El Cronista Comercial

Celulosa Argentina suspende pagos y llama un canje de deuda

La compañía no logró cumplir con el pago de una Obligación Negociable que vencía hoy por un total de u$s 60 millones. Lo adjudicó a las condiciones financieras argentinas"

Celulosa Argentina suspende pagos y llama un canje de deuda

La compañía Celulosa Argentina -que dirige José Urtubey- no logró cumplir con el pago de una Obligación Negociable que vencía hoy por un total de u$s 60 millones. Según informó la empresa en un comunicado, las condiciones financieras argentinas complicaron a la compañía para hacer frente a sus compromisos de deuda. Buscaron emitir un nuevo bono para cancelar la deuda actual, pero tras las Paso se agravó la situación macroeconómica y debieron optar por un canje de deuda. En esa operación ingresó el 92% (u$s 55 miillones) de los tenedores mientras el resto, según Celulosa muchos holdouts del exterior, tardaron en enterarse por lo que buscan reabrir el canje para incluirlos (los u$s 5 millones remanentes). El objetivo es que quienes queden fuera del canje alcancen el menor nivel posible.

El Cronista pudo conversar con Norberto Boehm, Gerente de Finanzas Corporativas de Celulosa Argentina, quien afirmó que la estrategia que habían planificado con respecto a la deuda era poder emitir un nuevo bono para cancelar los actuales vencimientos, aunque, tras el agravamiento de las condiciones financieras en los últimos meses, dicho plan se vio inviable y se incurrió en el inicio de un proceso de canje de deuda.

“Durante los últimos 18 meses venimos con problemas financieros en línea con lo que ocurre en el contexto económico local. Nos enfrentamos al vencimiento en el día de hoy de una Obligacion Negociable por un total de u$s 60 millones. En condiciones normales dicho vencimiento se lograría refinanciar sin problemas mediante la emisión de un nuevo bono. Es decir, nuestra idea era poder 'rollear' la ON, colocando un nuevo instrumento y cancelar este vencimiento”, explicó Boehm.

El escenario financiero local se vio seriamente complicado tras las elecciones del 12 de agosto y el tipo de cambio pegó un salto importante junto con el riesgo país que mas que se triplicó desde entonces. Este contexto no solo deterioró las condiciones financieras del soberano y de la posibilidad de pago de la deuda de la Nación sino también la deuda corporativa. De esta manera, el impacto sobre empresas como Celulosa fue directo.

“Tras las Paso el contexto se complicó aun mas y se nos hizo imposible poder pensar en un 'rolleo' de la deuda. A partir de allí cambiamos la estrategia y comenzamos a diseñar un canje de deuda, el cual fue realizado la semana pasada. El canje fue muy exitoso con un 92% de adhesión y muchos de los que se quedaron afuera son inversores del extranjero debido a que tardan mucho en enterarse. Tuvimos llamados de esta semana de inversores que recién se había enterado y por ello estamos reabriendo el canje en algún momento de la semana que viene”, sostuvo el gerente de finanzas corporativas de Celulosa.

Desde la compañía tienen la expectativa que el nivel de “holdouts” (bonistas que quedaron fuera del canje de la deuda) tienda a cero tras la reapertura del nuevo canje de deuda. Mientras, suspendieron el pago de capital e intereses de la ON que vencía hoy por un total de u$s 5 millones (remanentes).

El instrumento ofrecía un cupón de 9,5%. En el canje ofrecieron un cupón del 10% y para los que entraban temprano, desde Celulosa ofrecieron una prima del 5% adicional.

Respecto de la situación del negocio, desde la compañía afirmaron que se muestra "sólido y con flujo de caja en dólares".

“Tenemos un buen nivel de exportaciones y todos los precios de los productos que vendemos y están mayormente dolarizados. Nuestra expectativa respecto del mercado es bueno para el año que viene. El problema de la deuda que enfrentamos y nos complica es por las condiciones financieras locales de los últimos 18 meses”, cerró Norberto Boehm, Gerente de Finanzas Corporativas de Celulosa Argentina.

Shopping