio mundial de preocupación sobre la pandemia.

"Es importante resaltar que no todas las empresas se encuentran en una misma situación. Hay que destacar la heterogeneidad de realidades para evitar caer en un error típico: sacar generalidades desde nuestro lugar personal", señala Roberto Vassolo, profesor del IAE Business School, quien estuvo a cargo de la elaboración de este informe.

No obstante, teniendo en cuenta este posible impacto económico en su actividad comercial, de acuerdo a los pronósticos enumerados, una minoría de empresas se está preparando para el contexto que se avecina una vez controlada la pandemia.  

Observamos un buen balance: un 55% de las empresas está ajustando su producto y un 67%, los costos no laborales. El riesgo es que, al hacer poco hincapié en el largo plazo, es que en este proceso se destruyan activos importantes como la marca y procesos organizacionales centrales”, explica Vassolo.

Así, en cuanto a las iniciativas encaradas para afrontar la crisis provocada por el coronavirus, solo el 37% considera que el equipo directivo de su empresa hizo una "alta" ponderación del impacto de esas medidas a largo plazo, mientras que el 51% opina que la ponderación realizada por su equipo directivo fue "media", y el 12%, "baja".

Al respecto, Vassolo afirma que "hay que tener cuidado en no deshacer lo que ya se hizo" previo a esta situación excepcional.

De esta manera, recomienda tener "una visión holística" y "diseñar escenarios de largo plazo". "Los resultados muestran que tenemos una enorme dificultad para iluminar nuestras estrategias inmediatas. Nos guiamos por un debate impactado por la coyuntura y nos olvidamos del largo plazo. Un 63% de las empresas toma medidas cortoplacistas sin detenerse a evaluar el impacto futuro de las mismas", analizó el especialista.

Asimismo, recordó que la peor decisión empresarial es no tener un rumbo. "Es preferible esbozar un plan inexacto a no tener ninguno”, sugirió.

En este sentido, el especialista anticipó que, probablemente, una vez superada esta crisis, habrá menos competidores en el mercado (por la cantidad de empresas que, desafortunadamente, seguramente desaparecerán) y los hábitos de consumo, mayormente, volverán a la ser los mismos de antes, con excepción de algunos que se modificarán. "Esos se acelerarán y reforzarán, como el crecimiento del e-commerce, que ya venía en auge", adelanta.

"Este panorama debería funcionar como una guía para armar una planificación pensando hacia adelante. Lo mejor es intentar imaginar cómo el negocio debería volver a operar, finalizada esta situación. Es la normalidad la que da luz a la emergencia, y no viceversa", concluye.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar