El Cronista Comercial

Cómo ser CEO en tiempos de cuarentena

Según los expertos, la clave para liderar en esta crisis es comunicar, planificar y ser flexible ante un contexto cambiante

Cómo ser CEO en tiempos de cuarentena

El contexto que provocó la expansión del Covid-19, inédito para los expertos, presenta nuevos desafíos para todos los empleados de las compañías. Pero, en especial, para los CEOs a la hora de ejercer el liderazgo.

El teletrabajo y la gestión a distancia supone enfrentar situaciones personales y emocionales a las que uno usualmente no está acostumbrado a tratar, mientras que también es necesaria una mayor organización y comunicación para lograr una buena interacción, eficiencia y, también, logros. 

Pero, ¿cómo liderar de la mejor manera? Federico Eisner, socio director de Bain & Company, menciona como algo fundamental al bienestar personal para un buen desarrollo de las actividades durante este contexto desafiante, en el que, muchas veces, se mezclan las tareas de familiares y el ritmo de trabajo.

“En primer lugar, esta es una crisis distinta a las anteriores porque le pega a uno en lo personal y no hay un contexto externo. Hay que encontrar el espacio propio para estar bien con uno mismo”, afirmó.

Por otro lado, explica que, más allá de la lejanía física, la cuarentena habilita a todo líder a hacer algo distinto e, inclusive, hasta de relacionarse mejor con la gente.

"Es fundamental proteger a la gente y conectarse. Hay que saber que las personas están bien. La comunicación por video es indispensable para poder conectar 'físicamente' de alguna manera y creo que las interacciones tienen que ser pensadas para este momento", agregó Eisner.

En esa línea, el socio de Spencer Stuart, Pablo Taussig, coincidió en que, al momento de liderar, el CEO debe estar cerca de la gente, entendiendo que "la prioridad debe ser su salud, seguridad y, luego, la supervivencia de su trabajo y fuente de ingreso".

"Cuanto más nos acercamos a la base de la pirámide, el tercer elemento se hace más y más disparador de incertidumbre, miedo y preocupación. Por lo tanto, la comunicación, el tratar de llevar certezas dentro de lo posible y poder escuchar sus preocupaciones, es clave", expresó.

Ambos especialistas también coinciden en que los número uno, además de sobrellevar este momento, deben pensar rápidamente en el próximo escenario y el impacto de la pandemia del coronavirus como, por ejemplo, en el plano de la actividad económica.

"Lo que no puede pasar es que los líderes no piensen en el día después. La única manera de protegerse es hacer escenarios en base a lo que pasará para poder anticiparse", sugirió Eisner.

En tanto, Taussig confió que es necesaria una gran agilidad para adaptarse ante cualquier desafío inesperado. "Identificar los cambios en el entorno y las implicancias en la gente y el negocio, y las acciones que hay que realizar para neutralizar los efectos negativos y capitalizar las oportunidades. En poco tiempo, el desafío será salir de esta situación y enfrentar sus consecuencias: entonces, será necesario estar muy focalizado en una planificación y ejecución con resultados inmediatos", cerró.

En primer persona

Juan Medici es director ejecutivo de AFS Argentina & Uruguay, ONG que coordina intercambios culturales. Para él, es necesario fijar las prioridades claras y, así, asegurar una cosmovisión y entender el cuadro general de lo que está sucediendo. "Para desempeñarse correctamente en este momento, hay que poner énfasis en la situación de la crisis puntual, sin perder de vista el panorama general y las reacciones que esta genera. Fundamentalmente, hay que transmitir la seriedad de lo que está sucediendo, pero con un mensaje de que esto se podrá superar", detalló.

Calificó, además, como "imprescindible" el desarrollo de escenarios y planes de acción que se ajusten al devenir de la crisis. "Son tiempos donde cada día surge un nuevo obstáculo, una nueva restricción y falta de información para la toma de decisiones adecuada. El líder debe tener la capacidad de adaptabilidad, de flexibilidad y promover y asegurar que la organización actúe de esta manera", sumó.

Rubén Belluomo, gerente comercial de Infor, compañía de software empresarial, señaló que, pese a que, en cierta medida, ya se trabajaba en forma remota hace tiempo, ahora, es necesario un mayor nivel de organización.

"Resulta fundamental el seguimiento eficiente de todos los proyectos. Este contexto exige estar más ordenado aún para estar encima de todos los temas y tener reuniones regulares con todos los equipos para los distintos temas a seguir", confió.

Consultado sobre el ejercicio del liderazgo, Belluomo subrayó la importancia del “sentido de pertenencia”, es decir, sentirse parte de un equipo de trabajo. "Se deben sumar reuniones virtuales con todo el equipo, aparte de tener las habituales con el equipo gerencial. Estas reuniones logran que los empleados se sientan parte de un equipo, algo que, cuando se concurre físicamente a la oficina, no es tan necesario".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar