El Cronista Comercial
MIÉRCOLES 20/02/2019

BRF vende Avex por u$s 50 millones a Granja Tres Arroyos y Fribel

Incluye la entrega de tres fábricas de la empresa. Se enmarca en un proceso de reestructuración de la compañía brasileña. 

BRF vende Avex por u$s 50 millones a Granja Tres Arroyos y Fribel

“Estamos enfocados en la conclusión del plan de reestructuración y mantenemos nuestro objetivo de reducir el endeudamiento de la compañía como paso esencial de nuestro plan estratégico”, dijo el director Operativo de BRF, Lorival Luz, en un comunicado.

La venta incluyó la transferencia de las tres unidades que posee Avex, ubicadas en Rio Cuarto, Llavallol y Villa Mercedes. La primera posee una capacidad de faena de 160.000 cabezas de pollo por día, mientras que las otras dos procesan más de 10.000 toneladas mensuales de productos, entre los que hay margarinas, aceites, mayonesas y aderezos. La compañía, también, exporta cortes de pollos congelados a más de 40 países.

Según Puntal, un medio de Río Cuarto, el secretario del Sindicato de la Carne en esa cuidad, Fabio Oviedo, dijo que no existió un comunicado oficial con la federación ni el sindicato. “Nos enteramos por los medios”, expresó, y agregó que en esa operación se mantienen a la espera de una oficialización de la noticia, mientras continuarán operando bajo la denominación de Avex.

El programa de desinversión de la compañía totaliza, hasta ahora, aproximadamente 1900 millones de reales en operaciones ya firmadas. Según informó la empresa, los recursos de esta transacción, junto con los demás acuerdos firmados anteriormente, “serán íntegramente utilizados para el pago de las deudas que vencen en el primer trimestre de 2019”. En 2016, en una situación diferente a la actual, la firma había anunciado inversiones de u$s 292 en la Argentina para ese año, como parte de un plan global de u$s 700 millones.

La de Avex tampoco fue la única adquisición de Granja Tres Arroyos en el año. En marzo se hizo cargo de Cresta Roja, la productora de pollos en quiebra. A fines de noviembre, la planta número dos de la empresa comenzó a producir otra vez, pero con solo 180 de los 1200 operarios que tenía antes.

A comienzos de este año, BRF había acordado la venta de Quickfood —dueña de la marca Paty— al grupo Marfrig, también de ese país, por u$s 60 millones a cambio del 91,89% de su capital social. La empresa operaba en tres plantas —ubicadas en San Jorge, Baradero y Arroyo Seco—, con una capacidad de faena de 620 cabezas de ganado diarias y un potencial de procesamiento de unos 6000 metros cúbicos mensuales de hamburguesas, salchichas, productos en frío y vegetales congelados. En esa operación, Marfrig también había aceptado comprar activos inmobiliarios e industriales en Várzea Grande (Mato Grosso), por 100 millones de reales (u$s 25,5 millones).

En marzo de este año, BRF había sido encontrada culpable en el marco de la operación “Carne Débil”, que dio a conocer una trama de corrupción a través de la cual se pagaban sobornos a controladores para comercializar carne en mal estado e, incluso, vencida. Fue clausurada, en consecuencia, una fábrica en Mineiros (Brasil), que luego volvió a funcionar. Un mes más tarde, por falsificación de documentos, la Unión Europea prohibió el ingreso de carne avícola desde Brasil, lo que afectó a 20 frigoríficos de ese país, especialmente a BRF.

 

 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo