El Cronista Comercial
MARTES 16/07/2019

Cómo surgió el torneo de golf con reglas como las de la economía argentina

A lo largo de los 18 hoyos, los jugadores debieron aceptar las arbitrariedades creadas por la agencia The Juju para celebrar el 110° aniversario de El Cronista. La idea tuvo gran aceptación entre los participantes.

Un torneo de golf con reglas cambiantes para celebrar la historia económica de un país en el que, precisamente, las reglas suelen tener abruptas modificaciones de un día para otro. Esa fue la idea con la que El Cronista festejó su 110° aniversario, en el Cañuelas Golf Club. 

Del torneo, llamado Abierto Argentinísimo, participaron casi un centenar de ejecutivos de las principales empresas de la Argentina. Los golfistas tuvieron que someterse a arbitrariedades desde el primer hoyo, bautizado "paro de transporte", obligó a los jugadores a hacer todo el recorrido a pie, pues los carritos estaban de huelga.

"Cuando pensábamos qué se podía hacer para festejar este aniversario de El Cronista, quedó muy claro, desde el principio, que era un diario de economía y negocios en un país en el que la economía no es normal. Fue así que nos propusimos hacer mostrar la realidad del país en cada uno de los hoyos", explicó Lucho Sánchez Zinny, director general creativo de The Juju, la agencia publicitaria que ideó el torneo.

Según destacó el creativo, rápidamente se dieron cuenta de que la mejor manera de abordar el tema era desde el humor. Aunque la marca podría haberse posicionado en el lugar del experto, agregó, había un terreno fértil para realizar algo lúdico.

"Una vez que se entendió cuál era el camino, llegó el momento de encontrar ideas que lo reflejaran. Estuvimos buscando diferentes ejecuciones. Muchas veces el cliente llega con un pedido muy concreto. Pero este no era el caso, teníamos bastante libertad para pensar qué hacer. Como se trataba de festejar un cumpleaños, nos pareció adecuado organizar un evento", agregó Sánchez Zinny y explicó que, finalmente, se decidió por un torneo de golf con reglas distintas a las habituales.

Así surgieron hoyos como "cepo cambiario" (el número 3) en el que los jugadores podían elegir entre apuntar la pelota a la bandera oficial o a la bandera blue, o retenciones (el número 4), en el que tras el mejor tiro se debía retroceder 25 yardas. La sorpresa mayor llegó en el hoyo 8: se jugaba con las reglas habituales, pues era el denominado "seguridad jurídica".

Sánchez Zinny indicó que la creatividad del evento tuvo una repercusión inmediata entre los participantes del torneo. No solo por los comentarios recibidos durante el juego, sino porque muchos de ellos pidieron poder llevarse los carteles indicadores de cada uno de los hoyos a sus casas.

"Más allá de los premios y de los resultados de venta, para nosotros hay una parte de la satisfacción que la da el reconocimiento. Lo podés ver cuando vas a un asado y la gente comenta el aviso que hiciste. O en el cine, que ves la reacción de la gente en vivo cuando muestran el comercial en el que trabajaste. Acá fue muy claro. Vimos cómo se divirtieron los golfistas y después pudimos escuchar sus comentarios", dijo.

Además, destacó el alto grado de viralización que tuvo la campaña. El video realizado durante el evento tuvo tantas visualizaciones que Facebook pidió ponerle publicidad. "Facebook hace eso cuando detecta que un video viene funcionando muy bien. Y realmente lo estaba viendo mucha gente. Fue todo un círculo virtuoso muy agradable", concluyó.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo