El Cronista Comercial
MARTES 25/06/2019

Número uno de ABB: "La estabilidad es un desafío, se planifica con una expectativa que no ocurre"

José Paiva llegó a la Argentina como Country Managing Director de ABB Argentina, Bolivia, Uruguay & Paraguay en septiembre de 2017. Graduado en Ingeniería Eléctrica en el Centro Universitário do Instituto Mauá de Tecnologia en San Pablo y en Administración de Empresas en la Universidad Presbiteriana Mackenzie, el ejecutivo con 36 años de carrera en la compañia, se desempeñó en América Latina en distintas áreas de la empresa.

CEO de ABB:

Con un muy buen español tras su paso por Chile, José Paiva; Country Managing Director de ABB Argentina, Bolivia, Uruguay & Paraguay; aún conserva intacta su tonada brasileña. Conoce la región y sabe manejarse en los vaivenes de las economías latinoamericanas. Recibe a El Cronista en el edificio que la empresa estrenó a principio de 2018 y además lidera la mudanza, que terminará a fin de mes, de la planta de Valentín Alsina a una planta similar en cuanto a tamaño, 15.000 m2, en Esteban Echeverría. Como empresa de tecnología, como él mismo la define, su objetivo es ser muy relevantes en las dos revoluciones tecnológicas que están ocurriendo: la 4° Revolución Industrial y la revolución tecnológica de energía. Y para ello –asegura– es indispensable contar con fábricas que aseguren calidad mundial.

¿Cómo ve la situación actual? ¿Lo preocupa?

En la Argentina ABB está hace 97 años y pretendemos estar otros 97. Las inversiones recientes están basadas en esa visión de largo plazo. En 2012 hicimos una inversión importante, de u$s 7 millones, en la planta de Tucumán que produce interruptores pequeños de uso hogareño. El objetivo, tener una planta de nivel mundial para exportar a América latina. Hoy opera en plena capacidad y exportamos a América latina y ahora empezamos también a México.

Ya en la primera mitad de 2017 tomamos la decisión de mudarnos de Valentín Alsina porque aquellas instalaciones estaban muy viejas para poder hacer modificaciones. Así la parte administrativa pasó a este edificio y la producción la estamos mudando a una fábrica que, aun que arrendada, fue construida especialmente para ABB, en Esteban Echeverría. Eso significó una inversión de u$s 5 millones. Lo que es una demostración de que en épocas no tan buenas ABB sigue creyendo en el mercado argentino y que queremos estar presentes con instalaciones competitivas.

¿En qué sectores ve oportunidades en la Argentina?

Participé de una charla de un economista argentino que me pareció muy bien estructurada. Si viene estamos pasando un momento difícil él hablaba de esta mirada de largo plazo. Y señalaba cuatro sectores: agro, en el cual nosotros vamos a seguir desarrollando el área de Alimentos de Bebidas. El área minera: hay temas ahí que son más legales o de regulación que hay que resolver pero los países a fin de cuentas son mineros y la Argentina un día va a tener que resolver porque tiene muchas riquezas. El área de energía, principalmente Vaca Muerta, que ya está ocurriendo. Nosotros tenemos una participación importante cuando el pozo está listo con equipos para alimentar el pozo de energía eléctrica y también para mediciones e instrumentación de procesos. Y, después, el transporte. Si Vaca Muerta da todo el gas que está disponible van a faltar medios para transportarlo a los centros de consumo. La última área es Data Centers. De acuerdo con este economista, en esta área la Argentina tiene muchas posibilidades. Y sin nada efectivo, nosotros vemos interés de Google, Facebook, Amazon de data centers acá.

Estas áreas no dependen del gobierno de turno, son sectores de planeamiento estratégico para el país.

¿Qué desafíos tiene para los próximos meses?

A mediados del año pasado mirábamos el 2019 y veíamos un primer semestre complicado pero teníamos la expectativa de una recuperación en el segundo semestre. Estamos viendo que no es así. Está recuperación no va a venir ahora. Entendemos que en cualquier país las elecciones tienen un efecto importante en esta recuperación y por lo tanto vemos que la recuperación debería venir el próximo año. Estamos contando con eso. Entonces la estabilidad es quizá el desafío. Uno planea con una expectativa y esto no ocurre.

Lo que sí sabemos es que la Argentina tiene muchas necesidades de infraestructura y ABB opera en esta área, por lo tanto es un match bastante bueno siempre y cuando las cosas sigan ocurriendo. Creemos que podemos colaborar con el desarrollo de infraestructura del país.

Por ejemplo, el nuevo sistema eléctrico que se está generando con las renovables es una novedad para el sistema de un país como la Argentina. Antes tú tenías las grandes centrales en el área que tenía la línea de transmisión. Hoy día hay áreas de transmisión en distintos lugares del país y son fuentes de energía distintas. Esta complejidad requiere nuevos sistemas de transmisión que están dentro de este contexto de los PPP. Los PPP estaban previstos para el segundo semestre del año pasado, primero semestre de este año. Parece que ahora una cosa está saliendo. Es continuidad lo que necesitamos.

La devaluación es otro desafío. Por un lado podemos ser más competitivos pero crea una situación interna que no es buena y genera más inflación.

En ese sentido, ¿cómo los afectó la devaluación?

En general, tenemos contratos alineados con el dólar. Por eso, en cuanto a las exportaciones pasamos a ser más competitivos. Los costos nos aumentaron pero en menor medida.

¿Qué porcentaje de la producción exportan?

La planta de Tucumán exporta un 60% y la de Esteban Echeverría un 30%. Estamos siempre trabajando para optimizar los costos para exportar más. Nuestro objetivo al mudar la planta, que no tiene un área mayor, tiene procesos más eficientes y nos permite tener una capacidad de producción más grande.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo