El Cronista Comercial
VIERNES 24/05/2019

Con más sabores y envases individuales, la cerveza cerró 2018 en alza

La venta creció casi 12% durante el año, gracias al primer semestre, ya que en el segundo se redujo. Supieron adaptarse al consumidor, con promociones y diversos tamaños en lata, que dieron resultado

Con más sabores y envases individuales, la cerveza cerró 2018 en alza

Las cervezas lograron cerrar 2018 con un aumento en las ventas, gracias a un buen primer semestre, impulsado por el desarrollo de una mayor variedad de propuestas, adaptadas al consumidor, en un contexto de caída del consumo masivo.

La venta de cervezas en supermercados y autoservicios, los asiáticos incluidos, creció un 11,9% en volumen en 2018, según datos de la consultora Scentia, que no incluye almacenes ni kioscos. Sin embargo, la mejora se explica sobre todo por el desempeño del primer semestre, ya que en el segundo, según las dos mayores empresas del sector, las ventas se redujeron y, de este modo, el año empezó con una tendencia de consumo negativa.

Según el mismo informe, los precios se ajustaron por debajo del 47,6% de la inflación general, en un 37,7%, pero por encima de las bebidas alcohólicas, que promediaron un 27,6%. Además de la inflación, en la cerveza pesó el alza del impuesto interno, que pasó de 8% a 14% en marzo, encareciendo aún más los costos. Sin embargo, y gracias a una mayor variedad de calibres y sabores, lograron cerrar en alza.

Hasta 2015, el 95% del consumo de cerveza era de 1 litro retornable. Desde entonces se lanzaron diferentes presentaciones individuales, de 269, 355, 363, 473, 650 y 710 cm3, según la marca, ampliando así las ocasiones de consumo.Hoy, la venta en lata pesa un 25% en las ventas, si bien el envase de 1 litro sigue siendo el de mayor peso, con un 70%, pero creció mucho la participación de calibres individuales”, destacó Nicolás Rubino, gerente de Marketing de CCU, que vende Schneider, Imperial y Heineken, entre otras. “Antes, al comprar una cerveza, había que planificarlo de antemano para llevar el envase. Ahora vas a comprar algo y quizás te llevás también una cerveza individual, sin haberlo planificado, para tomar en cualquier día y momento”, agregó.

Además, incidieron también la diversidad de sabores, una tendencia iniciada por las artesanales, en pleno auge, luego imitada por las grandes marcas industriales. “El avance de las artesanales, sobre todo en bares y restaurantes, lejos de canibalizar a las industriales sirve para construir hábitos de consumo”, destacó Leonardo Alaniz, director de Scentia Consulting. AB InBev y CCU coinciden y advierten que, lejos de quitarles mercado, las artesanales ayudaron a expandirlo.

“Incluso en una reunión de amigos quizás compran cerveza de litro, pero también llevan individuales, porque cada uno elige diferentes variedades, más allá de la rubia”, dijeron desde AB InBev, que elabora Quilmes, Brahma y Stella Artois, entre otras.

Otro factor es el desarrollo del segmento premium, de la mano también de las artesanales y de un mayor interés del consumidor por conocer cómo se elabora la cerveza y los diferentes estilos. Un segmento que crece, si bien desde una base chica. “Las premium crecen bien; en Imperial los sabores aportan ya el 20%; pero también desarrollamos Heineken, Miller, Sol y Amstel, y sumamos a Grolsch y Warsteiner, entre otras, que ampliaron la esta oferta”, explicó Rubino.

AB InBev lanzó en 2018, con mucho éxito, el Pacto Porrón de Quilmes Clásica, a $ 15, y la Brahmita, en lata de 269 cm3 a $ 15 hasta fin de año.

Ambas empresas realizaron un sinnúmero de promociones y campañas publicitarias, con buenos resultados.

Sin embargo, para este año las expectativas no son muy alentadoras. “El año pasado fue bueno, aunque en el segundo semestre hubo una leve caída en ventas. Para 2019 vemos un primer trimestre de caída a nivel industria, resta ver qué sucede después. Nos preparamos para impulsar las marcas lo máximo posible en este contexto desfavorable, de caída del consumo”, destacó Rubino. “El desarrollo de la categoría fue positivo, pero el segundo semestre cayó el consumo de cerveza, en parte por el contexto y por el alza del impuesto interno”, dijeron desde Quilmes.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo