El Cronista Comercial

BMW es optimista para este año aun con todos sus autos afectados por el impuesto interno

El número uno de BMW en la Argentina dice que la incertidumbre política ya pasó, y que lo afectan los impuestos internos más de lo que lo preocupa el contexto económico.

BMW es optimista para este año aun con todos sus autos afectados por el impuesto interno

Rolf Epp, el CEO de BMW Group Argentina, es optimista. A pesar del contexto económico, espera que este año las ventas de la marca alemana, segunda en el mercado premiun, tenga ventas similares a las de 2019, un año en el que el mercado en general cayó más de 40% mientras la empresa resistió mejor, con una baja de 30% (20% para Mini). Aun así, señala como un problema el impacto de los impuestos internos que afecta a todos las vehículos que la marca vende en el país.

El año pasado caímos menos que el mercado, lo que significa que aumentamos en participación de mercado. Esto y que cumplimos con la cantidad de lanzamientos previstos es una señal muy positiva", dijo Epp a El Cronista durante el lanzamiento de dos nuevos modelos: Serie 1 y X1.

El ejecutivo explicó que hay demanda en el país y que después de años complicados -primero por no poder importar y luego por la crisis económica y la incertidumbre política- el mercado tiene margen para crecer. "Si esas variables vuelven a ser medianamente estables como en otros mercados normales podría mejorar mucho", aclaró.

La mejora esperada La red de concesionarias in para la marca repercute también en su red de concesionarias, que según Epp ya invirtió u$s 10 millones en mejorar instalaciones y continuará haciéndolo en 2020.

Mirá también

Reef se sube a la ola de reestructuraciones

La empresa tiene dos emisiones de obligaciones negociables, en dólares. Después de un 2019 en rojo, esperaba crecimiento moderado y mejoras operativas para este año. Pero la pandemia de coronavirus "magnificó en forma sideral" el contexto económico adverso, explicó

La oferta de vehículos de la marca alemana tiene precios entre u$s 46.000 a u$s 101.000, todos afectados por el impuesto interno, incluso algunos en 54%. "Nosotros decimos que si las escalas fueran como antes o no estuvieran, se vendería más y por lo tanto se recaudaría más en otros impuestos", explicó Epp.

¿Cuál es la estrategia comercial para que el precio de sus autos no pegué un salto fuerte por pasar de franja y tener que pagar más impuesto?, le preguntó este diario a Epp. "Evitamos vender autos cuyo precio esté al borde. Un auto que está en la primera franja y pasa a la segunda automáticamente sube un 17%", respondió. Como parte de esta decisión, la marca trae todas las carrocerías que se venden en Europa para Argentina pero en los modelos de mayor valor, solo hay una motorización; para simplificar la gama de productos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar