El Cronista Comercial

Un grupo dueño de un shopping de Punta del Este se quedó con el Buenos Aires Design

Después de haberse demorado la definición por varias semanas, se conoció quién será el nuevo adjudicatario del mall que se convirtió en un ícono porteño del diseño y la decoración. La inversión inicial prevista es de u$s 13,4 millones

Buenos Aires Design: el grupo dueño de un shopping de Punta del Este se quedará con el centro comercial

El Buenos Aires Design, el tradicional shopping de diseño y decoración que se convirtió en un punto icónico de la Ciudad de Buenos Aires, ya tiene nuevo concesionario. 

Hoy al mediodía se llevó adelante la apertura del segundo sobre de la licitación que realizó el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con las propuestas económicas y los detalles de los proyectos propuestos.

Hatzlaja, un grupo empresario dueño del shopping Oh La Barra en Punta del Este (Uruguay), fue la empresa ganadora. La compañía ofertó un canon mensual de $ 5.779.220 para quedarse con la concesión del predio de Recoleta y superó la apuesta de IRSA Propiedades Comerciales, el anterior locatario (desde 1993) y el mayor operador de centros comerciales del país, que ofertó un canon mensual de $ 4.114.014. El canon mensual base que se había establecido era de $ 2 millones.

Tras haber refinanciado su deuda, Impsa pone el cartel de venta

En diciembre pasado, Industrias Metalúrgicas Pescarmona (Impsa) consiguió aire para los vencimientos de deuda que tenía entre diciembre de 2019 y junio de 2030. Pero no fue la única novedad para la compañía fundada por la familia Pescarmona en 1907. La empresa decidió avanzar en la búsqueda de inversores.

Aunque ya se conocieron los resultados de la licitación, todavía falta que se efectúe la aprobación final y se realice la adjudicación del inmueble. De esta manera, queda anulada la posibilidad de renovación para el holding que lidera Eduardo Elsztain.

La firma ganadora desarrollará un concepto que, según adelantó, será atractivo para un público diverso de edades, con propuestas comerciales, culturales, recreativas, gastronómicas y con oficinas de co-working, aunque el foco estará puesto en el entretenimiento.

Con una inversión inicial de obra estimada en u$s 13,4 millones, el grupo empresario prevé distribuir la utilización del espacio de la siguiente manera: un 40% estará destinado al entretenimiento y el uso cultural; un 24%, a la gastronomía; un 18%, al estacionamiento; un 16%, al comercio; y un 2%, a oficinas y espacios de coworking.

Asimismo, el shoppping dejará de llamarse Buenos Aires Design, ya que el nombre es una marca de IRSA. Según pudo saber El Cronista, es probable que se llame "Oh Buenos Aires", similar al nombre del complejo de Punta del Este.

Con el objetivo de renovar el icónico centro comercial, en 2019, el gobierno porteño llamó a una licitación pública nacional e internacional para la propiedad por un plazo de 15 años, prorrogable por única vez por un máximo de cinco años más, y por cinco años para el estacionamiento situado en la Calle Junín, ubicado debajo de la Plaza Intendente Alvear.  

"El nuevo proyecto promueve la puesta en valor del edificio y la preservación del patrimonio histórico y cultural, al tiempo que permite la integración urbana y un mix de usos para que cada vez más vecinos puedan disfrutar del espacio", destacó la administración de Horacio Rodríguez Larreta.

Se trató de una licitación de doble sobre en el marco de la ley N° 6.087 para la puesta en valor y la explotación comercial del edificio. El proceso comenzó en agosto del año pasado y concluyó hoy. 

La documentación fue analizada por la Comisión de Evaluación de Ofertas, integrada por tres personas designadas por la Subsecretaría Administración de Bienes Inmuebles que, de acuerdo a fuentes porteñas, "fueron elegidas por su idoneidad para la tarea".

Se presentaron cuatro empresas al inicio del proceso, pero dos de ellas obtuvieron el puntaje mínimo (de 80/100) en los antecedentes técnicos y empresarios y en la calidad del proyecto en la primera etapa, es decir, en el anterior sobre. De esta manera, solo continuaron en carrera de cara a la apertura del segundo sobre Hatzlaja e IRSA.

Desde que la empresa que Elsztain dejó de operar el centro comercial en noviembre de 2018 porque se terminó el contrato, el Gobierno de la Ciudad le otorgó un permiso de uso precario y gratuito al shopping para evitar su cierre y la pérdida de 800 puestos de empleo. Desde entonces, gestionan el mall la Cámara de Empresarios Madereros y Afines (CEMA) y la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) hasta que se complete la asignación de la adjudicación.

El 30 de diciembre del año pasado cerraron los locales comerciales que se encontraban allí y solo permanecieron abiertos los restaurantes y los bares ubicados en las Terrazas del Pilar, que balconean a la plaza. Según le mencionaron a este medio fuentes allegadas al proceso, los comercios gastronómicos seguirán funcionando hasta que Hatzlaja desarrolle su propuesta, aunque tendrán la posibilidad de negociar su continuidad.

Inaugurado en 1993, el Buenos Aires Design se convirtió en un sitio de referencia para diseñadores, decoradores y arquitectos, ya que fue el único centro comercial con tiendas dedicadas a la comercialización de insumos de construcción, equipamiento y mobiliario. Fue emplazado aprovechando un desnivel del terreno, junto al Centro Cultural Recoleta. 

Shopping