Con inversión de $ 1000 M y el relanzamiento de Zanella, Corven apunta a tener 40% del mercado de motos

La empresa le ganó la pelea judicial a Motomel y se quedó con su competidor, cuyas plantas absorbió. En 2021, su controlante, el Grupo Iraola, proyecta facturar u$s 100 millones más a los u$s 219 millones que sumarán sus ingresos este año

Hace cinco meses, la fabricante de motos Corven le ganó la pulseada judicial a Motomel y se quedó con la marca y los activos de Zanella. Con la incorporación, la empresa alcanzó el 37% del market share y consolidó su posición como número uno del mercado. Además, con la inversión de $ 980 millones en su planta de Venado Tuerto, buscará sumar más participación y apunta a llegar al 40% en poco tiempo.

En principio, Corven se apresta a relanzar Zanella, con un nuevo diseño de marca y 50 concesionarios exclusivos. Además, hará hincapié en el servicio de posventa y la provisión de repuestos, como una manera de mejorar la experiencia del cliente.

"Originalmente, habíamos negociado sólo adquirir de la marca. Pero Motomel hizo una oferta muy agresiva por toda la compañía y complicó la situación, que terminó en la Justicia. Con la entrada de un tercero en escena, nos vimos forzados a cambiar de planes y comprar toda la empresa. En definitiva, esto terminó siendo mejor para nosotros", explicó Leandro Iraola, presidente de Grupo Iraola, la compañía madre de Corven.

El grupo fabrica, además de Corven y Zanella, la marca nacional Mondial y las internacionales Kymco, Kawasaki y Bajaj. También, está presente en el mercado de triciclos y cuatriciclos con la marca estadounidense Arctic Cat.

Hace un año, la firma había acordado pagar $ 117 millones por la marca, que estaba atravesando una delicada situación, que incluía despidos y sueldos atrasados. Sin embargo, a los pocos días, Motomel se subió a la pelea, con una oferta de $ 245 millones y un plan que incluía inversiones por $ 3000 millones.

La disputa se resolvió en agosto pasado y tanto la marca como las plantas de Zanella pasaron a manos del Grupo Iraola. En la actualidad, las fábricas de San Luis y de Caseros se encuentran operativas, en tanto que Córdoba y Mar del Plata están inactivas. En el caso de la última, se trataba de un predio alquilado que ya no será utilizado.

"La compra de Zanella la hicimos con un grupo inversor. Tuvimos que pagar 480 indemnizaciones. Nos quedamos con 70 empleados. Ahora, vamos a fortalecerla y llevarla de nuevo al lugar que debería tener. Es la marca de motos argentina por excelencia y ocupa un lugar muy importante en las preferencias de los consumidores", agregó Iraola.

En San Luis, se están produciendo motos, mientras que en la histórica planta de Caseros, comenzarán en pocos días la producción de camiones livianos urbanos Z-Truck. El proyecto de fabricar vehículos utilitarios ya estaba en los planes de la marca antes de ser adquirida por Corven.

Además de la incorporación de Zanella, la compañía aspira a un crecimiento del market share y de facturación gracias a la inversión de $ 980 millones –ya se desembolsó el 60%– que le permitió comenzar a producir motos Kawasaki en su planta de Venado Tuerto. En la actualidad, ya se están fabricando los modelos Versys 300 y Z400. En los próximos meses, sumará las Milla 400, Versys 650 Z900.

Leandro Iraola dirige los destinos de la compañía fundada por su padre, José Ismael, hace más de 50 años

Con ello, más un crecimiento de participación de Mondial y la consolidación de su negocios de buses eléctricos, de gas natural comprimido y gas natural licuado, más un incremento en el mercado de autopartes, el Grupo Iraola estima que crecerá su facturación en más de u$s 100 millones. El número representa casi el 50% de los u$s 219 millones pronosticados para 2020.

"Siempre hemos tenido grandes saltos hacia adelante con las crisis. En los últimos tres años, tuvimos un importante impulso, no solo en el negocio de motos, gracias al auge de las apps de delivery, sino en otros, como autopartes y automotores", dijo el empresario.

Este año, incluso con la crisis generada por la cuarentena, el mercado de motos no se vio tan afectado. Pese a que se estima que el año terminará con unos 275.000 patentamientos –un 10% por debajo de 2019–, en los últimos meses, las ventas tuvieron incrementos superiores al 30% en comparación con los mismos períodos del año pasado. Para 2021 se espera llegar a los 360.000 motovehículos patentados.

En gran medida, las mejores ventas estuvieron impulsadas por la búsqueda de medios de movilidad alternativos frente a las restricciones al uso del transporte público como medida de prevención para el Covid-19. Además, la incorporación de motovehículos en los planes Ahora 12 y Ahora 18 permitieron un aumento en la comercialización de motos de más alta gama, en tanto que el plan de créditos en 48 cuotas del Banco Nación hizo lo propio con el segmento de entrada.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios