El Cronista Comercial
MIÉRCOLES 17/07/2019

CEO de Air France: “Bajamos 30% las tarifas para alentar la demanda argentina”

La venta de pasajes aéreos internacionales se redujo entre un 30% y 40% a partir de la devaluación del dólar, admite Henri Hourcade, director General para América Latina, Caribe y Océano índico de Air France - KLM.

CEO de Air France: “Bajamos 30% las tarifas para alentar la demanda argentina”

La venta de pasajes aéreos internacionales se redujo entre un 30% y 40% a partir de la devaluación del dólar, admite Henri Hourcade, director General para América Latina, Caribe y Océano índico de Air France - KLM.

Ante esa retracción, las aéreas debieron impulsar fuertes rebajas en las tarifas en dólares para alentar la demanda de los argentinos en rutas internacionales. En una entrevista a El Cronista, Hourcade comentó que a Air France - KLM reducir las tarifas le permitió mantener estables las ventas, tras una primera caída, y alentar más los viajes de europeos hacia Buenos Aires. Pese a todo, el grupo no sintió el impacto de la crisis argentina en la ocupación de sus dos rutas desde Ezeiza a París, con Air France, y a Ámsterdam, con KLM.

“La ocupación de nuestras rutas a Buenos Aires promedian un 90%; solo bajamos un punto contra 2018, cuando promediaban 91%, pero porque aumentamos un 10% la capacidad de asientos entre Ámsterdam y Ezeiza con KLM, ya que sumamos una frecuencia semanal en 2018; pasamos de seis a siete vuelos semanales. No es anormal que se reduzca la ocupación cuando hay más oferta”, explica Hourcade.

-¿Registraron una menor demanda de argentinos?

-Sí, sentimos una baja en las compras; a nivel mercado, las ventas en la Argentina para viajar al exterior se redujeron entre 30% y 40%. Pero para nosotros la caída no es tan grande. En 2017, antes del verano europeo, uno de cada dos pasajeros era argentino, a París y a Ámsterdam. Hoy, el 40% es argentino; el resto son en su mayoría europeos (franceses, holandeses, alemanes) y también chinos. Tenemos un sistema de hubs que nos permite compensar la baja de un mercado con otro, para mantener la capacidad y conservar el producto, con pequeños ajustes.

-¿Debieron reducir tarifas?

-Sí, ante la menor demanda, reducimos en el segundo semestre un 30% las tarifas, tanto para volar desde la Argentina hacia Europa como desde Europa hacia la Argentina. Por eso también registramos un crecimiento de pasajeros europeos, que ayudan a compensar la baja de argentinos.

-¿Fue un mal momento para ampliar frecuencias de KLM?

-Ya estaba previsto desde antes; y con el sistema de hubs que tenemos, de conexiones, se pueden compensar los mercados, y estamos teniendo más europeos. Ahora, desde mayo, la ruta Ámsterdam - Ezeiza de KLM cambiará de avión. Pasamos de un 777-300, de 400 asientos, a un Dreamliner, de 300; KLM reducirá 10% su capacidad pero a la vez Air France la aumentará en la ruta París-Ezeiza, por una diferente configuración de la cabina, que permite más asientos. Así podemos mantener nuestro mejor producto a la Argentina. En KLM estamos mejorando las cabinas, con Business Full Access (todos los asientos acceden a los pasillos), asientos reclinables 180º y WiFi en todo el avión.

-¿La baja tarifaria afectó a la rentabilidad?>

-No hablamos de rentabilidad por rutas ni empresa, pero a nivel grupo fue un poco más baja en 2018 que en 2017. Pasamos de una ganancia operativa de 1555 millones de euros a 994 millones.

-¿Cómo ve al mercado aéreo argentino?

- Es un mercado difícil, que está en crisis. Pero no por la competencia; estamos habituados a la competencia y eso nos lleva a mejorar nuestros productos; eso impulsa a seguir con la estrategia de mejoras continuas. Comenzamos desde 2015 a equipar nuestros aviones de Air France y KLM con las mejores cabinas y la Argentina estuvo entre los primeros mercado en incorporar los cambios.

-¿Qué importancia tienes las rutas a Buenos Aires, dentro de América latina?

-Es la tercera en capacidad de asientos, detrás de Brasil y México, pero la segunda en número de frecuencias, a la par de México, por detrás de Brasil.

-Están dentro de Sky Team, como Aerolíneas Argentinas. ¿Aprovechan las sinergias de la alianza?

-Trabajamos muy bien con Aerolíneas desde que ingresó a Sky Team; tenemos code share (código compartido), pero se podría mejorar aún más si hubieran más vuelos domésticos en la Argentina desde Ezeiza, para poder conectar con los internacionales. Por ejemplo, para viajar a Mendoza es más cómodo hacerlo vía San Pablo que por Ezeiza. Pero tenemos igualmente mucha cooperación.

-¿Cómo ve el proceso del ingreso de aéreas low cost al país?

-Vemos en la Argentina lo que pasó en Europa hace unos años con low cost de corto y medio recorrido. En Europa tomaron parte importante del mercado, hicieron evolucionar a los operadores tradicionales e impulsaron una baja de tarifas y costos internos; sirvieron para desarrollar y ampliar el mercado. El grupo tiene una low cost, Transavia, de medio recorrido, con B737 desde Orly y Ámsterdam que vuela en Europa, hasta el Mediterráneo y África del Norte. Pero no hace vuelos de largo alcance.

-¿Prevé una recuperación del mercado argentino?

-Sí, esperamos que vuelva a recuperarse, el tema es cuándo. Y eso no lo sé responder. En cantidad de reservas está deprimido, pero ahora tampoco baja, está ya más estable, aunque con tarifas más bajas en dólares. La baja de tarifas sirvió para alentar la demanda, fue automático. En general, una tarifa normal desde Buenos Aires a Ámsterdam y París, con conexiones a Europa, promedia los u$s 800.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo