Con Alaskan y S10, Renault y Chevrolet le suman potencia a las ventas de pick-ups

Renault apunta a que su nuevo modelo ocupe el cuarto puesto, en un segmento que gana share en la crisis. Ese lugar es del producto de GM, cuya nueva versión también se lanzó este mes. Además, Toyota renovó a Hilux, líder de la categoría.

Renault lanzó Alaskan, la primera pick-up mediana (1 tonelada de capacidad de carga) de su historia. La produce en Santa Isabel, Córdoba, como parte del proyecto conjunto de u$s 600 millones con su aliada global Nissan y que ya alumbró, hace dos años, a la Frontier de la japonesa. Alaskan -nombre que proviene de la lengua aleuta y significa "gran tierra"- se vende en ocho versiones, con precios de $ 2,36 millones (Confort, motor de 160 caballos de fuerza, tracción 4x2 y caja manual) a $ 4,13 millones (Iconic, 190 CV, 4x4 y transmisión automática).

El viernes, el presidente de Renault Argentina, Pablo Sibilla, explicó que, con el actual nivel de retenciones (5%), "los números son muy finitos", por lo cual no se exportará, por ahora, ni a Brasil. El ejecutivo no precisó cuántas unidades proyecta vender en el mercado local. Pero recordó que agotó las 250 de pre-venta y develó su objetivo: la cuarta posición en el mercado local. Esto supone desplazar a la S10, de Chevrolet, cuya nueva versión GM lanzó semanas atrás.

 

 

Si bien, en 10 meses de 2020, los patentamientos de pick-ups medianas cayeron cerca de 20%, según la Asociación de Concesionarias de Automotores de la República Argentina (Acara), el mercado general retrocedió 30,5 puntos, a 286.695 vehículos. Eso hizo que el segmento tenga una participación que roza el 16%, contra el 13,2% de igual altura de 2019. En 2017 y 2018 (años completos) promedió el 10%. Aunque, en ambos casos, la categoría -como todo el mercado automotor- duplicaba los volúmenes actuales.

Hilux, de Toyota, es la líder. En 2018 y 2019, incluso, fue el vehículo más vendido del país. Aunque sus patentamientos cayeron 31% en lo que va del año, conserva la corona, con 15.586 unidades, seguida por Amarok, de Volkswagen (10.989), y Ranger, de Ford (9305). La categoría se completa con la S10 (3889) y la Frontier (2739).

En 2019, cuando el segmento sumó 58.656 unidades, el podio mostró a Hilux (25.120), Amarok (12.669) y Ranger (11.635). S10 registró 6479 ventas al público y 2753 Frontier, de la que se producen 10.000 unidades anuales, que, prácticamente, se exportan a Brasil. Nissan y Renault apuntan a alcanzar 40.000 vehículos al año ya con ambos modelos en sus líneas (siempre y cuando, la francesa logre despachar al exterior).

Para que Alaskan se abra huella, Renault dispuso un plan de suscripción especial a su Plan Rombo de 120 meses, con financiación del 100 por ciento.

 

 

GM no resignará el cuarto lugar con docilidad. Semanas atrás, relanzó la S10, modelo fabricado en Brasil que cumple 25 años de vida. Con una campaña que refuerza su equipamiento tecnológico y su perfil utilitario -en especial, para el trabajo en el campo-, ofrece cinco services bonificados para un producto cuyas versiones oscilan entre $ 1,97 millón y $ 3,77 millones. Para recuperar terreno -sus ventas hoy son un tercio que hace tres años-, en GM, apuestan al envión de un 2021 que, proyectan, saltará a 400.000 o 420.000 ventas, desde las 350.000 previstas para este año. Confían en que el segmento conservará un piso de share del 15%, luego de un 2020 en cuya primera mitad llegó a tener el 17.

La brecha cambiaria, que le permitió a los ejecutivos de las automotrices finalizar el año con una cara mejor a al que se les veía en abril, le dio aditivos, también, a la categoría. Sobre todo, para los modelos de producción nacional -Hilux, Amarok, Frontier y, ahora, Alaskan-, cuyas integraciones de piezas locales van del 30% a más del 40%. "Hilux está en su valor más barato por kilo de soja", reconoció Daniel Herrero, presidente de Toyota.

 

 

También este mes, la japonesa relanzó su producto estrella, tras una inversión de u$s 50 millones. La nueva Hilux se vende en 16 versiones, con precios sugeridos que van de más de $ 1,9 millón (unos u$s 22.000 al cambio actual) a más de $ 4 millones (u$s 46.200).

"Quienes fabricamos pick-ups tendremos mucho más trabajo. A los clientes tradicionales (campo, petróleo, minería), la pandemia trajo una demanda nueva: flotas de seguridad y de sanidad", explicó Herrero. Para el año próximo, Toyota, que exporta el 75% de la producción en Zárate, ya tiene 135.000 órdenes de compra en la región. Un volumen similar al que hizo en 2018 (141.000), cuando vendió 33.000 unidades en el país.

El restyling de Toyota no sería la última noticia industrial del segmento. El mercado espera, con ansias, novedades acerca del futuro de Amarok y Ranger.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios