El Cronista Comercial

Bulgheroni también crece en cerezas

Extraberries, controlada por el empresario petrolero, logró el récord de 1500 toneladas exportadas y ya capta el 30% del mercado. La empresa avanza en China, mercado que abrió un año atrás las puertas a la fruta argentina

Bulgheroni también crece en cerezas

La empresa argentina Extraberries, controlada por el empresario Alejandro Bulgheroni, registró un nuevo récord en exportación de cerezas, que produce en sus campos de las provincias de Río Negro y Chubut, al alcanzar las 1.500 toneladas vendidas.

Extraberries cuenta con plantaciones e instalaciones de empaque en las localidades de Chimpay (Río Negro) y Sarmiento (Chubut); con ese volumen, la empresa se consolidó como la mayor exportadora de cerezas de la Argentina, con una participación de mercado de casi un 30% del total, según se informó.

La fruta patagónica, muy requerida en los mercados del exterior por su tamaño, color y sabor, tuvo como principales destinos a Estados Unidos, China, Canadá, Hong Kong, Reino Unido, España, Italia, Arabia Saudita y Bahrein, entre otros.

En esta campaña de exportación, que acaba de concluir, la empresa consolidó las ventas a China, luego de que el gigante asiático abriera su mercado para esta fruta argentina hace un año, en enero de 2019.

“La empresa invirtió en los dos últimos años cerca de u$s 5 millones en una nueva línea de empaque y coberturas contra lluvias y granizo en Chimpay, y en obras de mejoras en riego y anti helada en Sarmiento. Las inversiones futuras contemplan un nuevo empaque en Sarmiento y el desarrollo de 400 hectáreas en ambos campos”, comentó Adolfo Storni, presidente de Extraberries, una de las mayores empleadoras de la zona, con más de 1000 trabajadores contratados en la temporada de cosecha y empaque, de octubre a febrero.  

Según la empresa, la Patagonia argentina se está consolidando como "una de las zonas donde se concentrarán las futuras plantaciones de cerezas del mundo", al ser una de las pocas regiones del hemisferio sur donde abunda la tierra, el agua, suficientes horas de frío y recursos humanos calificados, además de una experimentada cultura frutícola, detalló.

En los últimos meses, el sector de las cerezas profundizó el diálogo con las nuevas autoridades del Ministerio de Agricultura y del Senasa, con el fin de tener operativo para la próxima campaña un nuevo protocolo fitosanitario con China que permita las cargas vía aérea. De este modo, las empresas buscan la manera de aprovechar la ventana comercial para fruta temprana, ya que durante los meses de noviembre y diciembre se logran los mejores retornos.

“China es el principal importador mundial de cerezas”, destacó Storni, y agregó que “la demanda china de cerezas representa una enorme oportunidad para la producción local, para generar nuevas inversiones que aumenten plantaciones y tecnologías de procesos”.