El Cronista Comercial

Con sus pick-ups, Ford acelera en una de las carreras menos chocadas por la crisis

Salió a la venta la Ranger Raptor, primera camioneta pensada para el uso intensivo todoterreno, importada de Tailandia. Valdrá u$s 53.000

Con sus pick-ups, Ford acelera en una de las carreras menos chocadas por la crisis

En medio de un contexto de incertidumbre y de caída de las ventas para el sector automotor, lejos de frenar sus planes, Ford continúa adelante con su estrategia de marca que encaró recientemente. La compañía se enfoca en la mayor fabricación de pick-ups, motivada por la inclinación de los consumidores por este tipo de vehículos y la menor demanda de sedanes.

Como parte de este proyecto, la automotriz presentó la Ranger Raptor, la versión más potente y deportiva de su camioneta estrella, que importará de Tailandia –el único país que la produce a nivel mundial en una de sus dos terminales situadas allí– y que ya está a la venta en los principales concesionarios de la Argentina. El país es el primero al que llega en la región.

Para la marca del óvalo, no se trata de un lanzamiento más: significa la llegada al mercado local de la primera pick-up pensada especialmente para la conducción off-road y el puntapié para el desarrollo de automóviles de alto rendimiento.

“Aunque el perfil de consumidor es diverso, se dirige principalmente a los amantes del manejo todoterreno y para uso personal. Es la única camioneta que puede dar piruetas de manera segura en repetidas ocasiones sin sufrir daños”, describió Gabriel López, CEO de Ford Argentina. Lo calificó como el modelo “más divertido” que probablemente la firma vendió, “capaz de realizar maniobras que ninguna otra puede lograr”.

El producto fue ideado por el equipo de Performance, una unidad que la empresa creó específicamente para dar origen a este tipo de vehículos. 

Pese al consumo retraído que reperctute en la industria, las expectativas en torno a la Raptor son optimistas. “La mayoría de sus compradores tienen sus ingresos dolarizados y no se ven tan impactados por la devaluación”, afirmó López en el marco de lanzamiento que se llevó a cabo en Córdoba, un un evento que incluyó travesías en Oreste Berta, un predio de 14 hectáreas diseñado específicamente para el test drive.

Durante la preventa –que comenzó en abril y se extendió hasta hace unas semanas atrás–, se reservaron 180 unidades a un precio de u$s 52.990, que serán entregadas en los próximos días. Previo al inicio de su comercialización, se decidió mantener el mismo precio terminada esta primera etapa. 

En un momento crítico para las automotrices, de esta manera, Ford pone en marcha una apuesta agresiva que incluye otros cuatro lanzamientos antes de que termine el año y asegura que los planes siguen de acuerdo a lo previsto, sin ser afectados por las medidas que se tomaron en los últimos días.

“No hubo modificaciones, aunque sí estamos analizando cómo ajustarnos en las distintas líneas productivas para optimizar la eficiencia y ahorrar costos. No obstante, continuamos reforzando nuestra gama con los máximos exponentes de la ‘raza fuerte’”, sostuvo el presidente de la filial local.

Así, a la llegada de la Ranger Raptor, se le suma el desembarco de las F-150 y F-150 Raptor y otras dos versiones sorpresa que se comunicarán oportunamente. “En total, cuatro automóviles saldrán a la venta antes de que finalice 2019”, señaló, al tiempo que agregó que las pick-ups son el segmento que mejor soporta el desplome del mercado (en agosto, la Ranger mostró una variación positiva frente a julio del 17,3%).

“Las ventas se mantienen más estables a través del tiempo. Cuando hay una retracción, la baja no se siente tanto, y cuando se produce un alza, el crecimiento no es tan elevado”, explicó el máximo ejecutivo, y agregó que el campo y el sector de energías renovables son dos drivers importantes. “La buena cosecha de este año ayudó a traccionar las ventas, haciendo que el agro reinvierta en esta tecnología”, añadió, y estimó que el mercado cerrará el año con aproximadamente 430.000 unidades vendidas.

Se prevé que los niveles de venta hasta diciembre serán más bajos que los alcanzados en los últimos tres meses. El resultado de las elecciones y las políticas que adopte la administración que venga será un indicador de cómo se desenvolverá la actividad en 2020”, opinó.

Contra un mercado total que, hasta agosto, se derrumbó un 45,8% a 343.463 unidades, el segmento de pick-ups muestra una caída amortiguada. La Toyota Hilux, líder del sector, retrocedió un 26,8% en sus patentamientos, a 18.378 unidades, según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara). Su escolta, la Volkswagen Amarok, aminoró un 37,3% a 9106 matriculaciones. En tanto, la Ranger se retrajo un 37,8% a 7997 ventas al público, de acuerdo a los datos de la cámara de los concesionarios oficiales.

El único modelo de la categoría que muestra números positivos es la Nissan Frontier, con 1658 patentamientos, versus los 621 que había registrado desde el inicio de su comercialización, a mediados del año pasado.

Próximos pasos

En los proyectos futuros de la automotriz, la alianza que se anunció a comienzos de año con Volkswagen para desarrollar de forma conjunta vehículos medianos a nivel global potenciaría los resultados del negocio de pick-ups de Ford. “En caso de que la planta de General Pachecho resulte seleccionada para fabricar un utilitario, crecería exponencialmente la producción a nivel local”, adelantó López.

Sin embargo, aclaró que, aunque la iniciativa se encuentra avanzada, todavía falta determinar aspectos relevantes. “Se trata de un proceso largo que comprende muchas negociaciones”, detalló.  

En cuanto al plan que el Gobierno lanzó para fomentar las ventas, el número uno de Ford Argentina confirmó que todavía no se definió su continuidad en septiembre. “Hasta hoy, no hay ninguna resolución. Desde Ford, queremos acompañar el incentivo. Estamos esperando que se tome una decisión al respecto”, expresó el CEO.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo