El Cronista Comercial

CEO de Agco: "Hay una inversión en espera en el campo, hasta que se defina el panorama macroeconómico"

Para Nicolás Ballestrero, quien lidera a la fabricante de maquinaria agrícola en el país, la mayor producción rural no se tradujo en más ventas de equipamiento

CEO de Agco:

Los resultados históricos de la última campaña agrícola reavivaron las expectativas de los comerciantes de maquinaria para ese sector. Sin embargo, la actividad no termina de despegar.

Aunque la caída de las ventas se desaceleró, el volumen de comercialización se encuentra muy por debajo de lo esperado. Así lo asegura Nicolás Ballestrero, gerente general de Agco Argentina, multinacional referente del mercado que tiene su planta de producción y ensamble en General Rodríguez, provincia de Buenos Aires. 

Tras un 2018 en el que la sequía y la notable disminución de los rindes provocaron el derrumbe del mercado interno de tractores y cosechadoras, el sector estimó, a comienzos de año, que los resultados de la buena cosecha conducirían a una recuperación de las ventas de equipamiento y agropartes.

No obstante, el repunte de la producción agrícola no se tradujo en un incremento de la demanda de bienes de capital. "Los números de esta campaña récord no se vieron reflejados en un aumento de las ventas", aseguró el managing director de la filial local de la compañía y reconoció que el contexto político y macroeconómico, signado por la incertidumbre en torno a las próximas elecciones presidenciales y la constante fluctuación del dólar, demora las decisiones de compra.

¿Cómo evalúa el resultado de la exitosa cosecha?

La cosecha fue récord, con incrementos interanuales de entre un 35% y un 40%. De todos modos, hay que tener en cuenta que la campaña pasada (2017/2018) fue desastrosa y registró la peor sequía de los últimos 50 años.

La cosecha fue récord, con incrementos interanuales de entre un 35% y un 40%

Por eso, para que la comparación sea más precisa, hay que contrastar las cifras de la campaña 2018/2019 con las de 2016/2017. Así, se observa un crecimiento del 10% en el volumen de toneladas, que pasaron de 126 millones a 138 millones. El número de hectáreas sembradas también aumentó en este período un 8% (de 34 millones a 36 millones). Por donde se analice la situación, los resultados son positivos.

¿Cuál fue el impacto de estos resultados en el sector? 

La mayor producción agrícola ocasionada por la mejora climatológica no se tradujo en más ventas. En julio, el mercado registró una baja del 16% con respecto al año anterior. Aunque la caída comenzó a ser menos pronunciada, en el acumulado del año, decreció un 28% interanual la venta de tractores y un 7% la correspondiente a cosechadoras.

Y la diferencia es grande con respecto a 2017. Por poner un ejemplo, en ese año, se vendieron 7500 tractores, momento en el que existía un buen nivel de créditos. En cambio, este año venimos aproximadamente un 67% debajo: apenas se vendieron 2475 unidades. Si este año hubiese sido macroeconómicamente bueno, habrían sido otros los números. Sin lugar a dudas. 

En un año electoral como este, ¿cómo juegan las elecciones presidenciales?  

El resultado de las elecciones será un factor clave en la decisión de compra de maquinaria agrícola. Pero este escenario de incertidumbre ya empezó a repercutir en las ventas. Hay una inversión on hold hasta que se defina el panorama.

Es decir, los concesionarios están aguardando para tomar decisiones, al igual que los productores de campo. Los primeros están un poco reticentes a abrir sucursales o comprar stock por no tener en claro qué puede ocurrir. Y los segundos les temen a la posible vuelta de las retenciones, como ocurría previo a 2015. Son miedos que hacen que las decisiones grandes queden en stand by. Esperamos que, luego, de octubre el mercado comience a moverse más. La elevada inflación desalienta la inversión. 

¿Cuáles son las expectativas de la industria para los meses siguientes a las elecciones?

No se ve un jardín verde en el corto plazo. La cautela actual en torno al brusco movimiento del valor de referencia de la divisa estadounidense persistirá. Por eso, el mayor anzuelo para fomentar la venta de maquinaria es financiar en pesos las transacciones.

¿Cómo le fue a Agco en el primer semestre de 2019?

Cualitativamente, la compañía tuvo una buena primera parte del año, con un rendimiento alto. El portfolio de la compañía se está ampliando. Ya no comercializamos sólo tractores, sino que abarcamos todas las necesidades actuales. Nuestra oferta incluye cosechadoras, pulverizadoras y maquinaria forrajera, entre otros equipos. Constantemente, realizamos lanzamientos.

Cuantitativamente, crecimos 4 puntos de market share (de 4% a 8%), lo que significó la duplicación de nuestras ventas de cosechadoras. En lo que respecta a tractores, nuestra comercialización creció un 15% en lo que va del año. Logramos obtener un mejor posicionamiento de la empresa en un mercado que se retrajo. Si bien los números del consumo no acompañaron, tratamos de hacerle frente a la pérdida de facturación y, en consecuencia, de rentabilidad.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo